jueves, 5 de diciembre de 2019

Sorprendente aparición de Actúa, 6 meses después de las elecciones

0 comentarios


Aunque los más nuevos en la empresa quizás no conozcáis quienes son los miembros de la "Plataforma independiente de trabajadores de everis Centers Sevilla" Actúa, ya que llevan desaparecidos desde las pasadas elecciones del mes de junio, basta decir que en la pasada legislatura uno de sus miembros era un gerente del centro. Actúa es, como ya hemos demostrado anteriormente, la candidatura de la dirección de la empresa para introducirse en el Comité de Empresa y tratar de controlarlo.

Por lo tanto, lo que no es sorprendente es que intenten engañar a los trabajadores una vez más. Para evitar que tergiversen la realidad vamos a explicar exactamente las ‘propuestas’ de Actúa en el Comité.

En primer lugar hay que entender que, siendo Actúa la propia empresa, las ‘propuestas’ que llevan al Comité surgen probablemente de la propia dirección, que concede a su candidatura la posibilidad de vender lo que la empresa tiene pensado implementar como un supuesto logro de Actúa, para así reforzarlos ante los trabajadores.

La primera ‘propuesta’ de Actúa, acelerar la carrera de los juniors es, por un lado, innecesaria y por otro lado una trampa. Innecesaria porque la empresa puede actualmente acelerar la carrera de cualquier trabajador (incluido los juniors) cuando quiera. No solo puede hacerlo sino que en determinados casos lo hace, y se asciende a trabajadores independientemente de unos plazos que, por otro lado, hay que recordar que los impone la propia empresa pero que no son ninguna imposición legal. Y es una trampa porque el problema de ser junior no son los plazos para acelerar la carrera profesional sino los salarios de miseria que se perciben, algo que parece ser que a Actúa no le preocupa en absoluto.

Desde CSC apostamos por unas categorías laborales que se ajusten a nuestras capacidades profesionales, con salarios muchos más altos para juniors así como para el resto de categorías, de forma que un trabajador no tenga que acelerar su carrera profesional para poder percibir un salario mínimamente digno, saltándose pasos en su aprendizaje, asumiendo responsabilidades por encima de su experiencia, sufriendo una exigencia desmedida, porque la empresa y su candidatura (Actúa) les niegan un salario que les permita vivir dignamente.

Por supuesto, en la ‘propuesta’ de Actúa no hay definido ningún criterio para esa aceleración de carrera, dejando una vez más todo en manos de la empresa, de manera que esa supuesta aceleración la tendrán los que la dirección del centro decida, sin unos criterios claros que el trabajador pueda cumplir, todo de forma totalmente subjetiva, permitiendo que factores extra laborales influyan en esas decisiones como caerle bien a tu responsable. De esta forma se prima, por un lado, la sumisión ante la dirección de la empresa, eliminando el espíritu crítico, y por otro lado la competencia entre trabajadores para ser ascendido antes, en lugar del compañerismo y la solidaridad para conseguir unas mejores condiciones para todos.

La segunda ‘propuesta’ de Actúa es aún más grave si cabe puesto que supone una medida que es el sueño húmedo de la dirección de la empresa, eliminar la jornada intensiva en verano. Porque lo que ocultan en su comunicado los miembros de Actúa es que todas las medidas que ellos proponen, al igual que las que la empresa ha implantado unilateralmente (flexibilidad, teletrabajo...) están supeditadas a la decisión final de la empresa que concederá o no una medida en función de las sacrosantas necesidades del proyecto, o que podrá modificar dicha medida a su conveniencia en cada momento (obligando por ejemplo a modificar la flexibilidad horaria en semanas con festivos para no ‘perder’ horas de trabajo).

De esta forma, si se aprobara "flexibilizar" la jornada intensiva, lo que se estaría haciendo en la práctica es abrir la puerta a dejar de tener jornada intensiva en verano y que cada proyecto diseñe la jornada intensiva en base a las necesidades del cliente. Después, basta con coaccionar a los trabajadores para que ‘elijan libremente’ esa jornada bajo la espada de Damocles del despido o planteando una alternativa aún peor (la estrategia del mal menor) y el teatrillo está listo.

Los miembros de Actúa defienden esta medida apelando a la ‘libertad individual’ de decidir de cada trabajador pero, ¿qué libertad tiene un trabajador que sabe que puede ser despedido libremente en cualquier momento? ¿Qué libertad existe en este sistema para quienes estamos obligados a vender nuestra fuerza de trabajo al mejor postor para poder sobrevivir? La única libertad que tenemos los trabajadores es la de morirnos de hambre. Todo lo demás no es más que una ilusión que tanto las empresas como sus lacayos se empeñan en hacernos creer. Pero quienes conocemos bien sus artimañas ya sabemos en qué consiste esa libertad, la libertad de ‘aceptar’ lo que la empresa te pone por delante o ser puesto de patitas en la calle porque quien tiene verdadera libertad es el empresario, no los trabajadores.

Como podéis ver, las medidas de la empresa (presentadas por Actúa ante el Comité) están perfectamente pensadas para seguir ahondando en la explotación de los trabajadores y en seguir dividiéndonos cada día más. Desde CSC apostamos por medidas mucho más ambiciosas y que sean derechos colectivos, de forma que no se deje en manos de la empresa la decisión sobre cómo y a quién aplicarlas, que estén reguladas legalmente y sean un derecho para todos los trabajadores. A esto es a lo que se opone Actúa y por lo que la dirección de la empresa creó esta candidatura, para dividirnos y echarnos a pelear a unos contra otros. Y eso es lo que debemos combatir los trabajadores uniéndonos y organizándonos para lograr mejoras colectivas.

¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, ÚNETE A CSC!
Leer más ...

La CSC se refuerza en everis Centers

0 comentarios


Aunque la Coordinadora Sindical de Clase se constituyó en la empresa en noviembre de 2015, no sería hasta que se celebraran las elecciones sindicales de junio de 2019 en el centro de Sevilla cuando diéramos un salto cualitativo al obtener el apoyo mayoritario de los trabajadores, lo cual se tradujo en siete delegados de CSC en el Comité de empresa de un total de diecisiete miembros, lo que equivale al 41,18% de la Representación Legal de los Trabajadores de Sevilla, en donde dos de esos siete delegados de CSC ostentan los cargos de Presidencia y Secretaría.

Pero había que dar un paso más. Es por eso que hoy 5 de diciembre de 2019, el Secretario General de CSC en everis Centers ha entregado un escrito a la empresa comunicándole la decisión adoptada por la Asamblea de afiliados en la empresa de designar a la compañera Andrea Lorente Ramón del centro de Murcia y al compañero Pablo Martín Sánchez del centro de Salamanca como nuevos delegados sindicales de CSC en la empresa.


Ambas designaciones revisten un hito importantísimo en el plan de extensión del sindicato pues implica que, amparados en la Ley Orgánica de Libertad Sindical(1):
  • A partir de ahora -junto con el de Sevilla- CSC tiene presencia, bien mediante delegados del comité, bien mediante delegados sindicales, en 3 de los 4 centros de la empresa, aparte de tener representatividad en todos los centros por ser nuestra sección sindical de ámbito estatal, siendo nuestro sindicato el que mayor implantación tiene en todo everis Centers. 
  • A las 35 horas mensuales que disponemos los 7 delegados de CSC en el Comité de Sevilla se suman las 40 horas al mes de los nuevos delegados sindicales para realizar sus funciones sindicales amparados en la Ley LOLS. 
  • Los trabajadores de esos centros pueden contactar en persona con un representante sindical de CSC para tratar cualquier asunto que afecte a sus condiciones laborales. 
  • En base a lo que dictamina la Ley LOLS, nuestros delegados sindicales podrán solicitar información a la empresa y ser oídos por ésta en asuntos de carácter colectivo. 

Todo ello significa que el sindicalismo de clase sigue fortaleciéndose en everis Centers de la mano del compromiso de más compañeros que van dando un paso al frente en la defensa de sus derechos laborales. 

Confiamos en que el nombramiento de Andrea y Pablo como delegados sindicales anime a muchos otros trabajadores a organizarse en CSC para ir adquiriendo la fuerza suficiente para luchar unidos por mejores condiciones de trabajo en everis Centers.


(1). La Ley Orgánica de Libertad Sindical establece en su Artículo octavo que:

2. Sin perjuicio de lo que se establezca mediante convenio colectivo, las Secciones Sindicales de los sindicatos más representativos y de los que tengan representación en los comités de empresa y en los órganos de representación que se establezcan en las Administraciones públicas o cuenten con delegados de personal, tendrán los siguientes derechos:
a) Con la finalidad de facilitar la difusión de aquellos avisos que puedan interesar a los afiliados al sindicato y a los trabajadores en general, la empresa pondrá a su disposición un tablón de anuncios que deberá situarse en el centro de trabajo y en lugar donde se garantice un adecuado acceso al mismo de los trabajadores.
b) A la negociación colectiva, en los términos establecidos en su legislación específica.
c) A la utilización de un local adecuado en el que puedan desarrollar sus actividades en aquellas empresas o centros de trabajo con más de 250 trabajadores.

Así mismo, en su Artículo diez dice lo siguiente:

1. En las empresas o, en su caso, en los centros de trabajo que ocupen a más de 250 trabajadores, cualquiera que sea la clase de su contrato, las Secciones Sindicales que puedan constituirse por los trabajadores afiliados a los sindicatos con presencia en los comités de empresa, [...] por delegados sindicales elegidos por y entre sus afiliados en la empresa o en el centro de trabajo. 

2. A falta de acuerdos específicos al respecto, el número de delegados sindicales por cada sección sindical de los sindicatos que hayan obtenido el 10 por 100 de los votos en la elección al Comité de Empresa [...] se determinará según la siguiente escala:
De 250 a 750 trabajadores: Uno. 
De 751 a 2.000 trabajadores: Dos. 
De 2.001 a 5.000 trabajadores: Tres. 
De 5.001 en adelante: Cuatro

3. Los delegados sindicales, en el supuesto de que no formen parte del comité de empresa, tendrán las mismas garantías que las establecidas legalmente para los miembros de los comités de empresa o de los órganos de representación que se establezcan en las Administraciones públicas, así como los siguientes derechos a salvo de lo que se pudiera establecer por convenio colectivo:

1.º Tener acceso a la misma información y documentación que la empresa ponga a disposición del comité de empresa, estando obligados los delegados sindicales a guardar sigilo profesional en aquellas materias en las que legalmente proceda.

2.º Asistir a las reuniones de los comités de empresa y de los órganos internos de la empresa en materia de seguridad e higiene o de los órganos de representación que se establezcan en las Administraciones públicas, con voz pero sin voto.

3.º Ser oídos por la empresa previamente a la adopción de medidas de carácter colectivo que afecten a los trabajadores en general y a los afiliados a su sindicato en particular, y especialmente en los despidos y sanciones de estos últimos.
Leer más ...

lunes, 25 de noviembre de 2019

Everis, de nuevo, a golpe de denuncia

0 comentarios


Como os estamos explicando en una serie de comunicados (1,2), everis viene ignorando sistemáticamente a la Representación Legal de los Trabajadores (RLT) en el centro de Sevilla, hasta el punto de incumplir la legalidad en su afán por menospreciar a los trabajadores e imponer su criterio a toda costa.

Es por ello que desde CSC hemos llevado al Comité varias denuncias para presentar ante la Inspección de Trabajo (IT) por diferentes incumplimientos, de las cuales van llegando respuestas, muchas de ellas casi un año después de ser presentadas.

El 2 de octubre de 2018 el comité de empresa presentaba denuncia ante IT por el incumplimiento por parte de la empresa a la hora de entregar la información relativa a las horas extraordinarias, ya que dicha información debe venir desglosada por proyectos, además de especificar las causas, para que la dirección de la empresa conjuntamente con la RLT puedan definir el carácter y naturaleza de esas horas extraordinarias. A pesar de solicitar a la empresa que dicha información sea modificada para cumplir la ley, esta se negó.

El 27 de septiembre de 2019, la IT respondía a la denuncia presentada por el comité de empresa dándonos la razón y extendiendo requerimiento a la empresa para su cumplimiento inmediato, permanente y continuo, exigiendo que la información sea proporcionada tal como indica la ley, además de determinar conjuntamente la naturaleza y carácter de esas horas.



A pesar de dicho requerimiento, la empresa continúa enviando la información de forma incorrecta, reincidiendo en su incumplimiento de la legalidad vigente.

El 2 de octubre de 2018 el comité de empresa presentaba denuncia ante IT por la emisión de nóminas incorrectas que incluían un área inexistente (99) además de otros defectos en cuanto a la clasificación profesional, en los meses de marzo, abril y mayo de 2018. A pesar de notificar a la empresa de este error y exigir su rectificación, la dirección de la misma alegó que al estar dentro del plazo que concedía el nuevo convenio colectivo para regularizar las nóminas, no estaba obligado a corregir dichas categorías, a lo que el comité de empresa respondió indicando que las nóminas debían ser correctas, puesto que el plazo para regularizar no permite incumplir la normativa e incluir áreas o grupos inexistentes en las nóminas.

El 27 de septiembre de 2019, la IT respondía a nuestra denuncia dándonos de nuevo la razón y extendiendo requerimiento a la empresa para que en el plazo de un mes procediera a subsanar dichas nóminas. A día de hoy y debido a la caída de los sistemas internos no podemos comprobar si dicha subsanación se ha llevado a cabo, pero os animamos a que, en cuanto se recuperen los sistemas, procedáis a comprobar que vuestras nóminas han sido corregidas. Si veis cualquier error en las mismas, no dudéis en poneros en contacto con nosotros.



Esta es la actitud que la empresa adopta ante los trabajadores, la de ignorar a sus representantes legales aunque para ello deba incumplir la ley. Toda la propaganda enfocada en vender una imagen de empresa que escucha a sus trabajadores se vuelve papel mojado ante este despotismo.

Tampoco las leyes y los organismos que se supone velan por su cumplimiento son una solución para nosotros, con respuestas de la IT con casi un año de retraso, o fechas para juicios con más de 2 años de retraso, viendo además como everis continúa incumpliendo la ley a pesar de los requerimientos recibidos.

Es por ello que a los trabajadores sólo nos queda organizarnos y movilizarnos, para hacer que la empresa se siente de una vez de tú a tú con la RLT y deje de imponer unilateralmente su criterio, para que las relaciones entre la dirección de la empresa y la RLT partan de la buena fe de ambas partes, y dejen de ningunear a los trabajadores, así como a sus representantes.


¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, ÚNETE A CSC!
Leer más ...

martes, 19 de noviembre de 2019

Más pruebas de que Actúa es la empresa

0 comentarios



Leyendo la definición que da la Real Academia de la Lengua Española, queda bien claro qué significa asumir el cargo de gerente de una empresa. Por su parte, el Estatuto de los Trabajadores establece igualmente con claridad las funciones y responsabilidades de los Representantes Legales de los Trabajadores. Gerencia empresarial y Representación Legal de los Trabajadores son cargos evidentemente incompatibles y antagónicos, puesto que unos y otros defienden intereses socioeconómicos contrarios. 

En el año 2015 se celebraron elecciones sindicales en el centro de Sevilla y a ella se presentó una agrupación de electores bajo la denominación “Plataforma Actúa”. En aquellas elecciones, Actúa consiguió cinco delegados en el Comité de empresa. 



El día 25 de julio de 2018, el consejero delegado para España del grupo everis informaba mediante correo electrónico de las promociones a gerente de ese año, dándoles la “enhorabuena y la bienvenida al equipo ejecutivo de everis”. Entre ellos estaba uno de los cinco delegados de Actúa en el Comité, J.A. R. B., el que deseaba “un comité más libre”




¿Puede alguien representar a la vez a la empresa y a los trabajadores? ¿Puede una lista que se presenta a unas elecciones sindicales incluir a un gerente entre sus filas? Ya hemos visto que si se tiene un mínimo de decenciadignidad y respeto hacia los trabajadores nadie podría tener la desvergüenza de hacerlo. Sin embargo, R. B., y por ende Actúa, lo hicieron. Esta estrambótica situación fue denunciada por CSC en un comunicado de octubre de 2018 en donde señalábamos “que aquella candidatura fue construida para defender los intereses de la empresa y que su presencia en el comité es un desprecio a los derechos de los trabajadores” porque además este gerente, en un descarado gesto de obediencia a la empresa, testificó en el juicio por despido contra uno de nuestros compañeros que finalmente la empresa tuvo que readmitir porque el Tribunal Supremo declaró improcedente su despido.

Puede parecer imposible conseguir una evidencia más clara de la confabulación de Actúa con la Dirección de la empresa. Sin embargo, hoy, a un año de denunciar el atropello y la bajeza moral de la Plataforma Actúa por usurpar el espacio del Comité, añadimos una prueba todavía más contundente de la naturaleza de esa Plataforma “independiente”, del cometido de sus miembros en el Comité del centro de Sevilla, cual es el de servir de correa de transmisión de la empresa dentro del órgano unitario de representación de los trabajadores del centro de trabajo de Sevilla.  

El pasado 22 de octubre, el Comité de empresa del centro de Sevilla remitió por segunda vez un escrito a la Dirección de la empresa en el que se le solicitaba el listado de todos los proyectos que realizan algún tipo de guardia en dicho centro, así como los acuerdos debidamente firmados que avalan la implantación de esas guardias. El motivo de esta solicitud es que el XVII Convenio del sector TIC no regula de ninguna forma el concepto de guardia. Es decir, las guardias no son legales en nuestro sector y, sin haberse negociado este asunto con la Representación Legal de los Trabajadores, tampoco son legales en everis.

El 28 de octubre, la empresa respondió a nuestra solicitud ofreciéndonos un listado con -según ella- los proyectos que han hecho guardias en los últimos meses o que las pueden hacer a futuro: WiZink, Enagás, Caixabank, Mc Donalds, Avantcard, Orange, ISBAN, UK, Sareb y ENEL. Seguro que muchos de vosotros tenéis constancia de que esa relación de proyectos está incompleta y por tanto la empresa faltaba a la verdad al proporcionar al Comité esa información. Lo sabéis vosotros y lo sabemos los miembros del Comité de Sevilla, entre los que ha destacado por su rápida actuación J.R. M. G., un delegado de Actúa que se percató del desliz de la empresa:




El caso es que, en lugar de llevar el asunto al Comité y tratarlo formalmente como correspondía, este “representante de los trabajadores” redactó el 29 de octubre el siguiente correo electrónico:




Donde “Sergio” es S.M. J. M., Centers Senior Service Leader; “Chema” es J.M. D. M., Executive Director; “Gálvez” es J.A. G. J., Manager. Aunque la última frase del mensaje no está completa por motivos que desconocemos, ese detalle no resta ni un ápice de gravedad a su contenido por varias razones:

  • Un representante legal de los trabajadores detecta que la empresa miente en la información que la empresa entrega al Comité, violando por tanto el Artículo 64 del ET que regula los derechos de información y consulta y competencias del Comité de empresa.
  • Consciente del engaño de la empresa, en lugar de elevarlo al Comité para estudiar los pasos a dar, corre a advertir a la Dirección de la empresa con un “nos puede generar problemas” escrito en 1ª persona del plural, lo que deja bien patente de parte de quién está este falso representante de los trabajadores.
  • Arremete contra el órgano de representación unitaria de los trabajadores del centro de Sevilla -el Comité de empresa del que forma parte- y “en particular” contra la Coordinadora Sindical de Clase, sindicato que ganó las elecciones sindicales celebradas en junio de este año y que posee mayoría en el Comité.
  • Manifiesta una clara intencionalidad de mantener oculto el tema cuando escribe “Trata esta info con discreción”.
  • El único “diálogo” y “puntos de encuentro” de los que tanto quiere hacer gala J.R. M. G. y la Plataforma Actúa son los que tan fluidamente demuestran tener con la empresa, despreciando así a la plantilla y al órgano unitario que la representa.


Por todo ello, desde la sección sindical estatal de la Coordinadora Sindical de Clase en everis Centers, entendemos como absolutamente ineludible exigir la renuncia inmediata de J.R. M. G. de su acta de delegado en el Comité de empresa del centro de Sevilla. Es la segunda vez que demostramos la conexión entre Actúa y la empresa y la segunda vez que reclamamos el cese de uno de sus miembros en el Comité. A R. B. lo excluyeron de su lista en las elecciones de junio de 2019. No sabemos si tomarán ahora en cuenta nuestra denuncia sobre M. G. Pero sí estamos seguros de que mientras los trabajadores no sean conscientes de las consecuencias que tiene depositar un voto para Actúa en las elecciones sindicales, mientras no rompan con el paternalismo y el control que la empresa infunde a través de Actúa, el Comité de empresa del centro de Sevilla seguirá estando secuestrado por la empresa, impidiendo a los trabajadores avanzar en derechos e incluso haciéndoles retroceder al no tener una Representación Legal que defienda con honestidad y firmeza a los trabajadores desde una perspectiva de clase.

Compañero, compañera, afíliate a la Coordinadora Sindical de Clase 
Fortalece el sindicato de clase
Fortalece la CSC
Leer más ...

sábado, 9 de noviembre de 2019

Ciberataque en everis: de aquellos polvos, estos lodos

0 comentarios


Desde que el pasado lunes 4 de noviembre se activaran todas las alarmas a causa del ataque ransomware sufrido por everis, hemos podido comprobar estos días el caos organizativo fruto de unas políticas enfocadas únicamente en obtener el máximo beneficio al mínimo coste.

En primer lugar, las políticas salariales de everis hacen inviable tener un número de trabajadores adecuado para tareas de ciberseguridad en una compañía de este tamaño, ya que esos puestos de trabajo no se pueden rentabilizar como el resto al estar dedicados mayoritariamente a tareas que no pueden imputarse a un proyecto concreto.

Además, el afán por no perder un minuto de productividad, por no tener trabajadores que no estén generando beneficios constantemente, ha supuesto un caos organizativo en cuanto a las diferentes directrices recibidas por diferentes equipos conforme al modo de proceder, recibiéndose órdenes contradictorias. La falta de un canal de comunicación oficial y de transparencia ante lo sucedido, y la ausencia de varias herramientas corporativas, ha ocasionado un desconcierto total, llegando la empresa a transmitir instrucciones a pleno grito por las instalaciones, o mediante mensajería privada en los teléfonos personales de los trabajadores. Todo esto ha generado situaciones inaceptables, como sugerir a trabajadores que cojan días de vacaciones, una coacción inaceptable que no debemos permitir.

El ahorro en costes salariales que durante años ha permitido a everis obtener beneficios millonarios a costa de nuestro trabajo, se puede ver ahora convertido en enormes pérdidas, motivadas no ya sólo por las horas de trabajo perdidas por la inoperatividad sufrida estos días, sino por la desconfianza generada en diversos clientes, puesto que el ataque ha trascendido en los medios de comunicación a nivel mundial.

Un ejemplo claro de esto es lo sucedido en Argentina, donde everis está a cargo del soporte del sistema de Gestión Documental Electrónica (GDE) que administra todos lo expedientes digitales del Estado argentino, siendo everis la única proveedora. El portal argentino El Destape revelaba el 5 de noviembre algunos detalles de este caso, señalando “la debilidad de esta empresa [everis] a cargo del cuidado de los archivos públicos de la era Macri”, así como que everis no cuenta con back up, es decir, con una copia de seguridad de todo los documentos y expedientes públicos de los 4 años de la presidencia de Mauricio Macri”.

Continúa el artículo, El sistema GDE no tiene un plan ante desastres, no funciona la mayor parte del día, no garantiza confidencialidad ni existe control sobre quienes lo usan, menos de la mitad de las personas que lo utilizan fue capacitada, no está claro de quién es la licencia y, para colmo, el Gobierno no dejó que se auditara de forma completa. Todas estas falencias del sistema cuyo soporte provee Everis constan en documentos oficiales de la Auditoría General de la Nación (AGN)”.

Y añade, “Tal como informó este medio, la AGN advirtió que uno de los riesgos que presenta el sistema GDE es que fue tercerizado en un único proveedor: Everis. El informe de la AGN advirtió que además de los vaivenes propios de cualquier empresa (quiebra, cambios comerciales, cambio de prioridades, etc.) este vínculo con Everis vulneraba «las buenas prácticas para la administración de servicios de terceros y para la administración de riesgos de proveedores»”.

Es evidente la pérdida de reputación y credibilidad que va a sufrir everis con este ataque, porque además no se han realizado correctamente las comunicaciones con clientes que han visto peligrar también sus sistemas por posibles contagios.

Viendo como se gestionan las cosas en everis era cuestión de tiempo que algo así sucediese, y no solo debido a un ciberataque, sino por cualquier otro error derivado de un modelo de gestión basado en exprimir a los trabajadores al máximo, en subestimar el tamaño de los equipos para ahorrar costes laborales y en una política salarial tan nefasta que tiene varias categorías cobrando el salario mínimo interprofesional (SMI).

Toda la propaganda sobre retener el talento, sobre que lo importante son las personas, se viene abajo como un castillo de naipes cuando las circunstancias muestran la realidad, que para everis sólo somos números, que sus beneficios se basan en nuestras pésimas condiciones laborales, y nos hace preguntarnos una vez más, ¿en manos de quien estamos?

Estando cerca el final del año 2019 y con ello la época de las subidas anuales y los bonos, las pérdidas que previsiblemente deberá afrontar everis (las casi seguras relativas a la inactividad de estos días y las posibles pérdidas de proyectos por la desconfianza generada) pueden salir de dos partidas, de los beneficios de la empresa (que el último año fiscal superaron los 100 millones de euros), o de la relativa a subidas y bonos. Esto, sumado al nuevo giro de tuerca de everis que individualiza y vuelve ambiguo por completo el proceso de subidas anuales, hace que parezca fácil deducir de dónde va a salir la cantidad necesaria para cubrir las posibles pérdidas.

De momento, en un correo enviado por el CEO Fritz Hoderlein, ya nos dejan caer que “hemos tenido que tomar decisiones difíciles pero necesarias y que están generando momentos complicados para todos los que formamos everis”. Ya sabemos por experiencia quienes pagan estos errores y a quienes acaban afectando esas decisiones difíciles: a los trabajadores. Es por ello que ante las posibles medidas que puedan afectar a nuestros puestos de trabajo y nuestras condiciones laborales, es más importante que nunca estar organizados, por lo que os animamos a poneros en contacto con nosotros.



Nuestro futuro está en juego si no nos organizamos y luchamos por dirigir nuestras vidas, si los trabajadores no empezamos a tomar las riendas de las decisiones que nos afectan, a defender nuestros derechos y unas mejores condiciones laborales de forma colectiva. Buscar una salida individualmente a algo que nos afecta de manera colectiva, tan solo nos traerá a la larga más miseria. Es hora de que demos un paso al frente.

¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, ÚNETE A CSC!
Leer más ...

jueves, 31 de octubre de 2019

Una sola voz: la de la empresa

0 comentarios


El jueves 17 de octubre, de un día para otro, exactamente mediando 19 horas, la dirección del Centro de Sevilla convocó por correo electrónico al Comité de empresa de dicho centro a una reunión para el viernes 18 de octubre a las 8:00 con el escueto asunto “Proceso Subidas Enero 2020”, indicando en el cuerpo del mensaje que el objetivo era el de “informar sobre el proceso de subida salarial” aplicable en enero de 2020. 

Al director del Centro le bastaron apenas 10 minutos para “informar” a la Representación Legal de los Trabajadores sobre los dos ajustes del nuevo proceso. Ningún documento por escrito. Ninguna posibilidad de introducir propuestas. De negociación ni hablar. Evidentemente, para la empresa esa reunión no era más que un mero trámite que había que pasar rápidamente, como pudimos comprobar tan solo nueve minutos después de finalizar aquel paripé, cuando el responsable de Operaciones y Servicios de Centros -Fernando Eusebio- mandaba a las 8:19 un correo electrónico masivo a los trabajadores con algo más de literatura que su predecesor, donde decía que el nuevo proceso de evaluación respetará los aspectos fundamentales implantados hace dos años:

  • El modelo de desarrollo
  • Los criterios de evaluación
  • Las funciones y competencias
  • El calendario


Pero ninguno de esos cuatro puntos ha sido consensuado con el Comité de empresa. Además, señalaba que “en los próximos días, desde cada Centro se ampliará esta información con más detalle”. Dos semanas después, aún seguimos esperando esa información más detallada… Y es que la empresa hace caso omiso a la legislación vigente, de tal forma que se salta continuamente lo estipulado por la Constitución Española que, en su Artículo 37 establece que "la Ley garantizará el derecho a la negociación colectiva laboral entre los representantes de los trabajadores y empresarios, así como la fuerza vinculante de los convenios". Se salta también el Estatuto de los Trabajadores que dedica su Título II a los derechos de representación colectiva y de reunión de los trabajadores en la empresa y su Título III a la Negociación Colectiva y de los Convenios Colectivos, ninguno de los cuales es respetado por la empresa.

Leyendo el correo de Eusebio, vemos que “Flexibilidad” y “personalización” son las señas de identidad de la nueva política salarial de everis Centers. Una vuelta de tuerca más a la individualización de las relaciones laborales empresa-trabajador. Así, donde leemos “flexibilidad”, hay que traducirlo por ambigüedad; donde leemos “personalización”, debemos interpretarlo como un ataque a la negociación colectiva y, por tanto, un ataque a los derechos colectivos de todos los trabajadores por el que terminarán por diluirse las competencias y las categorías profesionales que con sus amigos de CCOO y UGT dilapidaron al firmar el XVI Convenio del sector.

Fue también el señor Eusebio el directivo que envió el 9 de octubre un correo corporativo titulado “One Voice everis centers - Building a great future together”, anunciando el lanzamiento inminente de la nueva edición de "One Voice" y enumerando los ámbitos de trabajo donde la empresa ha puesto el foco. El día 16 le tocó el turno del recordatorio a Fritz Hoderlein -CEO de everis- y los días 21 y 28 -además del aviso de la dirección corporativa Global People- ya teníamos todos los trabajadores el correo de la consultora e-motiva, dándonos instrucciones para rellenar la encuesta. 

Toda esta insistencia que la empresa derrocha para que los trabajadores realicemos la encuesta anual corporativa choca frontalmente con el desprecio con el que despacha a la única Representación Legal de los Trabajadores existente a día de hoy en everis Centers; una encuesta que sigue exactamente la misma línea que el "nuevo proceso de subida salarial", tratando de que los trabajadores renunciemos a la RLT y nos relacionemos individualmente con la empresa, de aislarnos entre nosotros en lugar de actuar organizadamente para mejorar nuestras condiciones laborales.

Es interesante saber que, si entramos en la web corporativa de e-motiva, podemos comprobar que además de contar con everis entre sus clientes también lo hace como aliada, con lo que inevitablemente cuando leemos que “e-Motiva se compromete a garantizar totalmente la confidencialidad de todas las opiniones” y que “la encuesta es confidencial” no podemos más que sospechar de su veracidad.

De esta forma, queda claro que One Voice no es más que un nuevo lavado de cara con el que everis finge escuchar a los trabajadores ignorando sistemáticamente a sus representantes legales y aplicando las medidas que le interesa independientemente de la encuesta, cuyos resultados además no podemos corroborar de ninguna manera. One Voice es una trampa porque contestes lo que contestes, la empresa va a hacer lo que quiera y va a usar los datos de la forma que le convenga o a inventárselos si hace falta. 

Como venimos demostrando tanto en nuestra serie de comunicados “Everis ningunea a los trabajadores” como en otros, everis es top en ningunear los derechos laborales de sus trabajadores. En 2015 la empresa negó al Comité de empresa el acceso al grupo de correo de los trabajadores del centro de Sevilla alegando que “sólo personas autorizadas pueden tener acceso a los grupos ALL” y solo porque la denuncia que presentamos en Inspección de Trabajo nos dió la razón, la empresa se vio obligada a conceder dicho acceso. Recientemente, la empresa también se ha negado a ampliar la ayuda escolar para trabajadores con hijos en Primer Ciclo de Educación Infantil, Bachillerato y Ciclos Formativos bajo el argumento de que “no existe obligación legal”. Igualmente, sigue sin entregar correctamente la información sobre las horas extras que se realizan mensualmente, sigue sin conceder a nuestra sección sindical acceso al grupo de correo electrónico. Rechazó ampliar a 4 días a la semana la posibilidad de realizar teletrabajo, además de a días esporádicos por enfermedad de parientes de primer grado de consanguinidad o afinidad, así como ampliar el derecho a seguro médico a todos los trabajadores del centro desde el momento que termine el periodo de pruebas de sus contratos, que no podrá superar nunca los 6 meses. Se negó a entregar al Comité el ranking de everis Centers Sevilla que la empresa ha estado usando para asignar el variable de subida anual, no accedió a modificar el documento "Política de jornada, vacaciones y flexibilidad" que no se ajusta la legalidad vigente que marcan el Estatuto de los Trabajadores y el Convenio Colectivo, siendo lo justo que se indicara que el horario es de 8 a 18 de lunes a jueves y de 8 a 15 los viernes. Se pedía también modificar el texto que indica que "las jornadas superiores a 6 horas se realizarán en jornada partida de lunes a jueves", contemplando la posibilidad para el trabajador de elegir el horario dentro del establecido por el centro (esto es, de 8 a 18). Sobre los exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto, este permiso estaba disponible también para las parejas y no sólo para las mujeres embarazadas en la política vigente en 2011, por lo que se debería considerar un derecho adquirido. Sin embargo en el citado documento este permiso no se contempla. La empresa se negó rotundamente a atender todas estas solicitudes. Por último la empresa rechazó nuestra oferta de constituir de buena fe una Comisión Negociadora para el inicio del proceso de negociación de un Convenio de Empresa.

Todos los pasos que everis da -con un aparato de propaganda que no escatima en recursos de ningún tipo porque factura millones de euros generados con el esfuerzo de todos los trabajadores- van encaminados a aislarnos cada vez más y a imponer una sola voz: la suya. Los resultados los estamos viendo: imposición de horas extras, política de bajos salarios, aplicación de criterios arbitrarios para la promoción profesional… Revertir esta situación requiere del compromiso de todos nosotros pues unidos tenemos la fuerza necesaria para que la empresa se siente a negociar. Depende de ti. Únete al sindicalismo de clase. Únete a CSC.
Leer más ...

martes, 22 de octubre de 2019

¿En manos de quién estamos?

0 comentarios


El 22 de agosto los medios publicaban la salida de Cristina Garmendia del consejo de administración de everis. La ex ministra de Ciencia e Innovación deja su cargo tras ser designada consejera de CaixaBank, ya que por temas regulatorios no puede ocupar más de un determinado número de cargos. Y es que la señora Garmendia es, entre otras cosas, presidenta de la Fundación Cotec, consejera en Logista, consejera en Ysios Capital Partners y consejera en Mediaset, habiendo abandonado además en los últimos meses otros cargos en Seguros Pelayo y Corporación Financiera Alba.

No podemos dejar de preguntarnos cómo una sola persona puede hacer frente a las obligaciones de tan numerosos cargos de responsabilidad. Casi podríamos pensar que sus puestos son meramente simbólicos, de esos en los que se cobra mucho dinero y se hace poco o ningún trabajo. Uno de esos cargos que se reparten los jugosos beneficios obtenidos mediante el trabajo de miles y miles de trabajadores, que en cuanto las cosas no van como los mandamases quieren, son enviados al paro mediante el pertinente despido o Expediente de Regulación de Empleo (ERE). Los beneficios se los reparten unos pocos pero las pérdidas tenemos que asumirlas los trabajadores.

De todos los importantes y suculentos cargos que esta señora ostenta, vamos a pararnos a analizar el de presidenta de la Fundación Cotec, ya que estas fundaciones "sin ánimo de lucro" suelen esconder las peores artimañas y los más oscuros intereses. Constituida en 1992 con una dotación inicial de 100 millones de pesetas, basta echar un vistazo a quienes están detrás de la misma para empezar como poco a sospechar.





Es evidente que todos estos señores y señoras no tienen ni el más mínimo ápice de ánimo de lucro. Aunque algo tendrán que llevar a sus casas para comer.



Las fundaciones de este tipo suelen tener una función principal, la de influir o condicionar a organismos públicos y empresas para orientar el mercado en su beneficio, una suerte de Think Tank empresarial cuyo fin último es el de aumentar los beneficios de la empresa en cuestión. Así podemos encontrar que las grandes empresas tienen todas su fundación de turno: Everis, Telefónica, Iberdrola, La Caixa, Santander, BBVA y un largo etcétera, todas entidades con un insaciable ánimo de lucro.

Los tentáculos de estas fundaciones son largos, no desaprovechando un espacio en el que ejercer influencia en aras de lograr las mejores condiciones para aumentar los beneficios empresariales. Uno de los factores que por supuesto no dejan de lado es el de la mano de obra. Abaratar los costes salariales es la medida estrella para el aumento de beneficios. Es por ello que las empresas invierten grandes esfuerzos en encontrar la forma de explotarnos cada vez más sin que ello les suponga lidiar con trabajadores rebeldes que no aceptan esta situación. Para ello se cuidan mucho de mantener financiados y controlados a los sindicatos mayoritarios (CCOO y UGT principalmente), de forma que estos sean la correa de transmisión de las empresas entre los trabajadores, filtrando su ideología entre la clase trabajadora, desactivando cualquier conflicto, y de paso pactando retrocesos y EREs que les permitan obtener millonarios beneficios a nuestra costa.

Dentro de este marco de control de los sindicatos del sistema, descubrimos que la Fundación Cotec, presidida por la entonces consejera de everis Cristina Garmendia, presentaba el 8 de julio el informe 'Los sindicatos ante los retos tecnológicos', en el que se "evalúa el impacto de los nuevos y viejos procesos tecnológicos en todos los sectores laborales, además de analizar en profundidad el papel de los sindicatos ante los retos que plantean la digitalización, la automatización y la plataformización del mercado laboral".

Las empresas saben que la automatización va a destruir empleo, y se están preparando ya para futuros conflictos laborales. Por ello es importante tener de su lado a los sindicatos del sistema. De esta forma, la presentación de este informe se realizó en una jornada de reflexión y análisis del impacto de la tecnología en el mercado laboral y el ámbito sindical, organizada conjuntamente entre la propia fundación y el sindicato CCOO, siendo Unai Sordo -Secretario general de este sindicato- uno de los ponentes.




De esta forma es cómo las empresas y sus sindicatos están decidiendo ya el futuro laboral de millones de trabajadores, muchos de los cuales se verán abocados al paro. La automatización, que podría suponer una mejora en las condiciones de vida de los trabajadores si estuviera bajo nuestro control, se convertirá en manos de empresarios ávidos de beneficios en una herramienta de destrucción de empleo y las empresas ya se están preparando para ello.

Los sindicatos del sistema ya vemos junto a quienes están conspirando. Por lo tanto, los trabajadores solo nos tenemos a nosotros mismos y a nuestra organización en el sindicalismo de clase, que en everis Centers es la Coordinadora Sindical de Clase.

¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, ÚNETE A CSC!
Leer más ...

miércoles, 9 de octubre de 2019

Everis ningunea a los trabajadores (II): Correo, seguro médico y teletrabajo

0 comentarios

















Tal y como os dijimos el pasado 18 de Septiembre, Everis ningunea a los trabajadores (I): la ayuda escolar, queremos recordaros el modus operandi de everis respecto a cualquier propuesta presentada por parte del Comité de Empresa, negando sistemáticamente cualquier mejora para los trabajadores y dejando patente su enorme desprecio hacia ellos y sus representantes legales.


Dichas negativas se vienen sucediendo a cualquier petición o propuesta enviada por parte del Comité de Empresa, sin pudor alguno por incumplir la legislación, siendo sancionada posteriormente por ello, y empezando por lo más básico, como es la capacidad de los representantes de los trabajadores de comunicarse con los mismos. En ésta ocasión, vamos a recordar 2 negativas.


El 14 de octubre de 2014, el comité de empresa solicitaba a la dirección, entre otras cosas, acceso a enviar correos al grupo de trabajadores del centro.


El 12 de noviembre de 2015 la empresa contestaba a esta petición indicando que estaba intentando solucionar esa incidencia. El 10 de diciembre de ese mismo año, la empresa contestaba al comité negándose a habilitar el envío de correos a ese grupo alegando que “sólo personas autorizadas pueden tener acceso a los grupos ALL”. Ya en 2018, tras resolución favorable de la Inspección de Trabajo ante la denuncia presentada por el comité, la empresa se vio obligada a conceder dicho acceso.


















Respecto a las mejoras de nuestras condiciones laborales, el 19 de noviembre de 2015 el comité de empresa presentó a la dirección una propuesta de mejoras en materia laboral aprobada mayoritariamente en pleno, que incluía la ampliación de los días de teletrabajo así como la ampliación del seguro médico.


El 17 de marzo de 2016 la empresa respondía negándose a realizar ninguna modificación al respecto.











A everis no le importamos. Somos números y mano de obra barata. Nuestras condiciones y derechos le traen sin cuidado.


Desde CSC insistimos una vez más en que la única vía posible para mejorar nuestras condiciones como merecemos pasa por la organización y la movilización. Tan sólo consiguiendo que la empresa se siente en una mesa de negociación de igual a igual podremos obtener verdaderas mejoras en nuestras condiciones de trabajo.


Si estás interesado en organizarte para cambiar esta situación, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.


¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, ÚNETE A CSC!
Leer más ...
 

Copyright © 2015 Sección Sindical de la CSC en everis Centers. Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger