martes, 17 de abril de 2018

Cambios salariales y en materia de contratación. Lo que everis ha ocultado a los trabajadores

0 comentarios

El pasado miércoles 21 de marzo los trabajadores de Centros recibíamos un correo por parte de la empresa con el asunto "People: Líneas de trabajo - GY'18". En dicho correo se indicaba entre otras cosas que se pretendía no depender "tanto de la contratación de profesionales con experiencia", además de anunciar cambios salariales para las personas con categoría interna de Centers Juniors y estudios universitarios de Grado Medio o Superior.

Lo que no se indicaba en ese correo -y everis no ha dejado por escrito- es que esos estudios universitarios son sólo los relacionados con el sector IT. Queda mejor como propaganda indicar que afectará a trabajadores con estudios universitarios de Grado Medio o Superior sin especificar nada más. Pero esto ha generado desconcierto entre esos compañeros que tienen titulación universitaria no relacionada que han tenido que ir preguntando individualmente y que no han obtenido una respuesta oficial por parte de la empresa aún.

En primer lugar tenemos que señalar que esto es otro ejemplo más del modus operandi de everis, de anunciar medidas sin especificar detalles, ocultando información, creando incertidumbre y sembrando dudas entre los trabajadores. Esto es lo que ocurre cuando una empresa se niega sistemáticamente a negociar con los representantes unitarios de los trabajadores del centro, que todo queda en el aire y supeditado a la voluntad de la dirección de la empresa.

En este caso no ha quedado reflejado por escrito qué estudios universitarios son los que se ven afectados por esta modificación. No sabemos qué considera everis como titulaciones relacionadas con el sector TIC pero por lo visto no le supone ningún problema a la hora de contratar a estos compañeros para pagarles unos salarios miserables. Al ver cómo trata en la práctica everis a estos compañeros se demuestra cuan cínicas son las palabras que Benito Vázquez, nuevo responsable adjunto de NTT DATA, pronunciaba en una entrevista publicada el 1 de abril de 2018, en la que indicaba que “la transformación digital ha traído la necesidad de perfiles más multidisciplinares como filólogos, filósofos, sociólogos, historiadores… gente muy creativa que te ayude a abrir la mente y mirar al futuro”. Y a la que pagarles muy poco, le faltó añadir.

Al no informar por escrito y de forma colectiva de este asunto se genera malestar entre los compañeros que no saben si esa medida debería afectarles o no. La empresa sin embargo no duda en solicitar copias de sus títulos a estos trabajadores sin indicarles para qué las quiere ni si está relacionado o no con los cambios salariales anunciados. Pero si vamos más allá, hay que indicar que esta medida ha sido impuesta por la empresa sin ningún tipo de negociación colectiva, y por lo tanto, al no estar acordada con la Representación Legal de Los Trabajadores existente en el centro de Sevilla, podría en cualquier momento deshacerla o modificarla a su antojo, por lo que los trabajadores seguimos en un limbo de arbitrariedades y decisiones tomadas sin tenernos en cuenta para nada. De hecho, en el correo enviado por la empresa se indicaba que las parrillas entrarían en vigor el 1 de abril, pero hemos detectado casos de compañeros que deberían tenerla actualizada ya y aún no está reflejado en el histórico de categorías de la intranet.

Tampoco se indica en ese correo un dato relevante que la dirección comunicó previamente al comité de empresa relativo a la forma de contratación, en una reunión mantenida el martes 20 de marzo. Además de las medidas anunciadas en el correo enviado un día después, la dirección nos anunció que la modalidad de contratación de everis iba a sufrir modificaciones. Mientras que en los últimos años los contratos realizados han sido de carácter indefinido, a partir de ahora el 80% de las nuevas contrataciones serán contratos en prácticas de 2 años. La empresa justifica este uso masivo del contrato en prácticas argumentando que es la mejor forma de combatir la proliferación del contrato temporal, es decir, la empresa pasa con toda naturalidad del contrato indefinido al contrato temporal con un discurso de defensa de esta temporalidad confrontándola con otro tipo de temporalidad más incierta, usando el mismo mantra de los sindicatos del sistema CCOO y UGT del mal menor. En lugar de comparar los nuevos contratos temporales con los indefinidos existentes ahora mismo, los comparan con otra posibilidad peor para ensalzar las 'virtudes' del contrato en prácticas, que permite entre otras cosas pagar un 60% y un 75% de lo que marca el convenio durante el primer y el segundo año respectivamente. Esto significa que a partir de ahora los que tenemos contrato indefinido salimos más caros para everis y somos candidatos a ser sustituidos por contratos temporales y peor pagados.

Como podemos ver, everis sigue aplicando medidas de forma caciquil, ignorando a los representantes unitarios de los trabajadores, informando de forma individual, inconcreta y confusa y dividiendo a los trabajadores cada días más. Entre tanto, nuestro futuro es cada día más negro, con un sector cada vez más precarizado después de la firma del nuevo convenio mientras que la empresa emplea los beneficios obtenidos de nuestro trabajo para seguir expandiéndose dentro y fuera del país, pero cerrando la puerta a cualquier negociación que pueda suponer mejoras en las condiciones de trabajo.

Si los trabajadores no nos organizamos para luchar por nuestros derechos y por unas mejores condiciones, pronto no quedarán empresas a las que irse para ganar más dinero, porque serán compradas por las grandes cárnicas del sector, irán desapareciendo o tendrán que ajustar sus condiciones a la baja para poder competir con empresas como everis. Nuestro futuro como trabajadores depende de nuestras decisiones en el presente, y cuanto más demoremos organizarnos, más nos costará recuperar todo lo perdido. Por eso desde la Coordinadora Sindical de Clase hacemos un llamamiento a todos los trabajadores de everis Centers a organizarse para conseguir una posición de fuerza que nos permita obtener mejores condiciones y luchar por nuestro futuro laboral.

¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, AFÍLIATE A CSC!
Leer más ...

viernes, 6 de abril de 2018

Revisa tu nómina, el área 99 no existe en el nuevo convenio

0 comentarios
A raíz de la publicación del nuevo convenio colectivo del sector, las empresas tienen un plazo para regularizar las nóminas de los trabajadores en base al nuevo sistema de clasificación profesional. En el mes de marzo hemos detectado que se están produciendo ya cambios en las nóminas de algunos compañeros, pero dichos cambios no se han realizado correctamente y aparecen datos que no se encuadran en la definición del nuevo convenio. Por ejemplo, en las nóminas que hemos podido revisar nos encontramos con lo siguiente:




Por una parte, no sabemos a qué se refiere everis cuando recoge en la nómina un concepto como área 99, puesto que las áreas que define el nuevo convenio son:


- Área 1. Soporte técnico y/o administrativo.
- Área 2. Gestión de medios y procesos.
- Área 3. Consultoría, desarrollo y sistemas.
- Área 4. Estudios de mercado.


El área que corresponde a nuestro sector es el área 3.


Además del área, aparece también un grupo, que en los casos que hemos visto, es el grupo 3, pero en la definición del nuevo convenio los grupos están definidos con letras, no con números:


- Grupo A.
- Grupo B.
- Grupo C.
- Grupo D.
- Grupo E.


Podéis ver esta información en la parte superior derecha de vuestra nómina, justo debajo de la categoría interna. Si la información que aparece es incorrecta, podéis poneros en contacto con nosotros a través de nuestra dirección de correo (everiscenters@coordinadorasindicaldeclase.org) para que la revisemos y podamos recopilar toda la información necesaria para exigir que se corrijan estos datos.
Leer más ...

martes, 3 de abril de 2018

Everis se niega a negociar nada con el comité de empresa

0 comentarios


El pasado 7 de febrero, desde el comité de empresa de everis Centers Sevilla remitimos un documento a la dirección de la empresa en el que le instábamos a constituir una comisión negociadora para el inicio del proceso de negociación de un Convenio de Empresa, basado en la Plataforma de Negociación previamente aprobada por el comité de empresa en noviembre de 2015. Dicha Plataforma de negociación incluye, entre otras propuestas, las siguientes:

- Unas tablas salariales que mejoren las condiciones económicas de todos los trabajadores de everis Centers, cuya propuesta por parte de CSC sería esta:


- Salarios que se incrementen cada año al menos con la subida del I.P.C.

- Seguro médico para todos los trabajadores en cuanto superen el periodo de prueba (en lugar de a los 3 años como actualmente).

- Aumentar la jornada intensiva del 1 de junio al 30 de septiembre, en semana santa, feria y navidades.

- Aumentar a 24 el número de días laborables de vacaciones anuales, aumentando los días de vacaciones en base a la antigüedad.

- Las consultas médicas de hijos/as, enfermos crónicos a cargo, discapacitados y mayores de 65 años, se tratarán igual que las propias, siendo retribuidas y no recuperables.

- Ampliación del permiso de maternidad/paternidad a un año.

- Establecer una jornada máxima anual de 1600 horas en lugar de las 1800 horas actuales.

Estas y otras propuestas aprobadas por el comité de empresa son un punto de partida desde el que comenzar a negociar, no una imposición. Sin embargo, el 13 de febrero recibimos la respuesta de la empresa en la que se negaba a negociar un convenio de empresa amparándose en que "la empresa está afectada por el convenio sectorial de empresas de consultoría y estudios de mercado y de la opinión pública. En fecha reciente, se ha acordado con la representación sindical el nuevo convenio colectivo del sector identificado como XVII Convenio colectivo de empresas de consultoría y estudios de mercado y de la opinión pública. Por lo que su pretensión carece de cobertura legal al no venir obligada la empresa a dotarse de un convenio colectivo propio al estar afectada por el convenio colectivo sectorial".

En primer lugar podemos ver cómo la negociación que CCOO y UGT han mantenido con la patronal del sector TIC a espaldas de los trabajadores ha supuesto un enorme retroceso en nuestras condiciones laborales y que ahora la empresa se acoge a este convenio sectorial para negarnos la posibilidad de negociar mejores condiciones. La empresa sólo negocia con las cúpulas de estos sindicatos corruptos, ocultando a los trabajadores los puntos que negocian y sólo para salir ganando.

En segundo lugar, es completamente falso que la pretensión de negociar un convenio de empresa carezca de cobertura legal por estar la empresa dotada de un convenio colectivo, puesto que existen numerosos ejemplos de empresas del sector que se acogen al convenio colectivo sectorial y tienen además un convenio de empresa:


Incluso una empresa del propio grupo everis tiene un convenio de empresa:


Esta falta de respeto hacia los trabajadores al negarse siquiera a sentarse a negociar nada contrasta con la predisposición de la empresa cuando se sienta con otros sujetos a negociar otro tipo de convenios y acuerdos. Como cuando firma un convenio de cooperación para fomentar el empleo y la innovación entre los jóvenes universitarios con la Universidad Internacional de la Rioja; o cuando firma un convenio de formación profesional dual con el Departament d’Ensenyament de la Generalitat de Catalunya; o un acuerdo estratégico de colaboración con la Corporación de la Industria Aeronáutica Colombiana (CIAC) para la comercialización conjunta de sistemas aéreos no tripulados para el sector de defensa; o un convenio para la compensación de facturas de empresas y autónomos con la Cámara de Comercio de Burgos. La empresa no duda en sentarse a negociar según qué cosas, como en la reunión mantenida entre la dirección de la empresa, el gobernador Alfredo Cornejo, el ministro de Economía, Infraestructura y Energía de Mendoza (Argentina) y el presidente argentino, Mauricio Macri, en la que everis anunció una inversión de 75 millones de dólares en la zona, y la apertura de una sede en el Parque Tecnológico provincial.

A pesar de haber obtenido unos beneficios de 74,3 y 96 millones de euros en los últimos dos años, everis no está dispuesta a sentarse a negociar absolutamente nada que pudiera suponer ni siquiera una mínima redistribución de esos beneficios en favor de unas mejores condiciones para los trabajadores, mostrando de esa manera el más absoluto desprecio por nuestras condiciones de vida. Entretanto, continúan usando esos beneficios para seguir expandiendo sus negocios, como la inversión de $700 millones en innovación en la Región del Bío Bío (Chile), mientras aquí en nuestro país siguen contratando a programadores junior por un mísero salario de 10.500 euros brutos anuales.

De esta forma, everis nos cierra unilateralmente la vía de la negociación, dejando como única alternativa la movilización de los trabajadores organizados para obtener unas condiciones laborales justas. Si estás interesado en unirte a nosotros y organizarte para defender nuestros derechos, no dudes en ponerte en contacto. ¡Te necesitamos!

¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, AFÍLIATE A CSC!
Leer más ...

viernes, 16 de marzo de 2018

everis Murcia y everis Sevilla, una misma realidad

0 comentarios
Que everis Centers Murcia haya experimentado en los últimos años un crecimiento de su plantilla similar al de Sevilla -hasta unos 600 trabajadores aproximadamente- siendo incluso necesario disponer de un segundo centro de trabajo con el que poder alojar a todo el personal, se debe a un hecho que hasta hoy se encontraba soterradamente constatado por todos esos trabajadores: las pésimas condiciones laborales en las que deben desenvolverse estos compañeros.

Con este comunicado queremos mostrar con luz y taquígrafos cuál es el día a día de los trabajadores de everis Centers Murcia, plagado de vulneraciones de varios derechos laborales que se encuentran recogidos tanto en el Estatuto de los Trabajadores (ET) como en el Convenio sectorial, es decir, everis Centers se salta también en Murcia la legalidad vigente. Pero en este caso con total impunidad pues lamentablemente en este centro no existe Representación Legal de los Trabajadores ni un sindicato de clase con presencia en un comité de empresa para dicho centro, que vele por los intereses de la plantilla.

En relación a la jornada laboral, las tropelías son cuantiosas. Por ejemplo, con las horas extras (‘overtime’ según el sarcasmo de la empresa) las irregularidades que everis Murcia comete sobre los trabajadores son muy graves. Como ocurre en no pocos proyectos, las horas extras se realizan fuera de la jornada laboral semanal de 40 horas que marca la ley, extendiéndose por las noches e incluso fines de semana, sin respetar los descansos necesarios de 12 horas entre la salida y la entrada. O bajo la fórmula de la 'guardia', un sistema que no se encuentra reglado en el Convenio del sector y que la empresa establece a su antojo para satisfacer las necesidades del cliente y las de sus márgenes de beneficios. Para colmo, es más que habitual que esas horas extras se paguen muy por debajo de lo estipulado por el Convenio, cuando no directamente queden sin remunerarse o se compensan en proporción inferior al descanso o a la cuantía legales.

La arbitrariedad del centro de Murcia también abunda en relación a derechos tan básicos como el periodo de vacaciones que “se fijará de común acuerdo entre el empresario y el trabajador, de conformidad con lo establecido en su caso en los convenios colectivos sobre planificación anual de las vacaciones”, las revisiones trimestrales o los permisos, retribuidos o no. De los abusos más intolerables que hemos registrado en este sentido, queremos destacar los cometidos a trabajadoras a las que les han rechazado el justificante médico de sus hijos enfermos o también los de embarazadas y trabajadores cuyas parejas están en gestación que han sido obligados a recuperar el tiempo de ecografías, de preparación al parto, etc. El Convenio sectorial deja claro en el punto 5 del Artículo 39. Trabajos en pantallas. Prevención de Riesgos que las empresas deben respetar lo recogido a su vez en el Artículo 26. Protección de la maternidad contenido en la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales que dice lo siguiente:

“La evaluación de los riesgos a que se refiere el artículo 16 de la presente Ley deberá comprender la determinación de la naturaleza, el grado y la duración de la exposición de las trabajadoras en situación de embarazo o parto reciente a agentes, procedimientos o condiciones de trabajo que puedan influir negativamente en la salud de las trabajadoras o del feto, en cualquier actividad susceptible de presentar un riesgo específico. Si los resultados de la evaluación revelasen un riesgo para la seguridad y la salud o una posible repercusión sobre el embarazo o la lactancia de las citadas trabajadoras, el empresario adoptará las medidas necesarias para evitar la exposición a dicho riesgo, a través de una adaptación de las condiciones o del tiempo de trabajo de la trabajadora afectada. Dichas medidas incluirán, cuando resulte necesario, la no realización de trabajo nocturno o de trabajo a turnos.”

Tampoco podemos pasar por alto la negación de la jornada reducida a trabajadores que están a cargo del cuidado de menores, derecho recogido en el punto 2 del Artículo 40- Armonización de la vida laboral y familiar del Convenio sectorial. Es más, en el punto 3 del mismo artículo se señala que:

“En el caso de empresas de más de 250 trabajadores, las medidas de igualdad a que se refiere el párrafo anterior, se dirigirán a la elaboración y aplicación de un Plan de Igualdad, que deberá ser objeto de desarrollo en los términos y condiciones establecidos legalmente.”

añadiendo que “Las medidas de igualdad que se adopten se ajustarán en todo caso a la normativa aplicable y específicamente lo previsto por los siguientes artículos de la Ley Orgánica 3/2007” que en su Artículo 45. Elaboración y aplicación de los planes de igualdad dice que:

“Las empresas están obligadas a respetar la igualdad de trato y de oportunidades en el ámbito laboral y, con esta finalidad, deberán adoptar medidas dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre mujeres y hombres, medidas que deberán negociar, y en su caso acordar, con los representantes legales de los trabajadores en la forma que se determine en la legislación laboral.”

En everis Centers no existe un Plan de Igualdad, de lo cual deducimos que la dirección no considera necesario ajustarse a la ley y a los derechos de los trabajadores y trabajadoras. Y es que, como ya denunciamos en su momento, la caracterización que everis hace de sí misma al afirmar que: 

“es una compañía de ámbito mundial, excepcional en términos éticos y emocionales, liderada por valores y donde cualquier sueño es alcanzable [...] que cree por encima de todo en las personas y en su desarrollo integral, un lugar donde las personas no son meros recursos”

queda en papel mojado al contrastar su falsa propaganda con las condiciones reales de trabajo.

Cuando analizamos el ambiente de trabajo, comprobamos de qué sirven las tan machaconas ediciones de “la encuesta de clima ONE VOICE” también para los trabajadores de Murcia, que en nada cumplen con el que dicen es su “principal objetivo: tener el mejor entorno de trabajo para todos.” ¿O es que los casos de compañeros sin asignación a ningún proyecto, las relaciones de desconfianza y competitividad que se generan con los compañeros de Solutions, la presión que se ejerce entre equipos de distintos centros involucrados en un mismo proyecto, chantajeando incluso con el despido, etc. son las “acciones de mejora en nuestro entorno más cercano” que la empresa dice establecer para “construir el futuro de nuestra compañía”, tal y como manifestaba el correo corporativo remitido desde Global People en octubre pasado? 

Con estas inadmisibles condiciones laborales que se reproducen en todos los “Centros de Alto Rendimiento”, nuestra salud se encuentra completamente en manos de la empresa que, en el colmo del cinismo y siendo consciente de lo que hace, intenta contrarrestar sus abusos con medidas tan absurdas como surrealistas. Por ejemplo, desde junio del año pasado, los trabajadores del centro de Sevilla gozamos del inestimable servicio del “Departamento de la Felicidad”. Además de informarnos de importantes ventajas en bonos y pases para el parque temático de la ciudad o estimularnos para convertirnos en socios del gigante COSTCO, la guinda (por ahora) del suculento pastel de la felicidad nos la comunicaba a finales del año pasado con “la puesta en marcha de un servicio de FISIOTERAPIA en las propias instalaciones del Centro en unas condiciones bastante ventajosas para el personal de Everis”. No tiene desperdicio tampoco la oferta que nos hacía ese mismo mes para ponernos en forma acudiendo a un gimnasio de la zona por una cuantía que va desde los 51.75€ a los 138€ por persona. Toda una ganga teniendo en cuenta que la media salarial en un centro como el de Sevilla -extrapolable al de Murcia- fue en 2017 de 14.773’60€ brutos anuales y de 10.968’38€ en el caso de los programadores juniors. Así es como “a happy company” -como se autoproclama everis- pretende resolver los problemas que padecemos los trabajadores derivados de la presión laboral y de las extenuantes jornadas de trabajo impuestas a golpe de ‘overtime’. Un buen masaje o 45 minutos semanales de gimnasio y todos listos para continuar produciendo plusvalías para los socios capitalistas de everis.

No es, por tanto, una invención nuestra afirmar que los trabajadores del centro de Murcia y los de Sevilla compartimos una misma realidad laboral. Más aún, somos en torno a 200.000 los trabajadores que estamos en una situación similar. Nos referimos a todos los que estamos en nómina de las empresas inscritas en el sector TIC y que están reguladas por el llamado “Convenio colectivo estatal de empresas de consultoría y estudios de mercado y de la opinión pública”; un Convenio firmado sistemáticamente a espaldas de los trabajadores entre los sindicatos amarillos y la patronal del sector -con everis como punta de lanza empresarial- y cuya enésima renovación rubricaron en diciembre de 2017 en la sede de la Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC) para obtener, sin lugar a dudas, el peor Convenio TIC de la historia, por el que cientos de miles de trabajadores veremos destrozadas por completo nuestras ya precarias condiciones laborales.

En Murcia -como en Sevilla- los trabajadores vemos pisoteados nuestros derechos laborales porque estamos divididos y desorganizados. Esa realidad nos obliga a dar un paso al frente y organizarnos en torno al sindicalismo de clase para alcanzar la fortaleza necesaria con la que plantar cara a la destrucción de nuestros derechos consentida por los sindicatos de la patronal CCOO y UGT.
Leer más ...

martes, 13 de marzo de 2018

Horario del proyecto BCA: cronología

0 comentarios
Hasta finales de febrero de este año, el horario del proyecto BCA era de 8 horas al día (40 horas semanales) durante todo el año, incluídos viernes y verano. Este horario, una vez más por exigencias del cliente, se había impuesto en este proyecto de forma unilateral por parte de la dirección del centro, incumpliendo de esa forma el artículo 20.3 del XVI Convenio Colectivo Estatal de empresas consultoras de planificación, organización de empresas y contable, empresas de servicios de informática y de estudios de mercado y de la opinión pública.

Ante este incumplimiento, en el verano de 2015 desde CSC presentamos denuncia ante la Inspección de Trabajo (IT), cuya respuesta fue que no se consideraba que se hubiera incumplido el citado artículo del convenio, puesto que no había habido ningún cambio horario sino que el horario había sido el mismo desde el inicio de la relación laboral de los trabajadores de dicho proyecto, cosa que, por un lado, era falsa, puesto que en ese proyecto hubo desde el primer momento trabajadores que provenían de otros proyectos y tenían, por tanto, el horario estándar del centro y, por otro lado, es un hecho que tampoco justifica esa resolución, puesto que el artículo 20.3 del convenio no especifica en ningún momento que deba haber un cambio en el horario; tan sólo habla de no superar las 36 horas de trabajo semanales durante el periodo de jornada intensiva de verano.

Como desde CSC considerábamos injusta y no fundamentada en derecho dicha resolución y, puesto que en el verano de 2016 se volvió a incumplir dicho artículo del convenio, procedimos a denunciar de nuevo ante IT. En diciembre de ese año, obtuvimos una resolución favorable que consideraba una infracción grave la situación denunciada y que sancionaba a la empresa por este motivo. Pero a pesar de esto, una sanción de estas características no supone para una empresa de la dimensión de everis ningún impedimento y puede afrontarla para seguir incumpliendo la ley sin problemas, motivo por el cual en verano de 2017 se volvió a reincidir en este incumplimiento.

Desde CSC de nuevo denunciamos ante la IT dicha situación, motivo por el que, entre otros, dicho organismo citó el 25 de julio de 2017 a la dirección de la empresa y a representantes de los trabajadores. En dicho encuentro, el inspector de trabajo cuestionó el motivo de presentar una denuncia en 2017 de algo que ya había sancionado en 2016, ante lo que desde CSC alegamos que lo que se estaba produciendo era una reincidencia en la misma infracción, puesto que se incumplía el horario durante la jornada intensiva de verano y a pesar de la sanción de 2016, la empresa no había corregido esta situación. La negativa verbal del inspector a seguir denunciando esta infracción abría la posibilidad para la empresa de pagar una pequeña sanción para después incumplir reiteradamente la ley de forma indefinida.

No obstante, a finales de enero de este año, la IT emitía una resolución sobre este asunto. En dicha resolución se admitía el incumplimiento del citado artículo del convenio, pero puesto que la IT es un organismo al servicio de las empresas, se mencionaba que la infracción abierta en diciembre de 2016 no había adquirido aún firmeza (más de un año después de la sanción), por lo que se debía "esperar al resultado al menos en la fase administrativa", una triquiñuela legal para dar tiempo a la empresa a regularizar la situación. Y curiosamente, el 13 de febrero de este año, la empresa citaba al comité de empresa para comunicar la intención de modificar el horario del proyecto BCA y volver al horario del centro. El 20 de febrero se aprobó en el comité de empresa esa modificación y desde principios de marzo dicho horario se está aplicando en el proyecto.

Que los hechos se hayan producido en ese orden y en esas fechas no implica necesariamente que unos sean consecuencias de otros; la empresa puede alegar que la vuelta al horario del centro del proyecto BCA no está relacionada con las denuncias presentadas por la sección sindical de CSC. Es posible que sea una gran casualidad que a finales de enero de 2018 recibiéramos la última resolución de IT, que a mediados de febrero se comunicara al comité de empresa la intención de modificar el horario y desde principios de marzo se esté aplicando el horario del centro en este proyecto. Desde CSC estamos convencidos de que, a pesar de los grandes impedimentos que nos encontramos cada día para desarrollar nuestra labor como representantes de los trabajadores (tanto por parte de la empresa como desde dentro del propio comité así como de los organismos del Estado al servicio de la patronal), nuestro trabajo tiene sus frutos. Pero para seguir avanzando necesitamos el apoyo de los trabajadores del centro. Por eso, para fortalecer el sindicalismo de clase y defender los derechos de los trabajadores, ponte en contacto con nosotros para organizarte en la Coordinadora Sindical de Clase. Todos podemos sumar.

Leer más ...

lunes, 26 de febrero de 2018

Conoce tus derechos: La representación sindical en Everis Centers

0 comentarios
A pesar de que hace años que existe representación sindical en Everis Centers Sevilla, todavía hay mucho desconocimiento entre los compañeros sobre el tipo de representación, qué composición tiene y qué órganos existen en el centro. Incluso entre algunos miembros del propio comité de empresa existe desconocimiento al respecto como veremos más adelante. En primer lugar, vamos a explicar lo que es un comité de empresa, cómo se forma, quiénes lo componen y cuáles son sus funciones. El comité de empresa es el órgano unitario de representación de los trabajadores de un centro de trabajo, elegido mediante elecciones sindicales por todos los trabajadores de dicho centro con al menos un mes de antigüedad. En unas elecciones sindicales, en centros de trabajo de 50 o más trabajadores, se elige a los miembros del comité de empresa a través de candidaturas (de forma análoga a como se hace en unas elecciones generales). El tamaño del comité de empresa varía en función del número de trabajadores del centro, siendo de 5 miembros en centros de 50 a 100 trabajadores, de 9 miembros en centros de 101 a 250, de 13 miembros en centros de 251 a 500 trabajadores (siendo este el caso de Everis Centers Sevilla en las últimas elecciones sindicales de 2015), de 17 miembros en centros de 501 a 750 trabajadores, de 21 miembros en centros de 751 a 1000 trabajadores, y 21 + 2 miembros por cada 1000 o fracción, con un máximo de 75, en centros con más de 1000 trabajadores. Las funciones de un comité de empresa son amplias, siendo el órgano de representación legal de los trabajadores de un centro de trabajo ante diferentes circunstancias, entre ellas: velar por el cumplimiento de la normativa en materia laboral (Estatuto de los Trabajadores, Convenio Colectivo, Contratos...) en diversos aspectos como los horarios, las horas extraordinarias, los salarios, las condiciones de seguridad en el centro, denunciando su incumplimiento, bien ante la Inspección de Trabajo, bien en los juzgados de lo social; recibir y analizar la información del centro de trabajo, así como ser consultado en cuestiones que puedan afectar a los trabajadores, como la situación de la empresa y la evolución del empleo en la misma, estadísticas sobre absentismo, accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, los mecanismos de prevención, la aplicación del derecho de igualdad de trato y oportunidades entre hombres y mujeres, balance, cuenta de resultados y memoria económica, modelos de contrato de trabajo, sanciones impuestas por faltas muy graves, copias básicas de los contratos, todas las decisiones de la empresa que pudieran provocar cambios relevantes en cuanto a la organización del trabajo y a los contratos en la empresa, reestructuraciones de plantilla, reducciones de jornada, traslado total o parcial de las instalaciones, procesos de fusión o absorción, planes de formación profesional, implantación de sistemas de organización y control del trabajo, estudios de tiempos, establecimiento de sistemas de primas e incentivos y valoración de puestos de trabajo; promover mecanismos de mejora de las condiciones laborales de los trabajadores del centro, mediante negociación de convenios de empresa; promover mecanismos de participación de los trabajadores mediante asambleas; informar a los trabajadores de la situación del centro en diversas materias; promover mecanismos de unidad con trabajadores de otros centros de trabajo. En el caso del centro de Sevilla, el comité de empresa está compuesto por 13 trabajadores, que fueron elegidos de entre dos candidaturas en las elecciones de 2015. Una de las candidaturas es la Plataforma Actúa, compuesta por trabajadores sin vinculación sindical. La otra candidatura es la del sindicato Comisiones Obreras (CCOO), llamada Proyecto Motocicleta. En aquellas elecciones salieron electos 5 miembros de la candidatura de Actúa y 8 miembros de la candidatura de CCOO. Posteriormente, 4 miembros de la candidatura de CCOO nos escindimos de la misma, 3 de los cuales formamos la sección sindical de la Coordinadora Sindical de Clase (CSC), por mucho que tanto la empresa como los miembros de CCOO insistan en decir que somos 4. Existen, además de un comité de empresa, dos secciones sindicales en el centro: la sección sindical de CCOO (Proyecto Motocicleta) y la de CSC de la que formamos parte nosotros. Una sección sindical es la representación de un sindicato dentro de una empresa. Es decir, es la manera en que los trabajadores afiliados a un sindicato se organizan dentro de la empresa. Los derechos y deberes de la sección sindical vienen regulados por la llamada Ley LOLS (Ley Orgánica 11/1985 de 2 de agosto de Libertad Sindical). Cuando existen ambos órganos constituidos dentro de la empresa (comité y secciones sindicales), prevalece el comité de empresa puesto que es el órgano unitario de representación legal de todos los trabajadores, de ahí la importancia de que la correlación de fuerzas dentro del comité sea favorable a los intereses de los trabajadores. Pero, ¿puede un comité de empresa tener intereses distintos a los de los trabajadores? Por supuesto. Las empresas crean candidaturas para concurrir en las elecciones sindicales, bien a través de plataformas independientes, bien a través de los sindicatos afines a la patronal (CCOO y UGT principalmente). En la teoría, estos sindicatos dicen defender los derechos de los trabajadores, pero es en la práctica donde se puede ver de verdad de qué lado está cada cual. Desde CSC os animamos a todos a contrastar el trabajo de todos nosotros y juzgar vosotros mismos.
Leer más ...

martes, 20 de febrero de 2018

¿En nombre de quién habla CCOO?

0 comentarios
El pasado 25 de enero, la sección sindical de Comisiones Obreras en el centro de Sevilla envió un comunicado a los trabajadores en donde se leía que “estuvimos midiendo en la oficina aspectos relativos a la salud” para a continuación detallar los valores en los que se encuentran cuatro indicadores del nivel de seguridad y salud de las instalaciones donde trabajamos. A este respecto, desde la sección sindical de la Coordinadora Sindical de Clase queríamos manifestar lo siguiente: Según la Ley de Prevención de Riesgos Laborales:
“El empresario deberá garantizar la salud y seguridad de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con su trabajo, para lo cual habrá de: · Elaborar, implantar y aplicar un plan de prevención de riesgos laborales. · Evaluar los riesgos. · Planificar y ejecutar la actividad preventiva.” También se recoge en dicha Ley que:
“[...] El Comité de Seguridad y Salud Laboral (CSSL) es el órgano paritario y colegiado de participación destinado a la consulta regular y periódica de las actuaciones de la empresa en materia de prevención de riesgos. [...] Como órgano paritario está formado por los Delegados de Prevención y por el empresario y/o sus representantes en número igual al de Delegados de Prevención. Quedará constituido en todas las empresas o centros de trabajo que cuenten con 50 o más trabajadores.”
Conociendo lo anterior, debemos puntualizar que las mediciones de las que habla CCOO en su correo fueron realizadas a mediados de enero por un técnico de prevención de riesgos laborales, contratando everis dicho servicio a una empresa homologada para tal efecto. Es decir, que, si bien estuvieron presentes durante las mediciones dos Delegados de Prevención (uno por parte de CCOO y otro por CSC, con la ausencia habitual de Actúa), ambos se limitaron (como marca la Ley) a comprobar y vigilar que el procedimiento de toma de valores fue el correcto. En resumen, nada tenemos que objetar a que los integrantes de CCOO informen a los trabajadores de los datos recogidos en las mediciones preventivas, aunque sí debemos advertir que es la empresa -y no CCOO- la responsable de la ejecución de dichas medidas. Tal cual está redactado el correo de CCOO podría inferirse que la empresa y ellos son la misma cosa...
Leer más ...

viernes, 9 de febrero de 2018

Arbitrariedad, agravios y desprecios en el Cuadro de subidas para enero de 2018

0 comentarios
El director del centro de Sevilla -José María Díaz- remitió el pasado 11 de diciembre un correo a todos los trabajadores en donde hacía su particular análisis del cuadro de subidas anuales y bonos anunciados semanas antes y que arbitrariamente ha decidido aplicar la empresa. 



En dicho cuadro hay varios puntos que queremos recalcar. En primer lugar, los porcentajes en los que se dividen a los trabajadores en los diferentes grupos (A, B, C y D) no están definidos en el plan de carrera, no existe un criterio claro de cómo se deciden y simplemente se aplica lo que la dirección considera oportuno, por lo que este año pueden ser esos valores pero en próximos años bien podrían ser otros totalmente distintos, teniendo en cuenta además lo denigrante que es para los trabajadores vernos clasificados como si fuéramos ganado, creando grupos marginales de ‘clase D’ que se ven abocados al ostracismo laboral y al empobrecimiento motivado por la subida del nivel de vida.

Los trabajadores de ese grupo D verán sus sueldos congelados, lo que supone una pérdida de poder adquisitivo, ya que el nivel de vida sube año tras año. Hoy en día sería inviable sobrevivir con los salarios de hace 40 años. Congelar los salarios año tras año equivale en la práctica a perder dinero. De esta forma se consigue que algunos trabajadores que no encajan en la filosofía corporativista de la empresa, abandonen la misma empujados por esta congelación, ahorrándose así la empresa los costes por despido.

Es llamativo también el importe variable de los bonos. Teniendo en cuenta que los salarios de las categorías CD/CSP y CSD/CSS ya son inferiores a las categorías CLD/CLS y SUP/CES, se ahonda aún más en esas diferencias al fijar unos bonos de inferior porcentaje para las mismas. Por ejemplo, un trabajador de categoría CLD/CLS o SUP/CES que quedara encuadrado en el grupo C, podría tener un bono del 10% mientras que un trabajador de categoría CD/CSP o CSD/CSS que quedara encuadrado en el grupo A podría tener el mismo bono, y quedando en el grupo C no tendría ningún bono.

A esto hay que sumarle la arbitrariedad a la hora de generar ese ranking por el que después se crearán los grupos. Las valoraciones absolutamente subjetivas pueden situar a un buen trabajador constantemente entre ese 15% de trabajadores que no reciben bonos ni subidas anuales, condenando al mismo a ir empobreciéndose año tras año. Criterios personales pueden influir en la valoración de un trabajador, que puede sufrir discriminación por su forma de pensar, por negarse a hacer horas extra (algo que es nuestro derecho), por cuestionar las decisiones de la dirección y denunciar los abusos.

La empresa anuncia a bombo y platillo una subida media del 4% en los salarios. Nosotros hemos calculado una aproximación de las subidas medias por categoría, en base a los rangos salariales de cada una de ellas y el porcentaje de trabajadores en cada grupo (A,B,C y D) y hemos obtenido los siguientes resultados*:


Estos datos contrastan con los resultados económicos de la empresa en los últimos dos años, con unos crecimientos del 20% y el 26% respectivamente. Como se ve claramente, este crecimiento económico de las cuentas de la empresa no repercute de igual forma en los salarios de los trabajadores, considerando además a ese grupo de trabajadores (alrededor de 75 compañeros) que tendrá un año más su salario congelado.

Otra maniobra aplicada por la empresa para ahorrar costes es que, en muchos casos, las subidas no se aplican en el salario base sino en complementos que después son absorbibles. Esto significa que cuando vayamos cumpliendo trienios, las subidas en concepto de antigüedad se verán contrarrestadas por bajadas de estos complementos y no notaremos ningún cambio, por lo que en la práctica, estas subidas anuales son adelantos de la antigüedad que por convenio nos corresponde.

Desde CSC consideramos este modelo de subidas anuales como una herramienta de la empresa para intentar domesticar a los trabajadores a la par que sanciona y reprime a los que se niegan a pasar por el aro de la humillación y la negación de sus derechos laborales fundamentales. Por ello, desde CSC seguiremos peleando por un modelo de subidas justo, que no permita que ningún trabajador vea su sueldo congelado y que suponga una subida salarial mínima equivalente al aumento del nivel de vida. Os animamos a poneros en contacto con nosotros para comentar cualquier aspecto relacionado con este u otros temas y a aportar cualquier información que consideréis de interés.

*La tabla publicada originalmente tenía una errata y la hemos actualizado. Agradecemos al compañero que nos ha advertido del fallo.
Leer más ...

lunes, 22 de enero de 2018

Balance del 2017. Un año de bloqueos y retrocesos

2 comentarios
INTRODUCCIÓN


En este informe hemos recogido los datos del análisis que hemos realizado sobre la situación del centro de trabajo de everis Centers Sevilla durante todo el pasado año 2017, utilizando para ello varios indicadores que nos afectan como trabajadores


Publicamos este documento entrados ya en 2018 debido a que algunos de esos indicadores -horas extras y altas y bajas de cada mes- nos los proporciona la empresa a mediados del mes siguiente, de tal forma que los de diciembre de 2017 los hemos recibido en enero de 2018.

Comenzamos el informe precisamente por estos dos indicadores.


HORAS EXTRAS

En 2017 se han hecho un total de 9573,57 horas extras en esta empresa. Según el Artículo 35 del Estatuto de los Trabajadores, el número de horas extraordinarias que realice un trabajador no podrá ser superior a ochenta al año, si bien la realidad es que en everis Centers Sevilla muchos trabajadores rebasan esa cifra.

Podríamos pensar que esas 9573,57 horas han sido algo puntual, pero viendo los datos que tenemos desde 2015 comprobamos que es una lacra que los trabajadores de everis soportamos año tras año, de tal forma que lo recogido en el Artículo 29 del XVI Convenio del sector vigente desde 2009 y que acordaba suprimir las horas extraordinarias habituales, queda en agua de borrajas:





ALTAS Y BAJAS
En este apartado medimos tanto las contrataciones que realiza la empresa de nuevos trabajadores como finalizaciones de contrato, las cuales pueden ser de varios tipos. Como se ve en el gráfico siguiente:
 


Si bien hay que reconocer un incremento neto de la plantilla a lo largo del año -concretamente en 64 trabajadores- no es menos cierto que paralelamente se han producido un total de 112 salidas en un reguero creciente nada desdeñable, sobre todo en los meses de Marzo, Junio, Agosto y Octubre, con más de 10 trabajadores que dejaron la empresa mensualmente.



Si atendemos al tipo de baja laboral, del total de las 112 salidas, 89 corresponden a bajas voluntarias, lo que representa el 79.5% del total:

 


Datos que cuestionan aquel lejano mantra de que everis se encuentra “entre las mejores grandes empresas para trabajar” que concedió la consultora Great Place to Work® en 2011 y que para su renovación se ve que este año han tenido que contar con la ayuda del Top Employers Institute. También destacamos los 12 despidos que las leyes laborales del sistema no tienen pudor en reconocer como improcedentes que, en otras circunstancias, precisamente por ser no procedentes no deberían ser admitidos pero aquí se ve una vez más a quién benefician unas leyes que, por otra parte, no han sido elaboradas por los trabajadores.

ACTUACIÓN DE LA EMPRESA
 
Para hacerse una idea clara de la actitud de la empresa en materia de negociación colectiva con el comité de empresa en el año 2017, en primer lugar cabe recordar, sobre todo para aquellos compañeros que hayan sido contratados con fecha posterior a noviembre de 2015, que el día 4 de ese mismo mes, toda la plantilla fue informada del trabajo que se estaba realizando para presentar a la empresa la que denominamos “Plataforma de Negociación del I Convenio Colectivo de Empresa de Everis Centers Sevilla”, abierta a la participación de todos los trabajadores. Pues bien, el 12 de noviembre, desde Spain Laboral se nos envió un correo a los miembros del comité donde la empresa manifestaba por adelantado su inamovible rechazo a sentarse a negociar ninguna plataforma, argumentando que “el deber de negociar no alcanza a la creación de unidades "artificiales", originadas por la sola voluntad de una de las partes”, estimando por ello que no es “justificada, por innecesaria, la propuesta de creación del nuevo convenio colectivo”.

Con estos antecedentes, la relación que la empresa ha mantenido con el comité durante el 2017 se resume en una palabra: desprecio. Desprecio por haberse negado sistemáticamente a aplicar -siquiera a debatir- todas las medidas de mejora que el comité le ha propuesto; desprecio por la reunión a la que nos convocó el 25 de septiembre para informar -que no negociar- al comité de la “Actualización de evaluación en el modelo de desarrollo”, limitándose a proyectar una serie de diapositivas con tablas y cifras abstractas por aqui y por allá. 
 
Ante esta difícil situación para los trabajadores ¿cuál ha sido la respuesta del comité de empresa, sindicatos y grupos de trabajadores? A continuación desglosamos los datos relativos a esa pregunta.

ACTIVIDAD DEL COMITÉ
 
Comenzamos por la actividad sindical realizada en everis Centers Sevilla. Por actividad sindical nos referimos al conjunto de medidas que han sacado adelante las distintas organizaciones de trabajadores existentes en la empresa (en principio, independientes de ésta aunque en la práctica no todas lo son), siendo esas organizaciones el comité de empresa por un lado y las secciones sindicales y grupos de trabajadores por otro.
 
El comité de empresa es el órgano de representación de todos los trabajadores de un centro de trabajo. El número de miembros del comité depende del número de trabajadores del centro. El comité es elegido por todos los trabajadores de la empresa con derecho a voto mediante un proceso de elecciones sindicales que se celebran en la empresa aproximadamente cada cuatro años, de la misma forma que las elecciones municipales, autonómicas o generales. Por tanto, la composición del comité resultante de esas elecciones es proporcional al número de votos obtenidos por las candidaturas que se presentan a las elecciones sindicales, que en las pasadas elecciones sindicales de 2015 fueron dos: la Plataforma Actúa creada por un grupo de trabajadores de la empresa sin vinculación sindical y la lista presentada por el sindicato Comisiones Obreras (CCOO) llamada Proyecto Motocicleta. De aquellas elecciones sindicales surgió un comité compuesto por 5 miembros de Actúa y por 8 miembros de la candidatura de CCOO, de la que más tarde nos escindiríamos 3 de sus miembros formando la sección sindical de la Coordinadora Sindical de Clase (CSC).
 
De las actas de los Plenos del comité (que tenéis a vuestra disposición en los tablones habilitados al efecto) hemos estudiado varios indicadores relevantes de la actividad del comité. 
 
En primer lugar hemos revisado cuál ha sido la asistencia media de los miembros del comité a los Plenos (reuniones tanto ordinarias como extraordinarias) y vemos que Actúa sólo ha estado presente en la mitad de ellos, mientras que CCOO lo ha hecho en un 71% y CSC en un 84%.
 


 
Si nos fijamos más en detalle, por cada Pleno celebrado, gráficamente obtenemos este resultado medido en porcentajes:
 


Donde se observa la mayor proporción de asistencia en los miembros de CSC respecto a las otras dos organizaciones, especialmente a Actúa.
 
Por otra parte, de los 6 Plenos del comité que se han celebrado este año 2017, 4 de ellos han sido propuestos por nosotros desde CSC, 2 por CCOO -aunque uno lo fue a petición de la Inspección de Trabajo- y ninguno por parte de Actúa, mostrando qué organización ha llevado la voz cantante en darle vida al comité. Gráficamente queda más claro:



Por último, de los 27 asuntos que en total se han abordado en los sucesivos Plenos del comité, en la tabla siguiente hemos recogido los más relevantes:



Observándose claramente no sólo qué organización sindical ha tenido más actividad sino también qué tipo de acciones han sido llevadas al comité para su ejecución, destacando las 5 interposiciones de acción administrativa y judicial que desde CSC hemos intentado sacar.
 
Y decimos intentado porque cuando ya teníamos toda la documentación preparada sobre el conflicto colectivo debido al incumplimiento de la empresa sobre las categorías y tablas salariales del convenio sectorial y sólo faltaba que la asesoría jurídica iniciara el procedimiento legal, los miembros de CCOO y Actúa bloquearon la iniciativa. El motivo de tal rechazo por parte de Actúa no nos extrañó puesto que están en el comité para servir a la empresa. Sin embargo, en el caso de CCOO descubrimos más tarde por qué se retractaban de su votación: en aquellas fechas las cúpulas sindicales de CCOO y UGT ya tenían en la recámara el preacuerdo de renovación del convenio sectorial, que quedaría refrendado el 20 de diciembre.

COMUNICADOS DE Actúa, CCOO y CSC
 
La sección sindical es el conjunto de trabajadores de un centro de trabajo afiliados a un sindicato determinado. Es, por tanto, la representación de ese sindicato en una empresa. En el centro de Sevilla hay dos secciones sindicales: Proyecto Motocicleta en representación del sindicato Comisiones Obreras (CCOO) y la sección sindical de la Coordinadora Sindical de Clase (CSC). Además en el centro existe un grupo de trabajadores llamado Plataforma Actúa.
 
En el año 2017 los trabajadores de everis Centers Sevilla hemos recibido 55 comunicados -que nosotros hayamos contabilizado- enviados directamente desde estas tres organizaciones, repartidos de la siguiente forma:



Con los 45 comunicados que desde CSC hemos elaborado que representan el 81.8% del total, teníamos la intención de poneros al día de todo cuando nos afecta a los trabajadores tanto dentro como fuera de la empresa. Así, mediante 18 de ellos hemos denunciado los atropellos que ha cometido la empresa sobre nuestros derechos laborales, 5 exponían iniciativas de unidad de trabajadores de distintos sectores, 13 señalaban el carácter anti-obrero y pro-empresa de sindicatos como CCOO y UGT así como de la Plataforma Actúa, 6 pertenecían a la sección “Conoce tus derechos” con la que pretendemos dar a conocer cuestiones legales básicas, en otros 5 os dábamos información acerca de los movimientos que se estaban dando en torno al Convenio TIC y en uno de ellos recogíamos cómo la Inspección de Trabajo está al servicio de las empresas.
 
Por parte de Actúa, en el único comunicado que han enviado, titulado “Nuevo modelo de carrera en peligro”, ponían en práctica una vez más su habitual táctica de infundir miedo ante las medidas llevadas al comité encaminadas a mejorar nuestros derechos laborales, dejando en evidencia una vez más su papel dentro del comité, que no es otro que de muleta de la empresa.
 
En el caso de CCOO, aunque han remitido 9 comunicados en total, puede decirse que efectivos han sido 7 porque uno de ellos sólo advertía del enlace erróneo a otro comunicado y un segundo se enviaba a modo de recordatorio de otro anterior. Dejando a un lado las temáticas variopintas y alejadas de los problemas reales de los trabajadores (Wannacry, everGif 4.0, etc.), resulta interesante el último de los comunicados de Proyecto Motocicleta, en donde se retractan de la agresión cometida por la dirección de CCOO con la firma del acuerdo del XVII Convenio sectorial, aunque la conclusión a la que llegan de “decepción y fracaso” deja sin concretar lo más mínimo qué posición van a tomar al respecto de semejante ataque de la Patronal y sus amigos de CCOO y UGT contra miles de trabajadores. 
 
CONCLUSIONES 

La firma del nefasto XVII Convenio del sector entre la patronal -donde everis lleva la voz cantante con la presidencia en manos de Eduardo Serra de la nueva patronal del sector digitalES- y los sindicatos amarillos CCOO y UGT días antes de las fiestas de navidad, supone la puntilla a un año de bloqueos y retrocesos para los trabajadores de esta empresa, en donde la dirección y el tándem CCOO-Actúa van de la mano convirtiendo el comité de empresa en una burda caricatura de lo que debería ser una Representación Legal de los Trabajadores que cumpla con el papel que se le encomendó en las elecciones del 10 de junio 2015.
 
Al presentar este informe a todos los trabajadores del centro de Sevilla, esperamos haber cumplido con el objetivo de mostrar con luz y taquígrafos cuál ha sido el trabajo desempeñado por cada organización en todo el año 2017 y la actitud de la empresa, para que cada uno de decida con fundamento cuál será su grado de compromiso y participación a la hora de defender sus derechos laborales y por quién decantará su voto en las próximas elecciones sindicales que se celebrarán en menos de año y medio.
 
Por nuestra parte, los miembros de la sección sindical de CSC seguiremos trabajando y manteniendo nuestro total compromiso en defender los derechos de los trabajadores y en luchar por conseguir mejores condiciones de trabajo. Para ello, contamos con vuestra participación y apoyo, de manera que juntos consigamos revertir todos los retrocesos a los que nos han llevado en los últimos años.
Leer más ...

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Nuevo bloqueo a la defensa de nuestros derechos laborales

0 comentarios
El 2 de febrero, los miembros del Comité de empresa que pertenecemos a la sección sindical de CSC en everis Centers llevamos como propuesta al Pleno de ese día -entre otras muchas- la aprobación de la interposición de acción administrativa y judicial por incumplimiento por parte de la empresa de las categorías que marca el Convenio Colectivo. A partir del boceto que llevamos nosotros al comité, al que CCOO solicitó que en la habilitación se incluyera también al Secretario del comité y que antes de presentar la demanda se realizara una exposición de la misma al comité para que este aprobara la actuación del colegiado, el texto que quedó refrendado por mayoría -sin la aprobación de Actúa, como es costumbre- para iniciar las acciones legales pertinentes es el siguiente:

"Por parte del Comité de Empresa se entiende que la empresa incumple el XVI Convenio Colectivo Estatal de empresas consultoras de planificación, organización de empresas y contable, empresas de servicios de informática y de estudios de mercado y de la opinión pública, al que está adscrito, al tener unas categorías internas cuyas tareas no se equiparan con las de las categorías del convenio que se reflejan en las nóminas de los trabajadores.
Por lo tanto, se aprueba interponer acción administrativa y judicial por incumplimiento de la Clasificación Profesional definida en el Convenio.
También se aprueba facultar tanto a la Presidenta del Comité de Empresa, Mª Dolores González Muñoz, como al Secretario del Comité, Neftalí Vázquez Cumplido, a interponer la demanda y accionar jurídicamente en nombre del Comité de Empresa. Por último, se aprueba otorgar la representación y defensa procesal al Graduado Social Víctor Pérez González, colegiado número 1.637 por el Colegio de Graduados Sociales de Málaga para el mismo."

Para interponer una demanda de este calibre es necesario elaborar un sólido informe demostrando las irregularidades en las que incurre la empresa, informe en el que la defensa procesal se basará para tener unas mínimas garantías ante las instancias judiciales. Por ello, durante los meses posteriores al 2 de febrero, desde la sección sindical de CSC hemos estado realizando esa labor, sin tener constancia de actividad alguna al respecto por parte de CCOO ni de Actúa. A la par, han sucedido dos hechos relevantes: por una parte, nos hemos constituído en sección sindical estatal, esto es, nuestro ámbito de acción sindical ya no es sólo el centro de trabajo de everis Centers Sevilla sino los de todo el Estado. Por otra parte, CSC Sevilla ha reforzado su cobertura legal firmando un nuevo acuerdo con un importante despacho de abogados laboralistas, lo cual, unido a la ausencia de representación legal de los trabajadores en el resto de centros de trabajo de everis Centers, nos obligaba a adaptar a esta nueva circunstancia la demanda judicial que presentamos ante el comité en febrero. Por ello, desde CSC volvimos a solicitar otro Pleno ordinario del comité para el 26 de octubre, planteando en esta ocasión el siguiente texto:

"Por parte del Comité de Empresa se entiende que la empresa incumple el XVI Convenio Colectivo Estatal de empresas consultoras de planificación, organización de empresas y contable, empresas de servicios de informática y de estudios de mercado y de la opinión pública, al que está adscrito, al tener unas categorías internas cuyas tareas y tablas salariales no se equiparan con las de las categorías y tablas salariales del convenio que se reflejan en las nóminas de los trabajadores.
Por lo tanto, se aprueba interponer acción administrativa y judicial (conflicto colectivo) por incumplimiento de la Clasificación Profesional y Tablas Salariales definida en el Convenio.
También se aprueba facultar tanto a la Presidenta del Comité de Empresa, Mª Dolores González Muñoz, como al Secretario del Comité, Neftalí Vázquez Cumplido, a interponer la demanda y accionar jurídicamente en nombre del Comité de Empresa. Por último, se aprueba otorgar la representación y defensa procesal a los abogados Luis Ocaña Escolar, Ana Isabel Fernández López y Rafael Moncayo Suárez, o cualquier otro letrado o graduado social que se autoricen por estos".

Hemos destacado en negrita los añadidos y modificaciones que desde CSC hemos incorporado respecto a la versión de febrero. Como se ve, tan sólo hemos precisado que, para la empresa, el convenio sectorial es puro papel mojado pues se salta a la torera, no sólo las categorías profesionales sino las tablas salariales que marca el convenio. Todo ello, eso sí, aderezado con imaginativas campañas de propaganda para intentar hacernos más llevadera la ilegalidad en la que incurre mes a mes con nuestras nóminas, como la última de sus ocurrencias, encargada a cualquier agencia publicitaria con cargo a nuestros salarios, esta vez bajo el nombre de “Play tranformation at everis17.com” y consistente en una caja de cartón con cereales y brick de leche tamaño infantil.

propaganda_everis.jpg

Además de la coletilla “y tablas salariales”, sustituímos en el texto para la demanda el nombre del letrado inicial por los de los nuevos abogados que representarían al comité de empresa. Eso es todo. Ante estos leves cambios, los miembros de CSC en el comité pensábamos que los compañeros de CCOO no tendrían inconveniente en aceptarlos para proseguir los trámites. Pero hete aquí que expresaron su desacuerdo con la segunda versión del texto argumentando que habrían deseado que el proceso hubiera sido más abierto, que apenas habían tenido tiempo para preparar el Pleno, que no conocían a los nuevos abogados designados, que la ampliación del ámbito de la demanda supone una situación distinta que hay que valorar… acumulando una serie de injustificables excusas para terminar votando en contra de la demanda. No puede ser casual que el 26 de octubre, justo el día después de ese Pleno del comité, Proyecto Motocicleta -la sección sindical de CCOO en everis Centers Sevilla- remitiera a toda la plantilla del centro un correo que apuntaba a una entrada en su blog titulada “Estado actual del convenio colectivo TIC - MOVILÍZATE por tu ESTABILIDAD LABORAL” en el que decían:

Movilizarnos, ser conscientes de la problemática que se nos puede venir encima. No queremos ver mermados nuestros derechos y por ello tenemos que alzar la voz. La movilización es un paso previo a la Huelga sectorial si… tras las mismas… se mantiene el bloqueo de la negociación. Si acaba la ULTRA-ACTIVIDAD… 1.8 millones de trabajadores se quedarían en un limbo contractual. Grandes empresas nacionales y multinacionales dependen de nuestro trabajo. Somos casi 1.8 millones de trabajadores del sector y por ello nos merecemos unas condiciones de trabajo dignas y un convenio colectivo sectorial que las recoja y las ampare. ¿Pensad que ocurriría con las grandes multinacionales que dependen de nuestro trabajo si finalmente tuviésemos que llegar a la huelga sectorial? Somos importantes, solo tenemos que creerlo.”.

Desde la sección sindical de CSC en everis Centers, nos preguntamos: ¿si tan importante es para CCOO movilizarnos por la negociación del convenio sectorial, que se encuentra congelado desde el año 2009 por la pasividad y la incompetencia más absoluta de la dirección de CCOO, cómo es posible que la sección sindical de CCOO en nuestro comité de empresa -Proyecto Motocicleta- bloquee una iniciativa que insta a la justicia a hacer cumplir a everis Centers precisamente ese convenio sectorial? La respuesta la podemos encontrar en los movimientos que CCOO comenzó a realizar pocos días después del Pleno del 2 de febrero con una entrada en su portal de Servicios TIC titulada “En las TIC nos quieren robar el convenio”,  en el que concluye que “No podemos permitir, sin más, que acaben con nuestras condiciones. Exigimos un convenio digno para el sector. Pedimos a la patronal AEC, a la que pertenecen Indra, IBM, Everis, Capgemini, HP y otras muchas empresas, que recapacite y se tome en serio la regulación de nuestro Sector. Para eso hemos convocado a la patronal a una mediación en el SIMA, para intentar desbloquear el convenio. Pero el tiempo se acaba. Si las empresas de la patronal siguen sin mostrar voluntad de negociación en la próxima reunión, convocaremos HUELGA EN EL SECTOR TIC, en todas las empresas y los clientes en los que estamos. Para que no nos roben el convenio. Tenemos que parar este atraco.” ¡ avisando incluso de su intención de convocar huelga en el sector TIC !

La clave de esta negociación es la opacidad con la que CCOO está maniobrando de espaldas a los trabajadores, filtrando tan sólo aquella información que le interesa pero ocultando los puntos fundamentales que pueden suponer un empobrecimiento aún mayor de los trabajadores del sector. Uno de esos puntos que la patronal AEC quiere introducir en el nuevo convenio es la sustitución de las actuales categorías por grupos y niveles mucho más abiertos y que engloban diferentes categorías, permitiendo fijar el salario a todos los trabajadores de un grupo dentro de un amplio margen. Por ejemplo, analistas/programadores y programadores podrían incluirse en un mismo grupo, fijando un rango salarial único y dejando en manos de la empresa qué salario de ese rango fijar para cada puesto. Es el sueño de cualquier empresario hecho realidad. En realidad es justo lo que everis hace actualmente con su sistema de categorías internas suplantando las que rige el convenio, pagando a los analistas/programadores el salario de un programador, lo que desde CSC pretendemos denunciar, a lo que se ha opuesto la sección sindical de CCOO cuyo sindicato como vemos está negociando precisamente en esta materia y que parece que está en sintonía con la patronal en este aspecto:


Muy probablemente, en algún momento del periodo que va entre el 2 de febrero y el 26 de octubre, estando ellos tan relajados y ajenos a la vulneración que la empresa comete sobre todos los trabajadores de Centros en materia de convenio sectorial, prefiriendo continuar con su infantil saga de los evergifs o mentir una vez más acerca de nuestro compañero del comité Pablo (que no es miembro de nuestra sección sindical) y al enumerar de forma sesgada y amarilla las funciones de un comité de empresa, los miembros de Proyecto Motocicleta recibieran órdenes de sus órganos superiores dirigidas a boicotear la demanda judicial que impulsamos desde nuestra sección sindical en febrero, echando por tierra la documentación elaborada y con ella los siguientes pasos legales. “Donde dije digo digo Diego” o mejor “Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros” son dos ejemplos del refranero popular que muy bien podrían pronunciar estos señores y señoras de CCOO que hacen del comité de empresa una impostura total.
Leer más ...
 

Copyright © 2015 Sección Sindical de la CSC en everis Centers. Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger