miércoles, 19 de diciembre de 2018

Noemí Sanín, presidenta de la Fundación Everis, y su ridículo discurso alejado de la realidad

0 comentarios















El pasado 10 de diciembre de 2018, el periódico ABC publicaba una entrevista a Noemí Sanín, ex ministra de Asuntos Exteriores de Colombia, dos veces candidata a la presidencia de su país y actual presidenta de la Fundación Everis. Las declaraciones ante las preguntas realizadas muestran cuán alejados están los dirigentes de everis de la realidad de sus trabajadores.


Sobre el papel de los centros de formación en relación al mundo del trabajo, Noemí declaraba que "los estudiantes salen sobrecualificados en un 60% para sus puestos de trabajo. Eso quiere decir que las personas están gastando demasiado dinero con relación a la tasa de retorno que tendrán con su remuneración". Este es el último giro en cuanto a la culpabilización de los trabajadores con respecto a su situación de precariedad. Ahora pretenden hacernos creer que no es que las empresas paguen una miseria, sino que nosotros hemos invertido demasiado en nuestros estudios. Curioso que esto lo diga la presidenta de la Fundación Everis, una empresa que contrata trabajadores desde 10.500 euros al año y que por otro lado oferta ciclos formativos por casi 10.000 euros.










Continúa luego Noemí indicando que "el mundo educativo tiene que cambiar porque los jóvenes de hoy tienen un sentido de propiedad y de estabilidad laboral totalmente distinto". De nuevo, el problema no es la falta de estabilidad laboral que ofrecen las empresas, sino nuestra visión anticuada que ya no encaja con su modelo de negocio, basado en explotarnos cada día más. Para la señora Sanín, nada tiene que ver que everis haya pasado de realizar contratos indefinidos a contratos de formación de 2 años.


Y más adelante, indica que "Sin embargo, estas generaciones nuevas, que no se sienten representadas por la democracia liberal debido a los excesos de los monopolios o la corrupción, buscan cómo expresarse sin encontrar los canales adecuados. A cambio, surge la violencia. Tenemos que encontrar canales eficientes y pacíficos para expresar nuestro pensamiento y proponer mecanismos de gobernanza y administración que nos permitan tener una vida tranquila y de progreso". Una vida tranquila y de progreso, para ellos, se olvidó decir, para quienes se enriquecen a nuestra costa, porque, ¿qué vida tranquila y de progreso puede tener un trabajador que gana 10.500 euros con un contrato de 2 años? ¿Qué vida tranquila puede tener quien sufre uno de los 44.606 desahucios ejecutados en España en lo que va de 2018? ¿Se referirá cuando habla de los excesos de los monopolios y la corrupción al cártel informático desmantelado por la CNMC en el que participaba la propia everis?



Según esta visión hipócrita, el problema de los jóvenes que se ven expuestos a esta miserable realidad es que no encuentran los canales adecuados para expresarse y por eso, surge la violencia. Violencia es que te paguen una miseria negándote la posibilidad de pagar una vivienda; violencia es que te despidan, no puedas pagar la hipoteca o el alquiler, y te dejen en la calle; violencia son las 307 muertes en accidentes laborales en el primer semestre de 2018 a causa de la precariedad; violencia son los 17.000 suicidios ocurridos en España desde 2007 por causas económicas.


 
Ante la pregunta del periodista, "¿Es ése el reto frente a los populismos, tanto de izquierdas como de derechas?", que intenta equiparar lo que son extremos opuestos y contrarios, la presidenta de la Fundación Everis repite cual papagayo el discurso institucional del politicastro profesional: "Uno puede estar en total desacuerdo con los extremos, a los que tengo mucho temor, pero, si utilizan el respeto constitucional, lo único que hay que hacer es ganarles con la razón, mediante las elecciones y las expresiones políticas adecuadas". ¿Qué opinaría la señora Sanín sobre una huelga de los trabajadores de everis que paralizara la producción y obligara a subir los salarios y mejorar las condiciones de trabajo? ¿Le parecería eso una 'expresión política adecuada'?

















Al ser cuestionada por el futuro, el idealista discurso ajeno a la realidad nos muestra cuán alejados están del mundo del trabajador quienes dicen preocuparse por nuestro futuro. "Hay gente catastrofista y pesimista, pero el acceso y la democratización de la educación y la salud, la posibilidad de generar empresas sin capital pero con talento y el Estado de bienestar tienden a ser cada día más generales". "El pasado fue bueno para unos pocos, mientras que el presente es bueno para un porcentaje mucho mayor de personas". ¿En qué clase de mundo fantástico vive esta mujer? Mientras los gobiernos (los de 'izquierdas' y los de 'derechas') desmontan la sanidad y la educación públicas, 9 de cada 10 empresas no llegan a los 3 años de vida y el supuesto Estado del bienestar se cae a pedazos, los que dirigen empresas como everis quieren hacernos creer que todo va mejor. En un mundo en el que el 1% de la población acapara el 82% de la riqueza, ¿cómo puede alguien tener la desfachatez de decir que el presente es bueno para un porcentaje mucho mayor de personas que el pasado?








Este tipo de personas son las que dirigen las empresas que nos explotan. Estos son los que toman las decisiones de las que depende nuestro futuro laboral. Aquellos que se han enriquecido robando a trabajadores, aprovechándose de nuestro trabajo, son los que tienen en sus manos la posibilidad de mandarnos a la miseria de un día para otro. Y así seguirá siendo mientras los trabajadores no nos organicemos para repeler los ataques de estos desvergonzados, de aquellos que viven como reyes a nuestra costa y después nos dicen que todo va cada vez mejor, mientras la subida de la vivienda, de la electricidad, del gasoil y cientos de productos de primera necesidad, hacen que cada vez seamos más pobres. Sólo los trabajadores organizados y movilizados podremos conseguir unas condiciones de trabajo y un futuro laboral dignos.


¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, ÚNETE A CSC!
Leer más ...

viernes, 14 de diciembre de 2018

La usurpación de funciones por parte de Proyecto Motocicleta (CCOO) en el comité de empresa

0 comentarios


El pasado 3 de diciembre de 2018, Vanessa Portillo Salas, miembro del comité de empresa y de CCOO, enviaba un correo a la dirección de la empresa en nombre del comité con un texto aprobado en un pleno del mismo del 20 de noviembre de 2018.






Dicho texto, aprobado por mayoría en el pleno, solicitaba a la empresa la modificación de la política interna de permisos retribuidos de everis Centers para eliminar el límite de 200 kilómetros en los desplazamientos, en los casos en los que el permiso pasa de 2 a 4 días, modificación que ya ha sido aplicada en el Convenio Colectivo.


En primer lugar, dicha política interna de everis no puede en ningún caso empeorar lo que regulen el Estatuto de los Trabajadores y el Convenio, por lo que, independientemente de lo que ponga en dicho documento, se aplica siempre el sentido más favorable definido en estos documentos. Por lo tanto, el cambio de ese documento interno de everis es un tema menor, temas a los que dedican sus esfuerzos los miembros de Proyecto Motocicleta (CCOO).


Pero lo grave del asunto no está relacionado con el contenido del texto en cuestión, sino con la manera de proceder de un miembro del comité que decide actuar de forma individual y oportunista, sin rendir cuentas al resto del comité y sin ni siquiera informar al mismo de su proceder, lo cual conllevó que varios días después, el 10/12/2018, la presidenta del comité de empresa volviera a enviar el mismo texto a la dirección de la empresa, con el agravante de que ambas son miembros de CCOO y ni siquiera entre ellas se habían informado.





Ante esta situación, el secretario del comité de empresa, miembro de CSC, solicitó seguir los cauces correctos de comunicación y que los envíos de documentos aprobados por el comité de empresa los realizaran presidenta o secretario.





La respuesta de esta 'compañera' ante esta petición es la de salirse por la tangente y argumentar que no solo presidente/vicepresidente (entendemos que quiso decir secretario) pueden realizar una petición a la empresa sino que cualquier miembro puede dirigirse a la misma para solicitar algo, para que en ausencia de ambos representantes no se bloquee una petición del comité, ausencia esta que no ha llegado a producirse.





Lo que omite en su respuesta es que el comité de empresa tiene un reglamento interno, reglamento que fue aprobado por mayoría en pleno, que define las funciones de presidente/a y secretario/a, así como los derechos y obligaciones de los miembros del comité. Dicho reglamento define específicamente las funciones del/a presidente/a como representante legal del comité de empresa ante la dirección de la empresa, y no especifica en ningún momento ese supuesto 'mecanismo' para que cualquier miembro del comité se comunique en su nombre con la empresa ante la ausencia de sus representantes.





Sí que se define el mecanismo necesario para que, en caso de que presidente/a o secretario/a no pueden ejercer sus funciones personalmente, puedan delegar las mismas en cualquier miembro del comité enviando dicha delegación por correo electrónico, hecho que no se produjo.





Pero, al parecer, dicho reglamento y dicho mecanismo no son válidos para esta 'compañera' (a pesar de haber votado ella misma a favor cuando se aprobó el documento), por lo que decide saltárselos y actuar de forma individual en un, suponemos, intento de ganar protagonismo como representante y poder seguir viviendo de su imagen de persona ‘combativa’. De nada sirvió que el secretario del comité insistiera en seguir los cauces adecuados y correctos.













Pero por si todo esto no fuera suficiente, el pasado 13 de diciembre de nuevo se volvía a vivir una situación que demuestra el carácter oportunista de aquellos que pretenden erigirse en representantes de los trabajadores, pero que tan solo buscan una oportunidad para salvaguardar sus propios intereses.


Ese día, un miembro de CSC enviaba un correo a su responsable indicando que en el calendario que tenía compartido su equipo, no estaban definidos los compensados para las personas con reducción de jornada. Dicho correo, dirigido al responsable de este equipo, incluía en copia al departamento laboral, así como a la cuenta del comité de empresa, y de hecho así se indicaba en el propio correo.




Pues a pesar de estar en copia la cuenta de ‘Spain Laboral’ y de estar así indicado en el propio texto del correo, esta 'compañera' decide que “dado la importancia de esta información y a la fecha que estamos… no debería escalarse la petición a laboral par que sea extensible a todas las personas con reducción de jornada? Voy a contestar al correo de people del otro día pidiendo que se rectifique.”.


Y sin esperar un segundo, decide enviar el correo a Spain Laboral (que ya había recibido el correo del compañero de CSC) para, de nuevo, apuntarse un nuevo tanto como ya hicieran en el pasado desde Proyecto Motocicleta con cuestiones como la ayuda comedor.


En la práctica, lo que consiguen estas actitudes individualistas son las de dinamitar los órganos de representación, aplicando las enseñanzas que desde CCOO se encargan de hacer llegar a sus delegados, la práctica de trabajar como sección sindical (y en casos como estos ya directamente de forma individual) en lugar de como comité de empresa (dicho esto literalmente por la dirección de CCOO en nuestra presencia), dividiendo de esta forma a los trabajadores que solo ven un batiburrillo de siglas.


Desde CSC denunciamos públicamente las prácticas individualistas que conllevan desorganización y son muestras de debilidad ante la dirección de la empresa, que se siente muy cómoda ante comités de empresa que no actúan como tal, y cuyos miembros lo son solo en el papel, puesto que ejercen sus funciones de la forma en la que a ellos les place.


Igualmente, denunciamos a CCOO como sindicato aleccionador de estas actitudes oportunistas, que son precisamente las responsables de que la representación sindical en las empresas esté, en la práctica, en manos de las direcciones de estas, que hacen y deshacen a su antojo ante la ineptitud, cuando no la colaboración, de los representantes sindicales.


¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, ÚNETE A CSC!
Leer más ...

lunes, 3 de diciembre de 2018

Proyecto Motocicleta (CCOO) y la acción sindical de los GIFs

0 comentarios


Cuando una organización sindical basa su acción en un centro de trabajo en bromas, viñetas y GIFs, es comprensible que después, a la hora de intentar movilizar a los trabajadores no tengan respuesta por parte de estos y acaben culpabilizando a los mismos de no querer moverse o de ser muy individualistas, llegando a decir cosas como, "es que los trabajadores de este sector no se mueven", o, "los trabajadores no quieren hacer huelga porque van a lo suyo", o incluso, “la gente es tonta”, frases pronunciadas por miembros de CCOO en nuestra presencia.


¿Alguien sensato puede exigir que los trabajadores de un sector se movilicen si, por un lado, se firman convenios nocivos a espaldas de los mismos, y por otro lado, la acción sindical se basa en poner GIFs, viñetas y bromas, sin llamar a la movilización ni elevar la conciencia de los compañeros? ¿Es lícito que aquellos que se dedican a dividir a los trabajadores, pretendiendo hacer ver que lo importante es sólo lo que ocurre en nuestro centro de trabajo y ocultando lo que ocurre fuera, vayan después despotricando contra los trabajadores por no movilizarse? ¿Cómo vamos los trabajadores a salir a la calle a defender nuestros derechos si nos vemos aislados en nuestros centros de trabajo por culpa de organizaciones como CCOO?


La política sindical de CCOO, basada únicamente en buscar el voto para paralizar a los trabajadores y ser ellos los que negocien a nuestras espaldas, va acompañada siempre de una labor de rebajar la conciencia de los trabajadores hablando solo de pequeñas cuestiones que afectan al centro de trabajo pero que nunca van más allá, que son las migajas que pueden conceder las empresas sin renunciar a una pizca de sus beneficios, lo único que puede conseguir un sindicato del sistema cuando negocia con quien le da de comer. Pretender que los trabajadores aspiremos a verdaderas mejoras de trabajo (unas tablas salariales acordes a nuestra categoría, una jornada laboral anual mucho menor, la reducción drástica de las horas extraordinarias) sólo es posible si los trabajadores elevamos nuestra conciencia y entendemos que nuestras condiciones de trabajo dependen de decisiones que se toman en otros ámbitos, pero que marcan nuestro día a día.


Pero hablar de lo que pasa fuera del centro de trabajo es muy incómodo para quienes representan unas siglas corruptas que hacen tanto daño a los trabajadores en todo el Estado. Mirar hacia afuera de las puertas de la empresa significa hablar de EREs firmados a cambio de prebendas, de EREs aplicados a sus propios trabajadores, de despidos de trabajadoras tras pasar por un coma o por un cáncer, de convenios llenos de retrocesos y de corrupción.


CCOO es responsable de la situación cada vez más precaria de los trabajadores en nuestro país y bajo sus siglas ya no cabe la lucha por conquistar verdaderas mejoras, tan solo negociaciones y pactos ocultos, firmas a nuestras espaldas y traiciones. Los trabajadores sólo empezaremos a avanzar cuando nos deshagamos de los sindicatos del sistema CCOO y UGT y empecemos a organizarnos en torno al sindicalismo de clase para luchar por nuestros derechos y nuestro futuro.


¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, ÚNETE A CSC!
Leer más ...

miércoles, 21 de noviembre de 2018

Mentiras y derivas mentales, la desfachatez absoluta de CCOO en everis Centers Sevilla

0 comentarios







El primer párrafo del último comunicado enviado por Proyecto Motocicleta (CCOO) a los trabajadores de everis Centers Sevilla está a medio camino entre lo absurdo y lo ridículo. Absurda la mención a las próximas elecciones al Parlamento de Andalucía que, por mucho que nos preguntamos, no conseguimos entender a cuento de qué viene. Ridícula la forma de intentar desligar la política de mejoras en las condiciones de nuestro centro de trabajo.


El principal problema que tenemos hoy en día los trabajadores de everis Centers Sevilla es el dañino convenio colectivo plagado de retrocesos que han firmado CCOO y UGT con la patronal. Un convenio que nos hace más pobres, liquida las categorías profesionales y acata todas las medidas aprobadas en las reformas laborales de los últimos años. Porque CCOO y UGT hacen política, que nadie se olvide, pero política al margen de los trabajadores, a sus espaldas, y firman retrocesos a cambio de prebendas.


Proyecto Motocicleta habla de estrategia política como algo de lo que hay que alejarse y que nada tiene que ver con las condiciones de los trabajadores de everis, pero nada más lejos de la realidad, puesto que es en el terreno político donde se deciden nuestras condiciones laborales y el resto de condiciones que afectan a nuestro día a día. Porque si el precio de la luz sube, nuestro poder adquisitivo se ve reducido. Pero es que los miembros de Proyecto Motocicleta, como buenos aprendices de quienes dirigen su sindicato, nos dicen por un lado que no levantemos la cabeza de nuestro centro de trabajo, mientras que su dirección negocia a nivel político a nuestras espaldas lo que realmente nos afecta.


Resulta muy llamativo además que CCOO intente hacernos creer que ellos son los que proponen y el resto los que nos oponemos, cuando fueron ellos, junto con Actúa, los que votaron en contra de presentar un conflicto colectivo por incumplimiento de las categoría profesionales y tablas salariales del anterior convenio colectivo, algo que, de haberse llevado a cabo, podría haber supuesto subidas salariales de hasta 4.000 euros al año en algunas categorías. ¿Por qué CCOO impidió nuestra iniciativa? Porque la dirección de su sindicato estaba cerrando la firma del nuevo convenio que, entre otras cosas, al eliminar las categorías profesionales, complica muchísimo esa posible demanda colectiva, y claro, la "estrategia política" de Proyecto Motocicleta en ese caso, recibida desde la dirección de CCOO, fue la de oponerse a dicha demanda.


Pero si absurdo y ridículo resulta ese primer párrafo, el segundo, plagado de mentiras y omisiones intencionadas, supera con creces el nivel de desfachatez mostrado hasta ahora por quienes sostienen las siglas de uno de los sindicatos más corruptos de Europa.


Como ya explicamos en un anterior comunicado, CCOO estaba planteando un orden del día trampa para la reunión en la que debía aprobarse qué asesoría jurídica nos representaría como comité ante el conflicto colectivo por la negociación de un plan de igualdad. Dicho orden del día incluía una opción que nunca ha existido: que los servicios jurídicos de CCOO, al servicio de los intereses de un sindicato que vende a los trabajadores en cuanto tiene oportunidad, trabajaran conjuntamente con los servicios jurídicos con los que trabaja CSC, una asesoría jurídica independiente que además ya nos había advertido de los problemas que tuvieron en el pasado cuando trabajaron conjuntamente con CCOO, y que por ello no estaban dispuestos a repetir dicha colaboración.


Lo que CCOO omite en su comunicado es que en ese orden del día no había solo una opción que votar con respecto a la presentación de dicho conflicto colectivo sino tres. Una primera opción totalmente absurda e imposible, que era la presentación conjunta entre las dos asesorías, una segunda opción de presentar la demanda con la asesoría propuesta por CSC y otra tercera opción de presentar la demanda con la asesoría jurídica de CCOO. Y ocultan los miembros de Proyecto Motocicleta que ellos, junto con Actúa, también han votado en contra de presentar la demanda con la asesoría propuesta por CSC (asesoría que no pertenece a las estructuras del sindicato, sino que es una asesoría independiente que trabaja con más sindicatos), como ya hicieron en el pasado cuando desde CSC promovimos demandar las categorías y tablas salariales.


Precisamente la defensa de CCOO como sindicato, de sus siglas y toda la corrupción y miseria moral que representan hoy en día, es lo que ha llevado a Proyecto Motocicleta a bloquear el trabajo como comité de empresa. Y es que el intento de imponer que la dirección de su sindicato y sus servicios jurídicos se inmiscuyan en la labor del comité demuestra la sumisión que deben a aquellos que cada día nos hacen más pobres y dinamitan nuestros derechos laborales.


Es realmente urgente que los trabajadores abramos los ojos sobre lo que significa CCOO y el daño que hace a los trabajadores, y la necesidad de organizarnos en torno al sindicalismo de clase honesto y combativo que no deba favores a bancos y partidos, que no dependa del Estado a través de millonarias subvenciones, que no firme EREs ni retrocesos.


¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, ÚNETE A CSC!
Leer más ...

viernes, 16 de noviembre de 2018

Proyecto Motocicleta (CCOO), haciendo honor al sindicato al que representa, juega sucio en el comité

0 comentarios


El pasado 10 de septiembre de 2018, en una reunión extraordinaria del comité de empresa, se aprobó la presentación de un conflicto colectivo por la negación de la empresa a formar una comisión para la negociación del plan de igualdad.



En dicha reunión, CSC dejó claro desde un primer momento que para dicho conflicto no podíamos confiar en los servicios jurídicos de CCOO, puesto que estos pertenecen a la estructura de dicho sindicato y responden ante ellos, y por diversos motivos que iremos desglosando en CSC no confiamos en el proceder de dicho sindicato y sus servicios jurídicos.









Como puede verse en este extracto del acta del pleno del comité de dicho día, la experiencia nos demuestra cómo trabajan los servicios jurídicos de CCOO, que desestiman un conflicto colectivo presentado en nombre de un comité de empresa sin el consentimiento de éste, lo que llevó a estos trabajadores a abandonar CCOO.





En este segundo extracto podemos ver la explicación en detalle de cómo los servicios jurídicos de CCOO comunicaron un día antes del juicio la anulación del mismo al comité de empresa de Indra Software Badajoz, sin dar explicaciones hasta dos meses después, y en contra del criterio del propio comité, que decidió en su mayoría abandonar CCOO.


También puede verse en dicho extracto cómo los miembros de CSC no tenemos ningún problema en presentar el conflicto colectivo con los miembros del comité de empresa, independientemente de su afiliación sindical, pero no podemos admitir que CCOO, cuyas cúpulas negocian a nivel político con las empresas y a espaldas de los trabajadores, participe en dicho conflicto.




Desde CSC aclaramos además en dicha reunión que la asesoría jurídica con la que trabajamos, Autonomía Sur, no pertenece a las estructuras de nuestro sindicato, sino que es una asesoría independiente, que trabaja también para otros sindicatos. Además, desde dicha asesoría ya nos habían avisado que en el pasado, cuando habían intentado coordinar procesos conjuntamente con los servicios jurídicos de CCOO, no había funcionado.


Ante el interés de aprobar en primer lugar la presentación del conflicto colectivo, desde CSC dejamos también claro que había que definir con qué asesoría jurídica se iba a presentar.




De nuevo en esa misma reunión hicimos hincapié en la imposibilidad de presentar el conflicto colectivo de forma conjunta entre ambas asesorías jurídicas.




En dicha reunión, CCOO solicitó información acerca del caso de Indra para poder contrastar con los servicios jurídicos ese caso. Información que fue facilitada por CSC.




En el correo que se muestra a continuación puede verse la información facilitada por parte de CSC a CCOO acerca de ese caso y de otros muchos que hacen que desconfiemos de las estructuras y los servicios jurídicos de CCOO.




En dicho correo, además del caso de Indra, se relatan otras actuaciones de CCOO en las que este sindicato ha actuado contra los trabajadores a los que dicen representar y defender:








Por estos y por muchos otros motivos, desde CSC hemos dejado clara en numerosas ocasiones nuestra negativa a que los servicios jurídicos de CCOO se inmiscuyan en los asuntos del comité de empresa de everis Centers Sevilla. Pero lejos de escuchar nuestros argumentos, los miembros de dicho sindicato (Proyecto Motocicleta), están intentando ahora mediante una sucia jugarreta incluir por todos los medios a sus servicios jurídicos, que ha quedado más que demostrado que obran de espaldas a los trabajadores y en su contra, en este conflicto.


La jugada que intentan llevar a cabo es la siguiente:


Este es el orden del día planteado por CCOO para la próxima reunión del comité de empresa:




Como puede verse, a pesar de haber insistido desde CSC numerosas veces en la imposibilidad de hacer la demanda de forma conjunta, desde CCOO insisten en votar un punto que, de aprobarse, no podría llevarse a cabo, o lo que es lo mismo, proponen votar una imposibilidad. No contentos con ello, las posibilidades reales, que son las de aprobar la demanda con la asesoría propuesta por CSC (Autonomía Sur), o presentar la demanda con los servicios jurídicos de CCOO, se incluyen en dos puntos del orden del día que solo se votarían de no aprobarse el anterior punto, desvirtuando de esta forma la votación al intentar eliminar la posibilidad de que se voten esos puntos si consiguen antes lo que les conviene.


Pero dicha jugada sucia, sospechamos, va más allá, y es que bajo la excusa de trabajar como comité de empresa de forma conjunta, posibilidad esta que los miembros de CCOO en el comité ya han pisoteado numerosas veces antes, como cuando votaron en contra de presentar una demanda colectiva por incumplimiento de las categorías y las tablas salariales del convenio, los miembros de Proyecto Motocicleta ya estuvieron dejando ver cuáles podían ser sus intenciones.


En reuniones del comité de empresa celebradas los días 28 de septiembre y 29 de octubre, con la asesoría jurídica Autonomía Sur y los servicios jurídicos de CCOO respectivamente, desde CCOO preguntaron lo siguiente:






Como puede intuirse por las preguntas realizadas por CCOO a ambas asesorías jurídicas, la jugada consistiría en, una vez votado en el comité el surrealista orden del día presentado por CCOO, bien porque se aprobara una imposibilidad, bien porque no se aprobara nada (puesto que tal como está planteado es algo probable), tirar por la calle de en medio y presentar ellos la demanda como sección sindical, dejando en manos de los servicios jurídicos de CCOO un tema tan importante, y monopolizando una vez más las negociaciones por parte de este sindicato que hace bien poco firmaba un convenio colectivo, tan dañino que ni sus propios delegados en everis estaban de acuerdo.




Ante nuestro intento de votar en el comité de empresa los puntos de forma correcta (o bien presentar la demanda con los servicios jurídicos de CCOO o bien presentarla con los servicios jurídicos de Autonomía Sur), CCOO se niega a modificar el orden del día en un rastrero intento de embarrar la situación y sacar rédito para su sindicato. La supuesta línea que pudiera separar a la dirección de CCOO de sus delegados, la posible autonomía que pudieran tener los miembros del comité de empresa de dicho sindicato, vemos cómo queda totalmente destruida ante esta defensa a ultranza por parte de Proyecto Motocicleta de los servicios jurídicos de CCOO.


Esta postura sitúa a los miembros de CCOO en el comité en el mismo plano que la dirección de su sindicato, dirección que acata las reformas laborales, que negocia convenios dañinos y llenos de retrocesos, que maltrata a sus propios trabajadores, que está corrompida hasta la médula. Eso es lo que representa Proyecto Motocicleta en everis Centers Sevilla.


Para darle la vuelta a esta situación necesitamos organizarnos en torno al sindicalismo de clase, un sindicalismo honesto y con principios, un sindicalismo que no traicione a los trabajadores ni negocie a sus espaldas.


¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, ÚNETE A CSC!
Leer más ...

martes, 30 de octubre de 2018

¿Qué es la Coordinadora Sindical de Clase?

0 comentarios


Los miembros de la sección sindical de CSC en everis Centers creemos que es importante regirse por unos principios y estar organizados en base a ellos. Es por eso que pertenecemos a la Coordinadora Sindical de Clase, que es la organización sindical que representa nuestra visión sindical y nuestra idea de cómo y con qué objetivos deben defenderse los derechos de los trabajadores en un centro de trabajo.


Para explicar por qué formamos parte de CSC, creemos que lo mejor es exponer el documento “¿Quienes somos?”, que recoge perfectamente los principios y la política sindical que asumimos en nuestro sindicato, no como una mera declaración de principios sino llevándolos a la práctica con todas las consecuencias.


¿Quiénes somos?


La Coordinadora Sindical de Clase (CSC) es una organización sindical de ámbito nacional que reivindica el sindicalismo de clase en el estado español ante la deriva del sindicalismo en los últimos 40 años.


Nuestra forma de hacer sindicalismo

  • CSC se financia exclusivamente con las cuotas de sus afiliados, lo que garantiza la independencia en sus actuaciones. Ni subvenciones públicas ni prebendas por parte de la patronal.
  • Apostamos por la potenciación y el desarrollo del Comité de Empresa como órgano unitario y democrático que representa a todos/as los trabajadores/as en la empresa.
  • Oposición rotunda a los delegados sindicales liberados por las empresas apostando por el trabajo de los delegados/as en sus centros de trabajo.
  • La Asamblea de trabajadores/as es un elemento primordial para defender sus derechos y es por ello que la CSC la considera como una herramienta fundamental para el fomento de la participación y la unidad de los trabajadores.
  • Unidad de acción con aquellas organizaciones sociales, políticas y sindicales que reivindiquen el sindicalismo de clase y la unidad de todos los trabajadores, independientemente de la empresa a la que pertenezcan y del sector en el que desarrollen su actividad.
  • Por la superación del ámbito de la empresa y del marco territorial y por la unidad de toda la clase obrera.

¿Qué queremos hacer?


Creemos en la fuerza de los trabajadores y que, entre todos, podemos y debemos transformar la realidad. Por eso, queremos hacer protagonistas a los trabajadores de las decisiones importantes que afectan a su futuro, que todos aportemos soluciones. Para ello es necesario comprender la realidad que nos rodea y, en ello, CSC pone todos sus esfuerzos en mantener informados a los trabajadores y trabajadoras y elevar su conciencia: todos los trabajadores tenemos unos intereses comunes que van en contradicción con los del empresario que quiere ganar más a nuestra costa. Para que ellos ganen más, nosotros debemos perder derechos. Y eso no lo vamos a consentir. Por eso queremos construir una fuerza que haga frente común al empresario y poder defender con más ímpetu los derechos que tanto costó conseguir durante años de lucha.


¿Qué prometemos?


Los delegados de la CSC podríamos prometer el cielo si quisiéramos pero solo podemos prometer lo que podemos cumplir al 100%:

  • Lucha, determinación y fortaleza.
  • CSC NO va a firmar NINGÚN retroceso en las condiciones de los trabajadores y ni mucho menos ningún ERE. CSC no es partidario de firmar el mal menor.
  • Los delegados de CSC se deben comprometer a elevar en conciencia a sus compañeros, informándoles, trasladándoles su visión y fomentando su participación.
  • CSC está abierto a la negociación siempre que suponga un avance en las condiciones de los trabajadores.
  • Siempre y cuando se respeten los principios que definen nuestra forma de hacer sindicalismo, la dirección del sindicato – ni ningún órgano superior del mismo – no se inmiscuirá en el trabajo interno de los afiliados dentro de la empresa.

¿SOMOS RADICALES?


Por supuesto que sí. Según la RAE:


Radicalismo.


2. m. Conjunto de ideas y doctrinas de quienes, en ciertos momentos de la vida social, pretenden reformar total o parcialmente el orden político, científico, moral y aun religioso.


Queremos, entre todos, cambiar las cosas desde la raíz. Así que:


Sí, somos radicales… pero no somos extremistas


¿CREEMOS EN EL DIÁLOGO?


Claro que creemos en el diálogo. En ningún momento renunciamos a sentarnos en una mesa para dialogar y/o negociar con quien sea si con ello podemos conseguir mejoras y avances para los trabajadores. Pero creemos que los acuerdos favorables para los trabajadores se arrancan desde una posición de fuerza y nunca desde una posición de inferioridad y debilidad.


Diálogo sí para avanzar, nunca para retroceder


NUESTROS PRINCIPIOS


CSC debe dejar claro y por escrito cuáles son los principios que impulsan en su existencia y en su forma de vivir el día a día y para que quede claro a todos aquellos que reinventan el modelo sindical cada veinte minutos. Debemos tener definidos perfectamente cuáles son esos principios y su forma de aplicarlos.


Estas características y principios son:

  • CSC tiene como objetivo, en todas sus actuaciones, realizar una transformación de la sociedad económica, política y social y, para ello, su proyecto sindical se basa en transformar el actual Estado y donde se invierta el actual desorden económico, donde los seres humanos estemos protegidos desde el trabajo, la educación, la salud, donde se socialice la riqueza y donde se tenga capacidad productiva. Pensamos en un mundo nuevo y no nos resignamos a que generaciones futuras vivan en un mundo como el actual, en el que unos necesitan trabajar para poder sobrevivir y otros viven para enriquecerse a costa del trabajo de los demás.
  • CSC es ANTICAPITALISTA porque el tipo de economía capitalista hace que miles de millones de seres humanos vivamos con sufrimientos innecesarios en nuestras vidas.
  • CSC reconoce la LUCHA DE CLASES como motor de la historia porque es el método que sirve para que los trabajadores tomen conciencia de su existencia colectiva y de sus intereses colectivos contrapuestos a los del capital. La LUCHA DE CLASES es consustancial a nuestra existencia como organización.
  • CSC debe ser SOLIDARIA. En ello nos va nuestra fuerza: somos solidarios y debemos saber dar una respuesta adecuada en cada momento pensando en el colectivo y no sólo por lo que nos pase a nosotros en primera persona; nos importa lo que le ocurra al compañero ya que somos conscientes de que los despidos que se hacen en la empresa de al lado mañana puede ser para nosotros. Con la solidaridad tejemos lazos y vínculos entre los trabajadores que garantizan nuestra propia seguridad en todos los aspectos de la vida.
  • CSC NO es CORPORATIVISTA. El corporativismo es aquel que cree que el solo hecho de pertenecer a una profesión, empresa o ámbito territorial tiene el derecho a preservar sus propios intereses por encima del resto. Si los intereses entre los trabajadores de dos empresas o de una misma empresa están vinculados entre sí – como siempre lo están –, no tiene lógica llevar una política sindical distinta.
  • CSC debe tener un CÓDIGO DE ÉTICA. Los representantes de los trabajadores que se presenten por CSC en las empresas deben de saber claramente que la utilización del crédito horario sindical es para trabajar para los trabajadores en el Sindicato o en el centro de trabajo y que debe ser motivo de expulsión el mal uso de ese crédito horario. Asimismo, los representantes de CSC tienen la obligación de defender los intereses de los trabajadores y, si tienen alguna incompatibilidad con el ejercicio de esa responsabilidad, deben comunicárselo a la Dirección y apartarse de la representación.
  • EN CSC estamos EN CONTRA de la figura del LIBERADO SINDICAL. Para representar a sus compañeros, el delegado de CSC debe estar en primera fila, conociendo de primera mano los problemas de sus compañeros. Si el delegado comparte los mismos problemas que sus compañeros, empatizará más fácilmente con su situación. Un delegado que se aleje voluntariamente de su centro de trabajo no puede ejercer una labor sindical efectiva.
  • CSC es DEMOCRÁTICA, puesto que sus decisiones las toma de forma colegiada y por acuerdo de la mayoría.
  • CSC es INTERNACIONALISTA. Los intereses de los trabajadores están vinculados a esquemas de producción y de explotación de los productores o de los servicios impuestos por el capitalismo. Esos esquemas traspasan las fronteras y los trabajadores de distintos países tenemos que estar vinculados con objeto de tener una visión del conjunto de los movimientos del capital. Por eso es fundamental la solidaridad internacional de los trabajadores. Para ello, CSC forma parte de la Federación Sindical Mundial (FSM), a nivel internacional.
  • CSC es INDEPENDIENTE del Estado y la Patronal. CSC no puede tener ningún compromiso que la vincule al Estado en la opción de gobierno, puesto que es una organización obrera de carácter económico. En el ejercicio de sus objetivos, en todo momento, será independiente del Estado y la Patronal.
Leer más ...

martes, 23 de octubre de 2018

¿Hasta cuándo se van a reír de nosotros?

2 comentarios


Ayer asistimos a una nueva iniciativa de everis para recordarnos lo 'cool' que es esta empresa y la suerte que tenemos de trabajar aquí, que nos invitan a galletas y a juegos clásicos de ordenador. Rara es la semana que no nos sorprenden con un evergrupo, un desayuno solidario, un concurso fotográfico o una fiesta temática. La propaganda verde inunda nuestros buzones de correo con mensajes positivistas que intentan vender la imagen de empresa moderna y que se preocupa por nosotros.


Para todas esas campañas de marketing, desayunos, fiestas, etc, ninguna inversión parece poca; todo con tal de mantener esa imagen. Pero para lo que realmente preocupa a los trabajadores, para nuestros salarios y nuestras condiciones de trabajo, cualquier inversión es inviable, impensable. A pesar de vender que es una empresa abierta y comunicativa, everis no acepta sentarse a negociar absolutamente nada que implique una verdadera mejora en nuestras condiciones de trabajo.


Cuando desde CSC planteamos una plataforma de negociación para un convenio de empresa, que incluye entre otras medidas, unas categorías laborales reales en función de las tareas que realizamos y con unas tablas salariales adecuadas, y no una amalgama como lo que firmaron patronal, CCOO y UGT en el nuevo convenio colectivo, salarios que nunca bajen de los 1000 euros netos mensuales en 14 pagas, establecer cláusulas para que ningún trabajador pierda nivel adquisitivo (subidas mínimas ligadas al IPC), reparto de beneficios, una jornada máxima anual de 1600 horas (en lugar de las 1800 actuales), jornada semanal de 35, etc, everis ni siquiera tuvo la decencia de sentarse a negociar con el comité de empresa estas medidas, no para que se impusiera nuestra propuesta al completo, sino tan siquiera para llegar al más mínimo acuerdo.


Cuando planteamos una flexibilidad horaria basada en una reducción de la jornada anual de forma que se trabajaran 40 horas a la semana (en lugar de 43), manteniendo jornada intensiva en verano así como compensados en semana santa/feria y en navidad, la empresa nuevamente se negó a sentarse a negociar nada.


Como último ejemplo de esta postura de cerrazón, ante un requerimiento de la Inspección de Trabajo que solicita a la empresa que negocie un plan de igualdad que la empresa ha venido modificando de espaldas a la representación legal de los trabajadores, everis se niega una vez más a negociar nada.


Ante las múltiples peticiones del comité de empresa, everis hace oídos sordos y se niega una y otra vez a ceder en absolutamente nada, mostrando una postura extremista, encerrada en su posición de desprecio hacia los trabajadores, a los que se niega a conceder el más mínimo beneficio real. Pero todo eso lo tapan una y otra vez con medidas propagandísticas que encubren los verdaderos problemas: salarios miserables, horas extraordinarias desmedidas, jornadas de trabajo en festivos y fines de semana, etc. Y mientras tanto, cada año se cuidan de restregarnos por la cara los millonarios beneficios obtenidos a nuestra costa.




Todo esto ocurre ante nuestra pasividad, o más bien, por nuestra pasividad. Dejamos que nuestro día a día nos consuma y que pasen las semanas, deseando que llegue el fin de semana (aquellos que no tengan que trabajarlo, claro), las vacaciones, anhelando un futuro mejor que solo será posible si nos organizamos y luchamos por él. Todas las conquistas laborales de las que hoy disfrutamos (vacaciones pagadas, fines de semana, etc) son el fruto de la organización y la lucha de los trabajadores en el pasado, y nuestra apatía y desidia actuales están haciendo que poco a poco vayamos perdiendo todas esas conquistas. Si los trabajadores no damos ya un paso al frente y comenzamos a pelear todos unidos por nuestros derechos laborales, por nuestras condiciones, por nuestros puestos de trabajo, la situación seguirá empeorando cada día irremediablemente.


Desde CSC hacemos un llamamiento a todos los trabajadores a que comencemos a organizarnos en torno al sindicalismo de clase, en torno a unos principios que vayan más allá de bonitas palabras y que nos pongamos todos manos a la obra a construir la representación que los trabajadores de everis necesitan para defender sus derechos. Por eso te animamos a que te pongas en contacto con nosotros y demos el primer paso para tener un futuro mejor en la empresa.


¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, ÚNETE A CSC!
Leer más ...
 

Copyright © 2015 Sección Sindical de la CSC en everis Centers. Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger