martes, 30 de octubre de 2018

¿Qué es la Coordinadora Sindical de Clase?

0 comentarios


Los miembros de la sección sindical de CSC en everis Centers creemos que es importante regirse por unos principios y estar organizados en base a ellos. Es por eso que pertenecemos a la Coordinadora Sindical de Clase, que es la organización sindical que representa nuestra visión sindical y nuestra idea de cómo y con qué objetivos deben defenderse los derechos de los trabajadores en un centro de trabajo.


Para explicar por qué formamos parte de CSC, creemos que lo mejor es exponer el documento “¿Quienes somos?”, que recoge perfectamente los principios y la política sindical que asumimos en nuestro sindicato, no como una mera declaración de principios sino llevándolos a la práctica con todas las consecuencias.


¿Quiénes somos?


La Coordinadora Sindical de Clase (CSC) es una organización sindical de ámbito nacional que reivindica el sindicalismo de clase en el estado español ante la deriva del sindicalismo en los últimos 40 años.


Nuestra forma de hacer sindicalismo

  • CSC se financia exclusivamente con las cuotas de sus afiliados, lo que garantiza la independencia en sus actuaciones. Ni subvenciones públicas ni prebendas por parte de la patronal.
  • Apostamos por la potenciación y el desarrollo del Comité de Empresa como órgano unitario y democrático que representa a todos/as los trabajadores/as en la empresa.
  • Oposición rotunda a los delegados sindicales liberados por las empresas apostando por el trabajo de los delegados/as en sus centros de trabajo.
  • La Asamblea de trabajadores/as es un elemento primordial para defender sus derechos y es por ello que la CSC la considera como una herramienta fundamental para el fomento de la participación y la unidad de los trabajadores.
  • Unidad de acción con aquellas organizaciones sociales, políticas y sindicales que reivindiquen el sindicalismo de clase y la unidad de todos los trabajadores, independientemente de la empresa a la que pertenezcan y del sector en el que desarrollen su actividad.
  • Por la superación del ámbito de la empresa y del marco territorial y por la unidad de toda la clase obrera.

¿Qué queremos hacer?


Creemos en la fuerza de los trabajadores y que, entre todos, podemos y debemos transformar la realidad. Por eso, queremos hacer protagonistas a los trabajadores de las decisiones importantes que afectan a su futuro, que todos aportemos soluciones. Para ello es necesario comprender la realidad que nos rodea y, en ello, CSC pone todos sus esfuerzos en mantener informados a los trabajadores y trabajadoras y elevar su conciencia: todos los trabajadores tenemos unos intereses comunes que van en contradicción con los del empresario que quiere ganar más a nuestra costa. Para que ellos ganen más, nosotros debemos perder derechos. Y eso no lo vamos a consentir. Por eso queremos construir una fuerza que haga frente común al empresario y poder defender con más ímpetu los derechos que tanto costó conseguir durante años de lucha.


¿Qué prometemos?


Los delegados de la CSC podríamos prometer el cielo si quisiéramos pero solo podemos prometer lo que podemos cumplir al 100%:

  • Lucha, determinación y fortaleza.
  • CSC NO va a firmar NINGÚN retroceso en las condiciones de los trabajadores y ni mucho menos ningún ERE. CSC no es partidario de firmar el mal menor.
  • Los delegados de CSC se deben comprometer a elevar en conciencia a sus compañeros, informándoles, trasladándoles su visión y fomentando su participación.
  • CSC está abierto a la negociación siempre que suponga un avance en las condiciones de los trabajadores.
  • Siempre y cuando se respeten los principios que definen nuestra forma de hacer sindicalismo, la dirección del sindicato – ni ningún órgano superior del mismo – no se inmiscuirá en el trabajo interno de los afiliados dentro de la empresa.

¿SOMOS RADICALES?


Por supuesto que sí. Según la RAE:


Radicalismo.


2. m. Conjunto de ideas y doctrinas de quienes, en ciertos momentos de la vida social, pretenden reformar total o parcialmente el orden político, científico, moral y aun religioso.


Queremos, entre todos, cambiar las cosas desde la raíz. Así que:


Sí, somos radicales… pero no somos extremistas


¿CREEMOS EN EL DIÁLOGO?


Claro que creemos en el diálogo. En ningún momento renunciamos a sentarnos en una mesa para dialogar y/o negociar con quien sea si con ello podemos conseguir mejoras y avances para los trabajadores. Pero creemos que los acuerdos favorables para los trabajadores se arrancan desde una posición de fuerza y nunca desde una posición de inferioridad y debilidad.


Diálogo sí para avanzar, nunca para retroceder


NUESTROS PRINCIPIOS


CSC debe dejar claro y por escrito cuáles son los principios que impulsan en su existencia y en su forma de vivir el día a día y para que quede claro a todos aquellos que reinventan el modelo sindical cada veinte minutos. Debemos tener definidos perfectamente cuáles son esos principios y su forma de aplicarlos.


Estas características y principios son:

  • CSC tiene como objetivo, en todas sus actuaciones, realizar una transformación de la sociedad económica, política y social y, para ello, su proyecto sindical se basa en transformar el actual Estado y donde se invierta el actual desorden económico, donde los seres humanos estemos protegidos desde el trabajo, la educación, la salud, donde se socialice la riqueza y donde se tenga capacidad productiva. Pensamos en un mundo nuevo y no nos resignamos a que generaciones futuras vivan en un mundo como el actual, en el que unos necesitan trabajar para poder sobrevivir y otros viven para enriquecerse a costa del trabajo de los demás.
  • CSC es ANTICAPITALISTA porque el tipo de economía capitalista hace que miles de millones de seres humanos vivamos con sufrimientos innecesarios en nuestras vidas.
  • CSC reconoce la LUCHA DE CLASES como motor de la historia porque es el método que sirve para que los trabajadores tomen conciencia de su existencia colectiva y de sus intereses colectivos contrapuestos a los del capital. La LUCHA DE CLASES es consustancial a nuestra existencia como organización.
  • CSC debe ser SOLIDARIA. En ello nos va nuestra fuerza: somos solidarios y debemos saber dar una respuesta adecuada en cada momento pensando en el colectivo y no sólo por lo que nos pase a nosotros en primera persona; nos importa lo que le ocurra al compañero ya que somos conscientes de que los despidos que se hacen en la empresa de al lado mañana puede ser para nosotros. Con la solidaridad tejemos lazos y vínculos entre los trabajadores que garantizan nuestra propia seguridad en todos los aspectos de la vida.
  • CSC NO es CORPORATIVISTA. El corporativismo es aquel que cree que el solo hecho de pertenecer a una profesión, empresa o ámbito territorial tiene el derecho a preservar sus propios intereses por encima del resto. Si los intereses entre los trabajadores de dos empresas o de una misma empresa están vinculados entre sí – como siempre lo están –, no tiene lógica llevar una política sindical distinta.
  • CSC debe tener un CÓDIGO DE ÉTICA. Los representantes de los trabajadores que se presenten por CSC en las empresas deben de saber claramente que la utilización del crédito horario sindical es para trabajar para los trabajadores en el Sindicato o en el centro de trabajo y que debe ser motivo de expulsión el mal uso de ese crédito horario. Asimismo, los representantes de CSC tienen la obligación de defender los intereses de los trabajadores y, si tienen alguna incompatibilidad con el ejercicio de esa responsabilidad, deben comunicárselo a la Dirección y apartarse de la representación.
  • EN CSC estamos EN CONTRA de la figura del LIBERADO SINDICAL. Para representar a sus compañeros, el delegado de CSC debe estar en primera fila, conociendo de primera mano los problemas de sus compañeros. Si el delegado comparte los mismos problemas que sus compañeros, empatizará más fácilmente con su situación. Un delegado que se aleje voluntariamente de su centro de trabajo no puede ejercer una labor sindical efectiva.
  • CSC es DEMOCRÁTICA, puesto que sus decisiones las toma de forma colegiada y por acuerdo de la mayoría.
  • CSC es INTERNACIONALISTA. Los intereses de los trabajadores están vinculados a esquemas de producción y de explotación de los productores o de los servicios impuestos por el capitalismo. Esos esquemas traspasan las fronteras y los trabajadores de distintos países tenemos que estar vinculados con objeto de tener una visión del conjunto de los movimientos del capital. Por eso es fundamental la solidaridad internacional de los trabajadores. Para ello, CSC forma parte de la Federación Sindical Mundial (FSM), a nivel internacional.
  • CSC es INDEPENDIENTE del Estado y la Patronal. CSC no puede tener ningún compromiso que la vincule al Estado en la opción de gobierno, puesto que es una organización obrera de carácter económico. En el ejercicio de sus objetivos, en todo momento, será independiente del Estado y la Patronal.
Leer más ...

martes, 23 de octubre de 2018

¿Hasta cuándo se van a reír de nosotros?

2 comentarios


Ayer asistimos a una nueva iniciativa de everis para recordarnos lo 'cool' que es esta empresa y la suerte que tenemos de trabajar aquí, que nos invitan a galletas y a juegos clásicos de ordenador. Rara es la semana que no nos sorprenden con un evergrupo, un desayuno solidario, un concurso fotográfico o una fiesta temática. La propaganda verde inunda nuestros buzones de correo con mensajes positivistas que intentan vender la imagen de empresa moderna y que se preocupa por nosotros.


Para todas esas campañas de marketing, desayunos, fiestas, etc, ninguna inversión parece poca; todo con tal de mantener esa imagen. Pero para lo que realmente preocupa a los trabajadores, para nuestros salarios y nuestras condiciones de trabajo, cualquier inversión es inviable, impensable. A pesar de vender que es una empresa abierta y comunicativa, everis no acepta sentarse a negociar absolutamente nada que implique una verdadera mejora en nuestras condiciones de trabajo.


Cuando desde CSC planteamos una plataforma de negociación para un convenio de empresa, que incluye entre otras medidas, unas categorías laborales reales en función de las tareas que realizamos y con unas tablas salariales adecuadas, y no una amalgama como lo que firmaron patronal, CCOO y UGT en el nuevo convenio colectivo, salarios que nunca bajen de los 1000 euros netos mensuales en 14 pagas, establecer cláusulas para que ningún trabajador pierda nivel adquisitivo (subidas mínimas ligadas al IPC), reparto de beneficios, una jornada máxima anual de 1600 horas (en lugar de las 1800 actuales), jornada semanal de 35, etc, everis ni siquiera tuvo la decencia de sentarse a negociar con el comité de empresa estas medidas, no para que se impusiera nuestra propuesta al completo, sino tan siquiera para llegar al más mínimo acuerdo.


Cuando planteamos una flexibilidad horaria basada en una reducción de la jornada anual de forma que se trabajaran 40 horas a la semana (en lugar de 43), manteniendo jornada intensiva en verano así como compensados en semana santa/feria y en navidad, la empresa nuevamente se negó a sentarse a negociar nada.


Como último ejemplo de esta postura de cerrazón, ante un requerimiento de la Inspección de Trabajo que solicita a la empresa que negocie un plan de igualdad que la empresa ha venido modificando de espaldas a la representación legal de los trabajadores, everis se niega una vez más a negociar nada.


Ante las múltiples peticiones del comité de empresa, everis hace oídos sordos y se niega una y otra vez a ceder en absolutamente nada, mostrando una postura extremista, encerrada en su posición de desprecio hacia los trabajadores, a los que se niega a conceder el más mínimo beneficio real. Pero todo eso lo tapan una y otra vez con medidas propagandísticas que encubren los verdaderos problemas: salarios miserables, horas extraordinarias desmedidas, jornadas de trabajo en festivos y fines de semana, etc. Y mientras tanto, cada año se cuidan de restregarnos por la cara los millonarios beneficios obtenidos a nuestra costa.




Todo esto ocurre ante nuestra pasividad, o más bien, por nuestra pasividad. Dejamos que nuestro día a día nos consuma y que pasen las semanas, deseando que llegue el fin de semana (aquellos que no tengan que trabajarlo, claro), las vacaciones, anhelando un futuro mejor que solo será posible si nos organizamos y luchamos por él. Todas las conquistas laborales de las que hoy disfrutamos (vacaciones pagadas, fines de semana, etc) son el fruto de la organización y la lucha de los trabajadores en el pasado, y nuestra apatía y desidia actuales están haciendo que poco a poco vayamos perdiendo todas esas conquistas. Si los trabajadores no damos ya un paso al frente y comenzamos a pelear todos unidos por nuestros derechos laborales, por nuestras condiciones, por nuestros puestos de trabajo, la situación seguirá empeorando cada día irremediablemente.


Desde CSC hacemos un llamamiento a todos los trabajadores a que comencemos a organizarnos en torno al sindicalismo de clase, en torno a unos principios que vayan más allá de bonitas palabras y que nos pongamos todos manos a la obra a construir la representación que los trabajadores de everis necesitan para defender sus derechos. Por eso te animamos a que te pongas en contacto con nosotros y demos el primer paso para tener un futuro mejor en la empresa.


¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, ÚNETE A CSC!
Leer más ...

lunes, 1 de octubre de 2018

Un gerente en el comité de empresa

0 comentarios


En mayo de 2015 hacían uno a uno su presentación formal los componentes de la “Plataforma Actúa” de cara a las elecciones sindicales de junio de ese mismo año. Uno de sus miembros, José Antonio Ramiro Bonet, se expresaba así:


El resultado de aquellas elecciones sindicales permitió a Ramiro Bonet entrar en el comité de empresa, del cual forma parte hasta la fecha. 

El Artículo 16 del Real Decreto 1382/1985, por el que se regula la relación laboral de carácter especial del personal de alta dirección, dice que “el personal de alta dirección no participará como elector ni como elegible". Además existe abundante jurisprudencia al respecto que impide albergar la más mínima duda de quién puede o no participar en un proceso electoral:

“No puede presentarse ni votar ni avalar el personal con poderes especiales (dirigir, despedir, asignar funciones e incentivos, comprar y vender, bancos, hipotecas, representar a la empresa en juicio y fuera de él)”. Laudo B-154/05 Barcelona.

“No puede presentarse ni votar ni avalar el director general (laudo 27/84 Badajoz) ni aquel que ejerza sus funciones sin serlo”. Laudo B-80/08 Barcelona.

"Con independencia de que exista o no un acto formal de apoderamiento, si el trabajador se encuentra incluido en el círculo en el que se adoptan las decisiones estratégicas de la empresa, procede su exclusión del censo". Laudo 18/96 Sevilla.

"Cuando los poderes son ejercitados con plena autonomía y responsabilidad, estando tan sólo limitados por las instrucciones y criterios de la dirección de la empresa, la relación es de alta dirección". Laudo 101/95 Sevilla.

“No pueden presentarse ni votar ni avalar el director de RR.HH. ni el asesor jurídico ni el encargado de aplicar las políticas de personal”. Laudo B-215/06 Barcelona. Sentencia Juzgado de lo Social Barcelona 27/2/07, autos 31/07.

“No puede presentarse ni votar ni avalar el gerente de RR.HH.” Laudo B-22/07 Barcelona.

“No puede presentarse ni votar ni avalar quien tenga contrato directivo, poderes y sea miembro del consejo de administración.” Laudo B-56/07 Barcelona.

“Los cargos directivos de centros sanitarios con contrato laboral son personal de alta dirección” (STS 2/4/01), por lo que no pueden presentarse ni votar ni avalar. 


La propia empresa determina en su política de “Compensación y beneficios” quién forma parte del equipo directivo: 


El día 25 de julio de este año, el consejero delegado para España del grupo everis, Sergi Biosca, envió a toda la plantilla del grupo everis España un correo electrónico titulado “Nuevos gerentes en everis España” en el que se congratulaba de las promociones a gerente de este año, trasladándoles su “enhorabuena y la bienvenida al equipo ejecutivo de everis”.


Uno de esos nuevos gerentes es José Antonio Ramiro Bonet


Han pasado casi dos meses desde su ascenso a la alta dirección, tiempo más que suficiente para dimitir de su cargo en el comité. Sin embargo, desde Plataforma Actúa (y con la condescendencia habitual de CCOO) no han movido un dedo para hacer su cese efectivo, hecho que demuestra sin dudas lo que venimos denunciando desde que constituimos la sección sindical de CSC en el centro de Sevilla: que aquella candidatura fue construida para defender los intereses de la empresa y que su presencia en el comité es un desprecio a los derechos de los trabajadores. 

Aquel que decía embarcarse en unas elecciones sindicales “por un comité más libre y con más capacidad para cambiar las cosas” en realidad se dedica a avalar la represión ejercida por la empresa a los trabajadores (en su currículum 'sindical' consta el haber servido como testigo de la empresa en el juicio por el despido de un compañero de trabajo que, además de pertenecer también al comité, realizaba funciones de programador en el proyecto SAP que Ramiro dirigía por aquel entonces), a frenar todas las iniciativas tendentes a mejorar las condiciones laborales del centro y, para colmo, a acceder a un puesto de dirección para tener todavía más poder para someter a quien considere oportuno en favor de la empresa.

Los trabajadores no nos merecemos que alguien con semejante trayectoria de servicio a la dirección de la empresa siga presente ni un minuto más en el comité, no ya porque pueda ser ilegal sino sobre todo porque es inmoral que un representante de la empresa usurpe el órgano de representación unitaria de los trabajadores.

Sabemos que con la ausencia de este señor en el comité, éste seguirá estando atado de pies y manos, situación que sólo puede dar un giro de 180 grados si los trabajadores votan el año que viene mayoritariamente a la candidatura que ha demostrado no vender a la plantilla ni ceder ni un milímetro ante la empresa; es decir, a la candidatura de CSC. Pero no por ello hemos podido dejar de llevar este asunto al último Pleno del comité, de tal forma que, amparándonos en el Artículo 11 del Reglamento Interno del Comité, Bajas en el Comité de Empresa, convocamos el pasado viernes un Pleno del comité en donde exigimos a José Antonio Ramiro Bonet su renuncia voluntaria de su acta de delegado en el comité de empresa. De no hacerlo, emprenderemos las acciones legales que estén a nuestro alcance. Veremos qué ocurre.
Leer más ...
 

Copyright © 2015 Sección Sindical de la CSC en everis Centers. Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger