miércoles, 19 de diciembre de 2018

Noemí Sanín, presidenta de la Fundación Everis, y su ridículo discurso alejado de la realidad

0 comentarios















El pasado 10 de diciembre de 2018, el periódico ABC publicaba una entrevista a Noemí Sanín, ex ministra de Asuntos Exteriores de Colombia, dos veces candidata a la presidencia de su país y actual presidenta de la Fundación Everis. Las declaraciones ante las preguntas realizadas muestran cuán alejados están los dirigentes de everis de la realidad de sus trabajadores.


Sobre el papel de los centros de formación en relación al mundo del trabajo, Noemí declaraba que "los estudiantes salen sobrecualificados en un 60% para sus puestos de trabajo. Eso quiere decir que las personas están gastando demasiado dinero con relación a la tasa de retorno que tendrán con su remuneración". Este es el último giro en cuanto a la culpabilización de los trabajadores con respecto a su situación de precariedad. Ahora pretenden hacernos creer que no es que las empresas paguen una miseria, sino que nosotros hemos invertido demasiado en nuestros estudios. Curioso que esto lo diga la presidenta de la Fundación Everis, una empresa que contrata trabajadores desde 10.500 euros al año y que por otro lado oferta ciclos formativos por casi 10.000 euros.










Continúa luego Noemí indicando que "el mundo educativo tiene que cambiar porque los jóvenes de hoy tienen un sentido de propiedad y de estabilidad laboral totalmente distinto". De nuevo, el problema no es la falta de estabilidad laboral que ofrecen las empresas, sino nuestra visión anticuada que ya no encaja con su modelo de negocio, basado en explotarnos cada día más. Para la señora Sanín, nada tiene que ver que everis haya pasado de realizar contratos indefinidos a contratos de formación de 2 años.


Y más adelante, indica que "Sin embargo, estas generaciones nuevas, que no se sienten representadas por la democracia liberal debido a los excesos de los monopolios o la corrupción, buscan cómo expresarse sin encontrar los canales adecuados. A cambio, surge la violencia. Tenemos que encontrar canales eficientes y pacíficos para expresar nuestro pensamiento y proponer mecanismos de gobernanza y administración que nos permitan tener una vida tranquila y de progreso". Una vida tranquila y de progreso, para ellos, se olvidó decir, para quienes se enriquecen a nuestra costa, porque, ¿qué vida tranquila y de progreso puede tener un trabajador que gana 10.500 euros con un contrato de 2 años? ¿Qué vida tranquila puede tener quien sufre uno de los 44.606 desahucios ejecutados en España en lo que va de 2018? ¿Se referirá cuando habla de los excesos de los monopolios y la corrupción al cártel informático desmantelado por la CNMC en el que participaba la propia everis?



Según esta visión hipócrita, el problema de los jóvenes que se ven expuestos a esta miserable realidad es que no encuentran los canales adecuados para expresarse y por eso, surge la violencia. Violencia es que te paguen una miseria negándote la posibilidad de pagar una vivienda; violencia es que te despidan, no puedas pagar la hipoteca o el alquiler, y te dejen en la calle; violencia son las 307 muertes en accidentes laborales en el primer semestre de 2018 a causa de la precariedad; violencia son los 17.000 suicidios ocurridos en España desde 2007 por causas económicas.


 
Ante la pregunta del periodista, "¿Es ése el reto frente a los populismos, tanto de izquierdas como de derechas?", que intenta equiparar lo que son extremos opuestos y contrarios, la presidenta de la Fundación Everis repite cual papagayo el discurso institucional del politicastro profesional: "Uno puede estar en total desacuerdo con los extremos, a los que tengo mucho temor, pero, si utilizan el respeto constitucional, lo único que hay que hacer es ganarles con la razón, mediante las elecciones y las expresiones políticas adecuadas". ¿Qué opinaría la señora Sanín sobre una huelga de los trabajadores de everis que paralizara la producción y obligara a subir los salarios y mejorar las condiciones de trabajo? ¿Le parecería eso una 'expresión política adecuada'?

















Al ser cuestionada por el futuro, el idealista discurso ajeno a la realidad nos muestra cuán alejados están del mundo del trabajador quienes dicen preocuparse por nuestro futuro. "Hay gente catastrofista y pesimista, pero el acceso y la democratización de la educación y la salud, la posibilidad de generar empresas sin capital pero con talento y el Estado de bienestar tienden a ser cada día más generales". "El pasado fue bueno para unos pocos, mientras que el presente es bueno para un porcentaje mucho mayor de personas". ¿En qué clase de mundo fantástico vive esta mujer? Mientras los gobiernos (los de 'izquierdas' y los de 'derechas') desmontan la sanidad y la educación públicas, 9 de cada 10 empresas no llegan a los 3 años de vida y el supuesto Estado del bienestar se cae a pedazos, los que dirigen empresas como everis quieren hacernos creer que todo va mejor. En un mundo en el que el 1% de la población acapara el 82% de la riqueza, ¿cómo puede alguien tener la desfachatez de decir que el presente es bueno para un porcentaje mucho mayor de personas que el pasado?








Este tipo de personas son las que dirigen las empresas que nos explotan. Estos son los que toman las decisiones de las que depende nuestro futuro laboral. Aquellos que se han enriquecido robando a trabajadores, aprovechándose de nuestro trabajo, son los que tienen en sus manos la posibilidad de mandarnos a la miseria de un día para otro. Y así seguirá siendo mientras los trabajadores no nos organicemos para repeler los ataques de estos desvergonzados, de aquellos que viven como reyes a nuestra costa y después nos dicen que todo va cada vez mejor, mientras la subida de la vivienda, de la electricidad, del gasoil y cientos de productos de primera necesidad, hacen que cada vez seamos más pobres. Sólo los trabajadores organizados y movilizados podremos conseguir unas condiciones de trabajo y un futuro laboral dignos.


¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, ÚNETE A CSC!
Leer más ...

viernes, 14 de diciembre de 2018

La usurpación de funciones por parte de Proyecto Motocicleta (CCOO) en el comité de empresa

0 comentarios


El pasado 3 de diciembre de 2018, Vanessa Portillo Salas, miembro del comité de empresa y de CCOO, enviaba un correo a la dirección de la empresa en nombre del comité con un texto aprobado en un pleno del mismo del 20 de noviembre de 2018.






Dicho texto, aprobado por mayoría en el pleno, solicitaba a la empresa la modificación de la política interna de permisos retribuidos de everis Centers para eliminar el límite de 200 kilómetros en los desplazamientos, en los casos en los que el permiso pasa de 2 a 4 días, modificación que ya ha sido aplicada en el Convenio Colectivo.


En primer lugar, dicha política interna de everis no puede en ningún caso empeorar lo que regulen el Estatuto de los Trabajadores y el Convenio, por lo que, independientemente de lo que ponga en dicho documento, se aplica siempre el sentido más favorable definido en estos documentos. Por lo tanto, el cambio de ese documento interno de everis es un tema menor, temas a los que dedican sus esfuerzos los miembros de Proyecto Motocicleta (CCOO).


Pero lo grave del asunto no está relacionado con el contenido del texto en cuestión, sino con la manera de proceder de un miembro del comité que decide actuar de forma individual y oportunista, sin rendir cuentas al resto del comité y sin ni siquiera informar al mismo de su proceder, lo cual conllevó que varios días después, el 10/12/2018, la presidenta del comité de empresa volviera a enviar el mismo texto a la dirección de la empresa, con el agravante de que ambas son miembros de CCOO y ni siquiera entre ellas se habían informado.





Ante esta situación, el secretario del comité de empresa, miembro de CSC, solicitó seguir los cauces correctos de comunicación y que los envíos de documentos aprobados por el comité de empresa los realizaran presidenta o secretario.





La respuesta de esta 'compañera' ante esta petición es la de salirse por la tangente y argumentar que no solo presidente/vicepresidente (entendemos que quiso decir secretario) pueden realizar una petición a la empresa sino que cualquier miembro puede dirigirse a la misma para solicitar algo, para que en ausencia de ambos representantes no se bloquee una petición del comité, ausencia esta que no ha llegado a producirse.





Lo que omite en su respuesta es que el comité de empresa tiene un reglamento interno, reglamento que fue aprobado por mayoría en pleno, que define las funciones de presidente/a y secretario/a, así como los derechos y obligaciones de los miembros del comité. Dicho reglamento define específicamente las funciones del/a presidente/a como representante legal del comité de empresa ante la dirección de la empresa, y no especifica en ningún momento ese supuesto 'mecanismo' para que cualquier miembro del comité se comunique en su nombre con la empresa ante la ausencia de sus representantes.





Sí que se define el mecanismo necesario para que, en caso de que presidente/a o secretario/a no pueden ejercer sus funciones personalmente, puedan delegar las mismas en cualquier miembro del comité enviando dicha delegación por correo electrónico, hecho que no se produjo.





Pero, al parecer, dicho reglamento y dicho mecanismo no son válidos para esta 'compañera' (a pesar de haber votado ella misma a favor cuando se aprobó el documento), por lo que decide saltárselos y actuar de forma individual en un, suponemos, intento de ganar protagonismo como representante y poder seguir viviendo de su imagen de persona ‘combativa’. De nada sirvió que el secretario del comité insistiera en seguir los cauces adecuados y correctos.













Pero por si todo esto no fuera suficiente, el pasado 13 de diciembre de nuevo se volvía a vivir una situación que demuestra el carácter oportunista de aquellos que pretenden erigirse en representantes de los trabajadores, pero que tan solo buscan una oportunidad para salvaguardar sus propios intereses.


Ese día, un miembro de CSC enviaba un correo a su responsable indicando que en el calendario que tenía compartido su equipo, no estaban definidos los compensados para las personas con reducción de jornada. Dicho correo, dirigido al responsable de este equipo, incluía en copia al departamento laboral, así como a la cuenta del comité de empresa, y de hecho así se indicaba en el propio correo.




Pues a pesar de estar en copia la cuenta de ‘Spain Laboral’ y de estar así indicado en el propio texto del correo, esta 'compañera' decide que “dado la importancia de esta información y a la fecha que estamos… no debería escalarse la petición a laboral par que sea extensible a todas las personas con reducción de jornada? Voy a contestar al correo de people del otro día pidiendo que se rectifique.”.


Y sin esperar un segundo, decide enviar el correo a Spain Laboral (que ya había recibido el correo del compañero de CSC) para, de nuevo, apuntarse un nuevo tanto como ya hicieran en el pasado desde Proyecto Motocicleta con cuestiones como la ayuda comedor.


En la práctica, lo que consiguen estas actitudes individualistas son las de dinamitar los órganos de representación, aplicando las enseñanzas que desde CCOO se encargan de hacer llegar a sus delegados, la práctica de trabajar como sección sindical (y en casos como estos ya directamente de forma individual) en lugar de como comité de empresa (dicho esto literalmente por la dirección de CCOO en nuestra presencia), dividiendo de esta forma a los trabajadores que solo ven un batiburrillo de siglas.


Desde CSC denunciamos públicamente las prácticas individualistas que conllevan desorganización y son muestras de debilidad ante la dirección de la empresa, que se siente muy cómoda ante comités de empresa que no actúan como tal, y cuyos miembros lo son solo en el papel, puesto que ejercen sus funciones de la forma en la que a ellos les place.


Igualmente, denunciamos a CCOO como sindicato aleccionador de estas actitudes oportunistas, que son precisamente las responsables de que la representación sindical en las empresas esté, en la práctica, en manos de las direcciones de estas, que hacen y deshacen a su antojo ante la ineptitud, cuando no la colaboración, de los representantes sindicales.


¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, ÚNETE A CSC!
Leer más ...

lunes, 3 de diciembre de 2018

Proyecto Motocicleta (CCOO) y la acción sindical de los GIFs

0 comentarios


Cuando una organización sindical basa su acción en un centro de trabajo en bromas, viñetas y GIFs, es comprensible que después, a la hora de intentar movilizar a los trabajadores no tengan respuesta por parte de estos y acaben culpabilizando a los mismos de no querer moverse o de ser muy individualistas, llegando a decir cosas como, "es que los trabajadores de este sector no se mueven", o, "los trabajadores no quieren hacer huelga porque van a lo suyo", o incluso, “la gente es tonta”, frases pronunciadas por miembros de CCOO en nuestra presencia.


¿Alguien sensato puede exigir que los trabajadores de un sector se movilicen si, por un lado, se firman convenios nocivos a espaldas de los mismos, y por otro lado, la acción sindical se basa en poner GIFs, viñetas y bromas, sin llamar a la movilización ni elevar la conciencia de los compañeros? ¿Es lícito que aquellos que se dedican a dividir a los trabajadores, pretendiendo hacer ver que lo importante es sólo lo que ocurre en nuestro centro de trabajo y ocultando lo que ocurre fuera, vayan después despotricando contra los trabajadores por no movilizarse? ¿Cómo vamos los trabajadores a salir a la calle a defender nuestros derechos si nos vemos aislados en nuestros centros de trabajo por culpa de organizaciones como CCOO?


La política sindical de CCOO, basada únicamente en buscar el voto para paralizar a los trabajadores y ser ellos los que negocien a nuestras espaldas, va acompañada siempre de una labor de rebajar la conciencia de los trabajadores hablando solo de pequeñas cuestiones que afectan al centro de trabajo pero que nunca van más allá, que son las migajas que pueden conceder las empresas sin renunciar a una pizca de sus beneficios, lo único que puede conseguir un sindicato del sistema cuando negocia con quien le da de comer. Pretender que los trabajadores aspiremos a verdaderas mejoras de trabajo (unas tablas salariales acordes a nuestra categoría, una jornada laboral anual mucho menor, la reducción drástica de las horas extraordinarias) sólo es posible si los trabajadores elevamos nuestra conciencia y entendemos que nuestras condiciones de trabajo dependen de decisiones que se toman en otros ámbitos, pero que marcan nuestro día a día.


Pero hablar de lo que pasa fuera del centro de trabajo es muy incómodo para quienes representan unas siglas corruptas que hacen tanto daño a los trabajadores en todo el Estado. Mirar hacia afuera de las puertas de la empresa significa hablar de EREs firmados a cambio de prebendas, de EREs aplicados a sus propios trabajadores, de despidos de trabajadoras tras pasar por un coma o por un cáncer, de convenios llenos de retrocesos y de corrupción.


CCOO es responsable de la situación cada vez más precaria de los trabajadores en nuestro país y bajo sus siglas ya no cabe la lucha por conquistar verdaderas mejoras, tan solo negociaciones y pactos ocultos, firmas a nuestras espaldas y traiciones. Los trabajadores sólo empezaremos a avanzar cuando nos deshagamos de los sindicatos del sistema CCOO y UGT y empecemos a organizarnos en torno al sindicalismo de clase para luchar por nuestros derechos y nuestro futuro.


¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, ÚNETE A CSC!
Leer más ...
 

Copyright © 2015 Sección Sindical de la CSC en everis Centers. Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger