jueves, 30 de diciembre de 2021

El robo de NTT Data a los trabajadores en cifras


El pasado 15 de diciembre la Empresa remitió a la Representación Legal de los Trabajadores (RLT) del centro de Sevilla la documentación correspondiente al ejercicio fiscal finalizado el 31 de marzo de 2.020 de la sociedad everis Centers S.L.U. elaborado por la consultora KPMG. Las empresas no entregan por gusto esta información a los Representantes de los Trabajadores sino porque así lo dispone la normativa laboral vigente y ni aún así -en el caso de NTT Data Spain Centers- proporciona toda la documentación que está obligada a facilitar sino solo la que le viene en gana.

Antes de analizar en detalle los datos presentados por la empresa, queremos hacer tres consideraciones: 

  • La primera es que comprobamos que el Informe de Auditoría data del 18 de diciembre de 2.020. Es decir, la empresa entrega la documentación fiscal a la RLT de Sevilla un año después de la fecha de su elaboración por parte de la auditora. He ahí el respeto que profesan los empresarios a los trabajadores y a sus representantes elegidos en las elecciones sindicales.  

  • También queremos destacar la contradicción, la arbitrariedad y el sesgo reaccionario que significa que, por un lado, la empresa entregue a la RLT de uno de los centros de trabajo una información que recoge datos de todos los centros de trabajo que forman parte de everis Centers S.L.U. (hoy NTT Data Spain Centers) y, por otro lado, niegue impunemente esa información y muchos otros datos relevantes a la sección sindical de ASC, que tiene ámbito en toda la empresa y, por tanto, el derecho legal a recibir esa documentación por parte de la Dirección de la empresa.

  • Por último, es importante saber que  everis Centers tiene como principal cliente everis Solutions. Solutions es la sociedad que acumula la mayor cuota de plusvalía (veremos este concepto más adelante). Para tener los datos reales habría que disponer de los de las dos empresas conjuntamente, ya que quien factura a los clientes es Solutions, no Centers, y ahí es donde está el verdadero negocio. Eso quiere decir que los datos reales son mucho más sangrantes de los que aparecen en los informes ofrecidos por la empresa que son los que nosotros mostramos a continuación.

Si entramos ya a valorar las Cuentas Anuales e Informe de Gestión de la empresa para el 2.020, lo primero que salta a la vista es el apartado de Cuenta de Pérdidas y Ganancias, del que extraemos los siguientes datos:

  • Importe neto de la cifra de negocio: 100.222.000,00 €

  • Plantilla: 3.265

  • Sueldos, salarios y asimilados: 66.112.000,00 €

Unas simples operaciones matemáticas arrojan los siguientes resultados:

  • Importe neto medio por trabajador: 30.695,87 €

  • Salario medio: 20.248,70 €

  • Diferencia del importe neto menos el salario medio: 10.447,17 €

Lo que quiere decir que, de media, los trabajadores de everis Centers SLU (ahora NTT Data Spain Centers) generaron en el año 2020 una riqueza por un valor de 30.695,87 € pero solo obtuvieron en forma de salario 20.248,70 €. La diferencia -osea, 10.447,47 €- se la apropió la empresa en lo que constituye todo un robo ejecutado bajo amparo legal. Pero si echamos la vista atrás hasta el año 2.014, que es del primer ejercicio fiscal del que tenemos información, resulta que los trabajadores en esta empresa hemos generado una plusvalía media acumulada de 88.066,13 €. O lo que es lo mismo, everis Centers se ha quedado con 88.066,13 € de lo producido por cada trabajador en 8 años, a una media de 11.008,27 € al año.

Abundando en dicho robo, y teniendo en cuenta que la jornada laboral anual en 2.020 fue de 1.797 horas, descubrimos que los trabajadores en everis produjeron 17,08 € a la hora -o lo que es lo mismo, 136,65 € en una jornada ordinaria de trabajo de 8 horas-  pero solo se llevaron 11,27 € a la hora o, lo que es lo mismo, 90,14 € en 8 horas. La diferencia entre lo producido y lo retribuido en toda la jornada, osea 46,51 €, se la apropió gratuítamente la empresa diariamente del valor producido por cada trabajador. 

De forma general podemos ver que la jornada diaria de un trabajador se divide en dos partes: una primera, que podemos llamar trabajo necesario porque es el tiempo que necesita el trabajador para producir lo que recibe como salario, y una segunda, que podemos llamar trabajo excedente que es el tiempo restante de la jornada laboral durante el cual lo que el trabajador produce no le es retribuido sino que se lo queda la empresa. Ese excedente no retribuido se conoce como plusvalía. Aplicando el anterior esquema a la jornada laboral de un trabajador en everis Centers SLU, descubrimos que el el valor generado durante el tiempo de trabajo necesario equivale a 90,14 € y el del tiempo de trabajo excedente a 46,51 €.

Se conoce como cuota de plusvalía al cociente entre trabajo excedente y trabajo necesario. Por tanto, la plusvalía es la expresión exacta del grado de explotación de la fuerza de trabajo por el capital o del obrero por el capitalista. En 2.020, la cuota de plusvalía en everis Centers SLU fue de 0,52.


Y la última derivada que podemos obtener de los datos anteriores es la siguiente: si cada hora producimos de media 17,08 € y durante el trabajo necesario producimos 90,14 €, esto quiere decir que a partir de las 5 horas y 13 minutos todo lo que producimos los trabajadores se lo quedan los dueños de la empresa. Dicho de otro modo, bastaría con que la jornada de trabajo fuera de 5 horas y 13 minutos para obtener una remuneración equivalente a la riqueza generada en ese tiempo, es decir, el salario medio recibido en 2.020.

En esto consiste, compañeros, la explotación capitalista. Esta es la esencia, la razón de ser, la ley sacrosanta de un régimen económico que se sustenta en el robo diario, rutinario y sistemático a millones de trabajadores asalariados por parte de una minoría capitalista sin escrúpulos que vive en el lujo y con la tranquilidad absoluta que da ser la propietaria legal de los medios de producción y de facto también de un ejército de obreros que damos nuestra vida para que la vida de esa minoría sea plena. 

Pero además de explotarnos sistemáticamente, los empresarios disponen de otros mecanismos legales con los que consiguen sacar mayor provecho de su capital al reducir drásticamente sus gastos y NTT Data Spain Centers no se queda atrás tal y como recoge el informe que estamos analizando:

  • Arrendamientos operativos: leemos que los gastos del alquiler del inmueble donde se ubican las oficinas de la empresa pasó de 230.000 € en 2.019 a 180.000 € en 2.020, es decir, que se ahorró 50.000 €.

  • Deducciones pendientes: leemos que desde el año 2.008, la empresa dispone de deducciones pendientes de aplicar en conceptos como la Formación Profesional, Empleo de trabajadores minusválidos, Innovación tecnológica, Donativos, Doble imposición internacional u “Otros” por un valor total de 165.000 €.


De todo lo anterior puede verse que el salario es el precio de una determinada mercancía -la fuerza de trabajo- por el que el capitalista compra una cantidad concreta de fuerza de trabajo productiva. Pero el capitalista no paga el 100% del valor producido por el trabajador sino que le sustrae de forma gratuíta una parte de lo que produce -plusvalía- el valor no pagado del trabajo del obrero que crea un plusproducto del cual se hace propietario el empresario, originando así la esencia de la explotación o acumulación capitalista. Por eso, la producción capitalista no es simplemente la producción de mercancías: es esencialmente la producción de plusvalía, un proceso perverso e injusto que -como hemos visto en NTT Data Spain Centers- se reproduce a diario en todas las empresas y que tiene como víctimas a miles de millones de trabajadores asalariados en todo el mundo.

Compañeros, solo de nosotros -los trabajadores- depende que este infame sistema continúe vigente y con él el robo que todos venimos sufriendo debido a nuestra falta de organización, de solidaridad y de lucha.


¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, ÚNETE A CSC!

 

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright © 2015 Sección Sindical de ASC en everis Centers. Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger