jueves, 6 de junio de 2019

Una mentira repetida mil veces no se convierte en una verdad



Es complicado mentir más en menos párrafos. Los miembros de CCOO -esos que prefieren usar el humor para que nos riamos mientras nos venden y nos traicionan, para que así se nos haga más ameno el calvario que suponen las firmas de convenios basura, EREs y retrocesos- pretenden ahora reescribir la historia del comité de empresa y del nacimiento de nuestra sección sindical en noviembre de 2015 (del cual informamos en nuestro primer comunicado) no dudando en tergiversar otra vez la realidad; suponemos que habrá que interpretarlo todo como uno de tantos chistes que manejan con insuperable desenvoltura, un chiste como el hecho de que sigan intentando defender las siglas de CCOO (con una carreta de corrupción a cuestas que asusta), pero no respondiendo realmente a los hechos que hemos expuesto sino desviando la atención con "humor" y afirmaciones vergonzantes.

En primer lugar, ante las fundadas críticas que desde CSC hemos hecho del modelo sindical de CCOO, tanto dentro como fuera de everis, y que han sido acompañadas por la exposición de hechos probados, CCOO no ha dedicado ni un segundo a desmentir ninguna de ellas (cosa imposible ante hechos ciertos) sino tan sólo a adoptar la actitud de víctima ante nuestras críticas.

Sobre las propuestas bloqueadas por parte de CCOO, tendremos que repetirlas de nuevo porque parece que no han entendido nuestro último comunicado en el que enumerábamos algunas de ellas. Concretamente ya hemos hablado, por un lado, de nuestra propuesta de unidad con otros comités de empresa que ellos rechazaron y, por otro lado del conflicto colectivo para reclamar el cumplimiento de las categorías del convenio, que también rechazaron. No mencionamos en ese comunicado el bloqueo de CCOO y Actúa a mostrar nuestra solidaridad con un compañero del comité despedido, compañero que también formaba parte de la candidatura de CCOO y para el que los "compañeros" de CCOO solicitaron una sanción de empleo y sueldo. Tampoco mencionamos las declaraciones de los miembros de la Ejecutiva Provincial de CCOO, cuando en septiembre de 2015, apenas 3 meses después de ganar las elecciones sindicales, se reunieron con los candidatos de su lista. En aquella reunión, estos señores afirmaron que a ellos poco le importan los comités de empresa sino sus secciones sindicales, en un claro desprecio al órgano de representación legal de los trabajadores. Más intolerable todavía fue oír que posponían las negociaciones del Convenio sectorial con la patronal hasta octubre de 2016, es decir, un año completo. Y el colmo del insulto a los trabajadores lo vomitaron al sostener que era una locura convocar una huelga general porque los trabajadores no quieren moverse ni saber nada de eso. He ahí los principios de CCOO.

Más acerca de los principios, resulta paradójico que precisamente aquellos que llevan años actuando al contrario de lo que dicen defender nos acusen a nosotros de falta de principios. Los que decían que creían "firmemente en la unión de los trabajadores", para después bloquear una propuesta de unidad con otros comités. Los que creían "firmemente que una parrilla salarial más justa y más acorde con las funciones desempeñadas" para después bloquear un conflicto colectivo que perseguía precisamente eso. Los que estaban "en contra de la absorción del concepto de antigüedad de nuestra nómina" para que después su sindicato entregara la absorción a la patronal en el nuevo convenio son los que nos acusan a nosotros de falta de principios.

Es absolutamente falso que los miembros de CSC usáramos a CCOO “a sabiendas” como ellos dicen para poder entrar en el comité porque, para empezar, la mayoría de nosotros no éramos miembros de CSC, ni siquiera nos conocíamos entre nosotros y a priori nada nos garantizaba que los votos nos permitieran entrar en el comité. Por otra parte, si formamos parte de la candidatura de CCOO es porque CCOO estuvo de acuerdo y se beneficiaba de ello pues, de lo contrario, no habrían aceptado nuestra inclusión ni mucho menos la responsable de la sección sindical y cabeza de lista, María Dolores González Muñoz, habría tenido la iniciativa de ofrecer a alguno de nosotros un lugar en la misma. Los que hoy componemos la sección sindical de CSC en everis Centers entramos en el comité de la única forma posible en aquel entonces, formando parte de la única candidatura a la que teníamos acceso y con la intención de aportar nuestra visión sindical y nuestro trabajo para transformar lo que se había hecho hasta aquel momento. Fue esta visión e ímpetu por mejorar lo que se había hecho antes, participando activamente en la elaboración de comunicados, promoviendo la Plataforma de Negociación del Convenio de Empresa, etc. lo que llevó a los miembros de CCOO a expulsarnos de Proyecto Motocicleta (marca blanca de CCOO en la empresa) de una forma rastrera, cambiando las claves de acceso al blog y al correo de la sección sindical sin ni siquiera avisar, para, en la práctica, aislarnos de los trabajadores, lo que nos obligó a crear una sección sindical que nos permitiera llegar a nuestros compañeros mediante un modelo de acción sindical combativo basado en sólidos principios de clase, es decir, la CSC. 

Dicen también "con ironía" los miembros de CCOO que ellos no pueden solucionar la paz mundial (como si la paz fuera algo que "solucionar"...), ni tienen la culpa de todo lo que pasa en España. Desde CSC no hemos acusado a CCOO de tener la culpa de todo lo que pasa en España, sino que hemos enunciado hechos probados de los que sí que tienen responsabilidad. Pero en lugar de rebatir algo que no pueden, adoptan la actitud de víctimas y una fingida autocrítica. CCOO es culpable de la firma de un convenio basura plagado de retrocesos y la legitimidad que tienen para firmarlo se la dan sus delegados y afiliados como los que pertenecen a la sección sindical de CCOO en everis Centers. Por lo tanto, claro que son responsables de ello. CCOO firma miles de EREs que mandan al paro a millones de trabajadores y les permite embolsarse hasta un 10% del coste de los despidos. Esos EREs son firmados por CCOO y UGT gracias a la representatividad que le dan los delegados que tienen en diferentes empresas, por lo que también ellos son responsables. CCOO tiene decenas de casos de corrupción, como las ayudas a la formación usadas para gastos de personal, ayudas que son concedidas a este sindicato en base a sus delegados y afiliados, por lo que también son responsables de esto quienes apoyan a semejante organización.

¿Tendrá CCOO alguna vez la decencia de reconocer todo lo que hemos mencionado o volverá a recurrir a Goebbels? Si vuelve a optar por lo segundo, puede estar seguro de que recibirá puntual respuesta por parte de la Coordinadora Sindical de Clase (CSC), siempre guiada por los principios de la verdad, la honestidad y la defensa insobornable de los derechos de los trabajadores.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright © 2015 Sección Sindical de la CSC en everis Centers. Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger