jueves, 4 de junio de 2020

Continúa el intento de boicot del Comité por parte de CCOO y Actúa



Como ya explicamos en un anterior comunicado, everis está coartando la libertad sindical de CSC de organizarse en los diferentes centros de trabajo de la empresa, negando la designación de nuestros delegados sindicales en Murcia y Salamanca, incumpliendo de esta forma la Ley Orgánica de Libertad Sindical (LOLS).

Por este motivo, desde la Coordinadora Sindical de Clase tomamos la decisión de demandar a la empresa por vulneración de derechos fundamentales, un atropello más a la larga lista de abusos que everis comete contra sus trabajadores.

Para intentar evitar que las demandas de los trabajadores lleguen a los juzgados, donde la empresa puede ser condenada, mostrando así la faz reaccionaria y autoritaria de las empresas frente a los trabajadores, existe un mecanismo extrajudicial que el sistema interpone y que pretende intervenir en el conflicto para alcanzar un acuerdo antes de llegar a juicio. Este mecanismo, que en las diferentes comunidades autónomas es un organismo diferente, en el caso que nos atañe, a nivel estatal, es el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA).

Ante dicho organismo, el 23 de marzo de 2020, CSC presentó una demanda de conciliación, en la que se incluye - además de a la propia empresa - por ser posibles partes interesadas y por cortesía, al Comité de Empresa de Everis Centers Sevilla, a la Federación de Servicios de Comisiones Obreras y la Plataforma Actúa. Debido al estado de alarma, la tramitación de esta solicitud se llevó a cabo el 20 de mayo de 2020.




Dicho procedimiento es algo estándar en este tipo de demandas, y no tiene mayor trascendencia para las partes interesadas, más allá de la parte demandante y de la parte demandada. En este caso, la Coordinadora Sindical de Clase como demandante y Everis Centers SLU como demandada. Al recibir el Comité de Empresa del centro de Sevilla notificación del SIMA al respecto el 21 de mayo, el Presidente del Comité procedió a informar al resto de miembros de esta situación mediante correo electrónico enviado ese mismo día.



En la solicitud del SIMA se habilitaba además la posibilidad de que las partes no solicitantes designaran un mediador (que son quienes intervienen en los actos de conciliación en estos organismos para intentar que haya un acuerdo entre las partes), para lo que se citaba a las mismas a una reunión presencial a celebrar el 25 de mayo de 2020 en Madrid, o en caso de alcanzar estas partes un acuerdo por unanimidad, a remitir la elección al SIMA mediante correo electrónico.

Ante la situación de estado de alarma que dificulta enormemente el desplazamiento a Madrid, los ajustados plazos que el SIMA ha marcado en este proceso y dado que el procedimiento de mediación es meramente informativo para las partes no solicitantes excluyendo la propia empresa (o sea, para Comité de Empresa, CCOO y Actúa), desde la presidencia del Comité de Empresa se indicó que no era necesario designar un mediador, pero que si algún miembro del Comité aún así quería hacerlo, se convocaría reunión para ello.

Ante nuestra sorpresa, desde CCOO se solicitó el 22 de mayo realizar la votación del mediador, además de solicitar al presidente del Comité que hiciera extensiva la información que considerara conveniente.



Ante dicha solicitud de información, desde la presidencia del Comité se procedió a explicar que toda la información de la que dispone el Comité está reflejada en el documento adjunto que el SIMA aporta en su notificación, indicando además que el desplazamiento de Sevilla a Madrid en estado de alarma resultaba muy complicado para el día 25, que la comparecencia de las partes no solicitantes no era necesaria y que para la designación de un mediador de forma unánime tendría que reunirse en primer lugar el Comité de Empresa, elegir un mediador, posteriormente convocar a todas las partes no solicitantes (Federación de Servicios de CCOO, Plataforma Actúa y Everis Centers SLU) para en un nueva reunión designar un mediador de forma unánime, por lo que por motivo de los plazos impuestos por el SIMA esta vía resultaba también inviable.





A pesar de estas explicaciones, con una absoluta falta de lógica, CCOO siguió insistiendo en que querían que se convocara reunión extraordinaria.



De esta forma, se procedió a convocar Pleno extraordinario del Comité de Empresa para el 25 de mayo a las 10:00. Teniendo en cuenta que la elección del mediador debía realizarse antes del 25 de mayo a las 13:00, y que habría que reunirse también con las otras partes solicitantes para alcanzar la unanimidad, puede entenderse fácilmente lo absurdo que resultaba celebrar dicho Pleno, pero la obcecación de los delegados de CCOO es muy superior al sentido común, y la reunión se llevó a cabo.

Todo esto podría quedarse en una anécdota ridícula y una demostración más del lamentable papel de CCOO en el Comité de Empresa de everis Centers Sevilla, haciendo perder el tiempo a todos los delegados con cuestiones totalmente prescindibles. Pero teniendo en el Comité de Empresa dos candidaturas amarillas (CCOO y Actúa), lo ridículo se torna fácilmente en esperpéntico.

De nuevo desde CCOO se solicitaba el 22 de mayo incluir un punto en el orden del día que, además de contravenir el reglamento interno del Comité, no tiene ni pies ni cabeza.



Como puede observarse en una captura anterior, es el Secretario General de la Coordinadora Sindical de Clase quien presenta la demanda de conciliación, siendo el Comité de Empresa parte no solicitante en la misma. Por lo tanto, cabe preguntarse, ¿A quién va dirigida esa pregunta? Viendo el desarrollo posterior de los acontecimientos, podremos comprobar que dicha pregunta iba dirigida a la presidencia del Comité de Empresa, que es la representación de una de las partes no solicitantes en esta conciliación, no la parte solicitante que es quien esgrime los motivos que considera oportunos para la misma, motivos que además están indicados en el documento del SIMA recibido por todos los miembros del Comité.

Por lo tanto, la pregunta de los delegados de CCOO, a la que posteriormente se sumaron los delegados de Actúa, se convierte prácticamente en una pregunta retórica, puesto que el hecho de formar parte de la Representación Legal de los Trabajadores (RLT) en la empresa everis Centers los convierte en parte interesada del conflicto entre CSC (que también forma parte de la RLT) y la empresa. Se les presupone el interés de estar presentes en esa mediación salvo que ellos expresen lo contrario y no hay nada más detrás que el simple trámite burocrático legal al que los abogados laboralistas están más que acostumbrados, lo cual nos hace suponer que los delegados de CCOO en ningún momento se molestaron en consultar a sus servicios jurídicos antes de meter la pata por completo.

Y decimos esto porque ese mismo 22 de mayo en el que los miembros de CCOO se empeñaban en mantener un Pleno extraordinario del Comité de Empresa, sin esperar a celebrar el mismo, sin informarse previamente y en su afán de atacar a CSC cueste lo que cueste, enviaban un comunicado plagado de falsedades y tan ridículo que rozaba lo absurdo.



Esta sarta de mentiras ya fue desmentida por CSC el lunes 25 de mayo en un comunicado, pero parece que ni la verdad más evidente puede detener a quien en su afán de atacar a CSC rehuye de la lógica y el sentido común.

Una vez mostrado por parte de CCOO y Actúa su enorme interés en tener información acerca de la demanda de conciliación, cualquiera podría pensar que al menos se dignarían a acudir a la reunión que desde la presidencia del Comité de Empresa se convocó para el 26 de mayo a las 11:00 de forma telemática.



Pero como la indecencia de algunos nunca deja de sorprendernos, a esa reunión no se presentó ninguno de los representantes de las partes no solicitantes que estaban convocados salvo el presidente del Comité de Empresa que la convocaba (ni la empresa, ni CCOO, ni Actúa), sin llegar siquiera a responder al correo de la convocatoria.



Por lo tanto, desde CSC nos preguntamos, ¿por qué aquellos que demandan información sobre una demanda de conciliación no se molestan siquiera en asistir a una reunión relacionada con la misma?

Debido a la ausencia de unanimidad de las partes no solicitantes, el mediador de la conciliación pasó a ser el elegido por la parte solicitante, y se fijó la reunión de mediación para el 2 junio de 2020 a las 11:00, lo que fue comunicado a las partes el 26 de mayo.



Se abría de esta forma una nueva oportunidad para aquellos que demandaban información sobre este procedimiento de conciliación de asistir a esta reunión en la que además estaría la parte solicitante de la misma. Pero una vez más subestimamos la obcecación con la que CCOO y Actúa pretenden atacar a toda costa a CSC, y ambas candidaturas solicitaron conjuntamente un Pleno extraordinario con estos puntos:



Y de nuevo nos preguntamos, ¿por qué CCOO y Actúa solicitan al presidente del Comité de Empresa, parte no solicitante en este asunto, información de una demanda de conciliación presentada por la Coordinadora Sindical de Clase, más allá de la documentación de la que ya disponían los miembros del Comité y en la que se explica todo? ¿Qué información es la que pretendían obtener los miembros de CCOO y Actúa? ¿Por qué ninguno de los delegados de CCOO y Actúa se ha dirigido a la parte solicitante (CSC) para pedir esta información? ¿Por qué ninguno de ellos acudió a la reunión convocada para la elección del mediador si tenían algún interés en obtener información?

Solo la ineptitud o la mala fe pueden ser opciones válidas para explicar el comportamiento de CCOO y Actúa. Y esto lo termina de confirmar un hecho clave, y es que a la reunión de mediación que se celebró el 2 de junio a las 11:00, tan solo asistieron CSC y la empresa, no dignándose en aparecer ningún delegado de Actúa, y comunicando CCOO al letrado del SIMA que no tenían intención de asistir a la misma.

Entonces, si ni siquiera tienen la decencia de asistir a una mediación a la que estaban convocados, ¿cómo pueden pretender hacernos creer después que están interesados en tener información sobre dicha mediación? ¿Que pretenden conseguir CCOO y Actúa llevando a un Pleno del Comité estos puntos pero no presentándose siquiera después a la propia mediación?

No contentos con caer en semejante incoherencia, en el Pleno que pidieron convocar y que tuvo lugar el pasado 3 de junio, tuvieron la desfachatez de acusar al Presidente de evadir la pregunta y de ocultar información cuando éste indicó reiteradamente que toda la información que tiene como Presidente del Comité había sido la remitida por correo a todos los delegados en los días previos, tal y como se ha descrito más arriba.

Ante estos hechos irrefutables, tan sólo nos queda concluir que este Pleno es un paso más en la estrategia conjunta de CCOO y Actúa para atacar a CSC y la figura del presidente del Comité de Empresa (delegado de CSC), y de esta forma intentar justificar su alianza para revocar la presidencia y arrebatarsela a CSC.

Esto confirma lo que venimos advirtiendo a los trabajadores desde hace ya años, que CCOO y Actúa son en esencia lo mismo, que ambas candidaturas comparten su cercanía a la dirección de la empresa y su aversión hacia CSC, lo que los lleva a unir fuerzas en una escalada de disparates y un intento constante de boicotear el Comité de Empresa, dejando de esta forma una herramienta pensada para defender los derechos de los trabajadores en manos de la dirección de la empresa.

Por tanto, es más importante que nunca que los trabajadores estemos organizados y lo hagamos bajo los principios del sindicalismo de clase.

¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, ÚNETE A CSC!

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright © 2015 Sección Sindical de la CSC en everis Centers. Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger