miércoles, 8 de abril de 2020

Plan de igualdad: más es imposible



Hablar de Plan de Igualdad en everis Centers es hablar de una chapuza empresarial que se remonta a más de 10 años atrás, que se dice pronto; un periodo en el que la empresa ha mostrado un profundo desprecio a los trabajadores, a sus representantes legales e incluso a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) que, en julio de 2018 se lavaba las manos emitiendo un más que blandito requerimiento instándole a negociar un verdadero Plan de Igualdad con la Representación Legal de los Trabajadores.

El 4 de marzo del año pasado os enviamos un comunicado donde detallábamos las malas artes que por aquel entonces estaba utilizando la empresa en relación al Plan de Igualdad, faltando a la verdad, vulnerando la legalidad y pretendiendo imponer unilateralmente un procedimiento de designación de una falsa representación de los trabajadores que no era más que un paripé para ella poder hacer y deshacer a su antojo también en este asunto.

Probablemente la publicación -el 7 de marzo- del Real Decreto-Ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación dio al traste con las intenciones de la empresa de aplicar su ley de ordeno y mando.

Efectivamente, ese Real Decreto-Ley modificaba la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres, contemplando, específicamente, el deber de negociar planes de igualdad en las empresas de más de cincuenta trabajadores (nueva redacción del art. 45.2 LOIMH). Además, frente a la regulación hasta ese momento vigente, donde no se determinaban las materias a contemplar por los planes de igualdad, ahora se establece la obligatoriedad de un contenido mínimo, previo diagnóstico negociado, en su caso, con la Representación Legal de los Trabajadores.

De este modo, el Real Decreto-Ley 6/2019 forzaba a la empresa a desechar la estrategia de la manipulación y el desprecio a los trabajadores para comenzar a tantear la situación con el Comité de Empresa de everis Centers Sevilla, la única Representación Legal de los Trabajadores en toda la empresa.

Habría que esperar al 14 de noviembre para que la empresa tuviera a bien reunirse con el Comité de Sevilla. En dicha reunión, la empresa manifestó su negativa a negociar el PI con el Comité aunque sí consideraba como sujeto legítimo para negociar aquel que cumpliera un doble requisito: presencia mayoritaria en el órgano unitario de representación de los trabajadores y tener ámbito estatal.

Teniendo en cuenta lo expresado por la empresa en aquella reunión y que

  • En la empresa solo existe un Comité de Empresa, el del centro de Sevilla.
  • Las secciones sindicales de CSC y CCOO están constituidas en el ámbito de toda la empresa. 
  • Ambas secciones sindicales suman la mayoría de los miembros del Comité de Empresa del centro de Sevilla.


el día 5 de diciembre, el Secretario General de CSC en everis Centers, Guillermo Ramos, se dirigió a la entonces Secretaría General de CCOO en everis Centers Sevilla, M.D. G., para entregarle el boceto de un escrito mediante el cual ambas secciones sindicales solicitarían conjuntamente a la empresa iniciar un proceso de negociación del Plan de Igualdad (PI).

A solicitud nuestra, los delegados de CSC nos reunimos con los delegados de CCOO el 12 de diciembre al objeto de explicarles en detalle nuestra propuesta y concretar los pasos a dar. CCOO comunicaba a CSC que estaban pendientes de constituirse como sección sindical a nivel estatal y que esperaban formalizar el trámite a finales de enero.

El 7 de febrero de este año, ya que no obteníamos respuesta alguna de nuestra propuesta por parte de CCOO, desde CSC volvimos a solicitarles una nueva reunión para retomar el tema, que quedó fijada para el día 17.




En ella les entregamos un escrito a modo de acuerdo conjunto anexando el documento de solicitud de negociación que le presentaríamos a la empresa.

El día 19 de febrero entregamos al actual Secretario General de CCOO en everis Centers, J. S. C., una nueva versión del escrito de acuerdo a partir de las anotaciones que nos indicaron el día 17.

Pasaba una semana y el día 26 de febrero, como seguíamos sin acuerdo por la inoperancia de CCOO, le trasladamos por escrito nuestro interés en firmar el acuerdo ya que a partir del 8 de marzo deberían tener implantado el PI todas las empresas con más de 150 personas en plantilla y everis Centers es una de ellas.



El 5 de marzo, ante la ya habitual dejadez de CCOO, sobre las 12:00 horas el Secretario General de CSC en everis Centers le recuerda verbalmente al Secretario General de CCOO en everis Centers que estábamos a 3 días del 8 de marzo y no teníamos nada. Su respuesta inicial fue que en ese momento no podía atendernos. No es hasta una hora después cuando nos informa de la firma del documento de acuerdo cuyo enlace os dejamos aquí. Acto seguido, el Secretario General de CSC entregaba a la empresa el escrito de solicitud de negociación del PI firmado por las dos secciones sindicales y al día siguiente RRHH nos devolvía firmado el documento con un Recibí.

El 9 de marzo CCOO envía a la plantilla un correo que enlaza a una entrada de su blog titulada “Compañer@s de CSC, plan de igualdad = respeto”, en el que dicen

“A pesar de los insultos vertidos por los compañer@s de CSC en innumerables correos tachándonos de amarillos, esbirros, torticeros, corruptos y vendidos, CCOO prefiere coger las riendas de esta negociación y, a pesar de ser menos en número a nivel de delegad@s, sacar adelante este acuerdo por el beneficio de todos los trabajadores/as.”

Es decir, habiendo transcurrido tres meses desde que CSC instara de forma reiterada a los “compañer@s“ de CCOO a solicitar conjuntamente a la empresa la negociación del PI, de trasladarles la importancia de actuar con premura y de comprobar su parsimonia, los “compañer@s“ de CCOO se atribuyen ahora la iniciativa en un ejercicio insuperable de caradura y victimismo. No contentos con dárselas de mártires y soltar semejante patraña, añaden que:

”Esta comisión de igualdad inicialmente estará formada por 8 delegad@s de CSC y 5 delegad@s de CCOO, el máximo permitido por ley. Pero, será finalmente la empresa quien decida el número paritario que formará parte de dicha comisión, mismo número de representantes por parte de la empresa y por parte de las secciones sindicales.”

Es decir, después de firmar el día 5 de marzo el acuerdo conjunto con CSC que nosotros elaboramos y les propusimos y por el que ellos mismos pactaban la composición de la Parte Social de la Comisión Negociadora tal y como recoge el Artículo 88. Comisión negociadora del Estatuto de lo Trabajadores, los “compañer@s” de CCOO tienen la desfachatez de darle alas a la empresa para que imponga el número de miembros que habrán de formar dicha Comisión.

Para colmo, los “compañer@s” de CCOO terminan su escrito con una reivindicación:

”[...] pedimos respeto en vuestros comunicados. [...] Para llevar conjunta una negociación entre nosotros, plan de igualdad o convenio de empresa es indispensable este respeto.”

cuando ellos no respetan ni su propia palabra.

Es CSC la que toma la iniciativa de negociar conjuntamente el Plan de Igualdad; es CSC la que redacta un documento para entregar a la empresa e instarla a negociar; es CSC la que convoca a reunirse a CCOO para hablar de la negociación conjunta; es CSC la que redacta y entrega a CCOO un acuerdo para negociar conjuntamente; es CSC la que insiste por escrito a CCOO sobre la necesidad de firmar el acuerdo cuanto antes; es el responsable de la sección sindical de CSC en everis Centers quien se dirige en persona al responsable de la sección sindical de CCOO para insistirle en la necesidad de entregar el documento a la empresa antes del 8 de marzo. En lo único en lo que CCOO ha sido diligente es en atribuirse el trabajo de los demás engañando a los trabajadores.

Cuándo CSC denuncia ante los trabajadores estas actitudes de CCOO, cuando se pone la verdad por escrito para que todos los trabajadores sepan cómo actúan unos y otros, desde CCOO no invierten ni un segundo en desmentir algo que, por otra parte, no pueden hacer porque no es más que la verdad. En lugar de eso, adoptan la actitud victimista de pedir que se les respete, pero, ¿acaso debe respetar quien con la verdad por delante demuestra las mentiras de los demás? ¿Es quien acusa al mentiroso responsable de la propia mentira? Quienes piden respeto deben empezar por respetar la verdad.

P.D.
La empresa nos respondía el 24 de marzo con un escueto correo electrónico en donde se nos indicaba que está dispuesta a activar la negociación “una vez finalice el estado de alarma”.

Seguiremos informando.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright © 2015 Sección Sindical de la CSC en everis Centers. Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger