miércoles, 7 de octubre de 2020

Actúa continúa con su labor de bloquear al Comité























Ya pocos trabajadores pueden dudar de que Actúa es una estructura creada y dirigida por la dirección de la empresa para interferir en el Comité de Empresa y de esta forma alterar, ralentizar y entorpecer la labor del mismo y, consecuentemente, impedir que los trabajadores avancemos en derechos. Son muchas las pruebas que lo demuestran.




Lo sucedido en los Plenos del Comité de Empresa celebrados el 18 de junio y el 10 de julio de 2020 son una muestra más de para qué fue concebida la agrupación Actúa: torpedear la labor sindical en everis Centers Sevilla.


Para entender toda la situación es necesario explicar el funcionamiento del Comité de Empresa en base a su Reglamento Interno, un reglamento que fue aprobado por unanimidad por todos los delegados del Comité, incluidos los de Actúa.


El artículo 12.1 del reglamento, “Reuniones ordinarias”, regula la convocatoria y celebración de los Plenos ordinarios del Comité e indica cómo deben ser convocadas las reuniones y qué información es necesario incluir en esa convocatoria.












Como puede observarse, la convocatoria de un pleno incluye entre la información el día de celebración así como la hora de la reunión. Sin embargo, no se indica una hora de finalización ni un tiempo de duración puesto que las reuniones del Comité conllevan generalmente debates que pueden extenderse más de lo inicialmente previsto.




Al inicio del Pleno ordinario celebrado el 18 de junio, como puede observarse en el acta del mismo, desde Actúa se solicitó esperar a uno de sus delegados y el comienzo del pleno se retrasó 5 minutos, algo que sucede de manera habitual y que por cortesía todos los delegados aceptamos de buena fe, pues nos puede ocurrir a cualquiera algo que nos retrase unos minutos.





También por cortesía, la actual Secretaria del Comité de Empresa, delegada de CSC, a la hora de convocar los Plenos intenta cuadrar las agendas de los delegados y crea una convocatoria de Outlook para que se incluya en las agendas de todos los miembros del Comité, tarea que excede las funciones designadas para su cargo y que no deja de ser un acto de buena fe. Crear esas convocatorias en Outlook implica necesariamente incluir una hora de inicio y una de fin, no dejando de ser esta última una estimación, pero no una obligación.


La duración de las reuniones del Comité de Empresa ha oscilado hasta ahora entre los 10 minutos y las 3 horas, y por ello los delegados disponemos de un crédito horario que nos permite organizarnos y poder asistir a las mismas sin que la empresa pueda presionarnos o impedirnos realizar nuestras tareas sobrecargándonos de trabajo y reuniones, incluso permitiéndonos modificar la estimación del consumo de horas sindicales comunicada previamente a la empresa si una reunión o cualquier otra tarea ha durado más o menos de lo previsto. Es por ello que desde CSC tenemos claro que las labores de representación legal de los trabajadores son una prioridad frente a las cuestiones laborales, siendo esa la única forma de poder ejercerlas de manera adecuada y sin injerencias por parte de la empresa, exceptuando el caso de nuestros delegados sindicales represaliados.



En esa misma reunión del día 18, cuando se acercaba la hora que la secretaría había añadido en la convocatoria de Outlook a modo de estimación, un miembro de Actúa comunica que en pocos minutos tiene que abandonar la reunión, tal y como recoge también el acta de la misma.





Posteriormente dicho delegado abandonó la reunión 5 minutos antes de que se realizara la votación del punto que se estaba tratando y de que terminara el Pleno del Comité, no pudiendo de esta forma votar dicho punto. El resultado de la votación de dicho punto fue de 11 votos a favor y 4 abstenciones, quedando aprobado el mismo por una amplísima mayoría.


Hasta aquí todo normal. Pero como la función de Actúa no es otra que la de entorpecer la labor sindical, no podía quedar así la cosa y pocos minutos después de finalizar el pleno, un delegado de Actúa indica que la votación del último punto se ha producido “fuera de tiempo” y que debería repetirse, mostrando un absoluto desconocimiento del reglamento interno del Comité y pretendiendo imponer a una mayoría el criterio de una minoría cuya única finalidad es hacer ruido y dificultar el trabajo.







Ante semejante muestra de desconocimiento del funcionamiento del Comité de Empresa, la Secretaria del Comité tuvo que indicarle a este delegado que lo que indicaba no era correcto, que el Pleno terminó justo después de la votación, por lo que ésta es correcta, a lo que de nuevo los delegados de Actúa se apresuraron a contestar insistiendo en demostrar lo poco que les importa la labor de representación de los trabajadores.





Es lógico que quienes no tienen interés en defender los derechos de los trabajadores y rinden cuentas ante la dirección de la empresa y no ante quienes les han votado, no se molesten en conocer las leyes y reglamentos que regulan sus tareas, algo que en más de una ocasión han reconocido los delegados de Actúa en diversos Plenos del Comité. Por eso es más sangrante aún la actitud de quienes no saben cómo realizar sus tareas y pretenden, desde la ignorancia, imponer un criterio erróneo, logrando de esta forma enturbiar el funcionamiento del Comité.


Así que, a pesar de las explicaciones de la Secretaria, los delegados de Actúa continuaron en su terquedad insistiendo en que la votación se había producido “fuera de la hora de finalización planificada”, cuando la realidad es que en los Plenos ordinarios del Comité no existe ese concepto de hora de finalización planificada.





Alegando esto, los delegados de Actúa forzaron la realización de un Pleno especial del Comité que se celebró el pasado 10 de julio únicamente para votar la aprobación del Acta, a lo que se habían negado previamente, haciendo de esta forma perder el tiempo de 17 delegados del Comité de Empresa en un nuevo trámite burocrático que no tiene ninguna razón de ser porque además de todo lo ya indicado, hay que recordar que el punto que genera toda esta situación fue aprobado con 11 votos a favor y 4 abstenciones, siendo totalmente irrelevante a efectos del resultado y aprobación del punto los dos votos no emitidos.


Cabe preguntarse pues, ¿qué persigue Actúa insistiendo en llevar hasta el extremo toda la burocracia y en forzar reuniones innecesarias que tan solo nos hacen perder el tiempo? ¿Qué beneficio pueden obtener los trabajadores de esta actitud? ¿Cómo justifican ante sus votantes estas actuaciones que nada tienen que ver con la defensa de los derechos de los trabajadores?




Todo esto no deja de ser una nueva muestra de que la candidatura “independiente” Actúa no es más que una forma encubierta de la empresa para infiltrarse en el Comité y que solo sirve a los intereses de la dirección. Desde CSC consideramos indispensable que los trabajadores conozcan estos hechos y que rompan de una vez las cadenas que les atan a Actúa, porque solo así podremos avanzar y dar los pasos para construir una organización hecha por y para los trabajadores, bajo los principios del sindicalismo de clase.


¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, ÚNETE A CSC!


0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright © 2015 Sección Sindical de la CSC en everis Centers. Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger