martes, 3 de julio de 2018

Significado de 'negociación' para everis, un paripé con sus secciones sindicales


En el Pleno extraordinario del comité celebrado el 10 de mayo, cuando aún la empresa no había implantado la política de flexibilidad horaria que llevaba fraguando desde hacía meses, los miembros de CSC incluimos en el orden del día el siguiente punto:

  • Solicitar a la empresa negociar con el comité la política de flexibilidad horaria para que se puedan disfrutar de tardes libres sin necesidad de ampliar la jornada ordinaria a 10 horas diarias
Probablemente para no desdecirse de lo que venía defendiendo junto a la empresa en sus negociaciones secretas, CCOO propuso eliminar la enjundia de nuestro texto, es decir: “para que se puedan disfrutar de tardes libres sin necesidad de ampliar la jornada ordinaria a 10 horas diarias”. Por nuestra parte no teníamos inconveniente en que el punto se cerrara con el texto amputado si con ello salía adelante la propuesta porque dejaba abierta la posibilidad de plantear más tarde la cláusula eliminada. Efectivamente, la votación fue favorable con las 5 abstenciones de Actúa.

El 11 de junio la empresa recibía en la cuenta de correo de Spain Laboral la susodicha solicitud. De todo lo ocurrido aquel día tenéis puntual información en nuestro comunicado “Crónica de un gatillazo”.

El 15 de junio Spain Laboral tenía la deferencia de confirmar la celebración de la reunión “para informar sobre la política de flexibilidad horaria y recibir el feedback y opciones de mejora por parte del mismo” aunque sin concretar ninguna fecha. Habría que esperar hasta el 20 de junio, es decir, 9 días después de la recepción del correo del comité, para que la dirección del centro de Sevilla fijara la cita para el día 27 del mismo mes, aunque para esa fecha la empresa ya había implantado unilateralmente su plan, como anunció públicamente el responsable de People Centers, Thierry Biotteau

Fue el director del centro, José María Díaz, quien dio comienzo a la reunión preguntando qué era lo que el comité quería saber en relación a la política de flexibilidad horaria. Era de esperar que la presidenta del comité respondiera en los términos en los que habíamos acordado en el Pleno del 10 de mayo pero ante el silencio en la sala decidimos intervenir los miembros de CSC dando lectura a la propuesta que llevamos por escrito y que podéis leer íntegramente en este enlace. Como se puede ver, en ella reivindicamos un modelo de flexibilidad laboral que realmente suponga un beneficio para los trabajadores, eliminando la jornada diaria de 10 horas e incluyendo numerosos ejemplos de empresas donde ya se aplican jornadas anuales considerablemente inferiores a las excesivas 1800 de everis. Es decir, demostramos que nuestra propuesta es perfectamente factible en el contexto económico actual, además de ser justa desde el punto de vista de quién produce día a día todo lo que se genera en la empresa, que somos los trabajadores.

Aunque podéis leer la propuesta al completo en el enlace anterior, en resumen, se basa en los siguientes puntos:

  • Posibilidad de desplazar la jornada intensiva para comenzar a mediados de junio en lugar de principios de julio, realizando jornada intensiva desde el 15 de junio hasta el 31 de agosto.
  • Posibilidad de entrada al centro de trabajo desde las 7:00 hasta las 10:00.
  • Posibilidad de salida del centro de trabajo desde las 15:00 hasta las 19:00.
  • Posibilidad de realizar jornadas diarias de entre 7 y 9 horas en horario estándar de invierno, computando 40 horas semanales (9 - 9 - 8 - 7 - 7; 8 - 8 - 8 - 8 - 8; 9 - 8 - 8 - 8 - 7 ...).
  • Jornada intensiva de 7 horas diarias de lunes a viernes en verano, computando 35 horas semanales.
  • 4 festivos de empresa en semana santa o feria.
  • 4 festivos de empresa en navidades.

Pero nada más lejos de entablar una negociación seria entre las partes, lo que expresó el director del centro fue su negativa tajante a cualquier propuesta encaminada a reducir la jornada laboral aduciendo que es el mercado el que lo impide, argumento que nos recuerda lo que escribimos en un anterior comunicado y que sintetiza una vez más la posición de la empresa:

“A pesar de haber obtenido unos beneficios de 74,3 y 96 millones de euros en los últimos dos años, everis no está dispuesta a sentarse a negociar absolutamente nada que pudiera suponer ni siquiera una mínima redistribución de esos beneficios en favor de unas mejores condiciones para los trabajadores, mostrando de esa manera el más absoluto desprecio por nuestras condiciones de vida. Entretanto, continúan usando esos beneficios para seguir expandiendo sus negocios, como la inversión de $700 millones en innovación en la Región del Bío Bío (Chile), mientras aquí en nuestro país siguen contratando a programadores junior por un mísero salario de 10.500 euros brutos anuales”.

A partir de ese momento comenzó el pasteleo habitual de intercambio de impresiones entre la empresa y las secciones amarillas del comité. 

A los intentos de éstos de dulcificar un poco el plan de flexibilidad de la empresa, pidiendo que se fijaran unas normas mínimas que garantizaran el mantenimiento de la jornada elegida por el trabajador ante un cambio de proyecto, la contestación que recibieron por parte del director del centro fue que hay que asumir el riesgo de la misma forma que el teletrabajo y que la empresa no puede hacer una norma para todo. En concreto recalcó que nadie se vaya a creer que por acogerse al horario de 40 horas semanales automáticamente podrá hacer un turno de 7:00 a 15:00 porque ese horario está pensado para entrar a las 8:00 y salir a las 17:00

El resto de ideas que CCOO y Actúa ofrecieron a la empresa recibieron respuestas similares por parte del director del centro: que habría que elevarlo hacia arriba, que él no puede tomar esa decisión, etc. y siempre apostillando que personalmente ve difícil que la empresa las conceda, demostrándose así que en la estructura empresarial del grupo everis, el Centro de Sevilla no tiene autorización para determinar las políticas a aplicar y que quien corta el bacalao en los asuntos importantes está en los despachos de la Avenida de Manoteras de Madrid.

Antes de finalizar la reunión y para intentar mantener el engaño de que la empresa quería escuchar a los representantes legales de los trabajadores, el director del centro solicitó que el documento elaborado por CSC fuera remitido a la dirección de la empresa para ser estudiado, recalcando una vez más que la empresa no se planteaba en ningún momento reducir la jornada anual, ante lo que los miembros de CSC contestamos que lo trasladaremos al comité de empresa para que sea este órgano el que lo apruebe y envíe.

Respecto a la crónica de aquella farsa de reunión entre la empresa y el comité, nada más que añadir por nuestra parte, constatando que los trabajadores seguimos perdiendo derechos y que la única forma de conseguirlos es mediante la unidad, la organización y la lucha. Por eso es necesario fortalecer el sindicalismo de clase participando todos en CSC.

¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, AFÍLIATE A CSC!

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright © 2015 Sección Sindical de la CSC en everis Centers. Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger