miércoles, 15 de marzo de 2017

Proyecto EPO: basta ya de explotación

En el verano de 2016 se vivió una situación paradójica en este centro de trabajo. La dirección solicitó al comité de empresa la aprobación de un cambio de horario para el proyecto EPO, que permitiera realizar jornadas semanales de 43 horas en verano, alargando la jornada intensiva para poder alternar semanas de 43 con semanas de 35 horas. Dicho cambio horario fue aprobado en pleno del comité con los votos a favor de Actúa y de CCOO y los votos en contra de CSC.

Llama la atención que Actúa aprobara este cambio de horario después de leer una de las propuestas que presentaron a la plantilla sobre la jornada de verano:

"Todos los veranos la misma historia. Llega la jornada intensiva y algunos proyectos tienen que cumplir fechas y necesitan que se alargue la jornada a la tarde. Para esos casos propondremos a la empresa que haya un compromiso de que esas horas que sobrepasen las 35 horas semanales en época de jornada intensiva, sean consideradas HHEE y se paguen/compensen a 1,75. Acabemos con las incertidumbres y las diferencias entre proyectos."

Lejos de acabar con las incertidumbres y las diferencias entre proyectos, se acentúan en este caso en un proyecto como EPO.

La propuesta de la empresa, apoyada por Actúa y CCOO, argumentada en que las necesidades del cliente exigían trabajar por las tardes en verano, y que la alternativa planteada estaba pensada para que aun así los trabajadores pudieran disfrutar de jornada intensiva, acabó convirtiéndose en un esperpento, pues se obligó a muchos compañeros a trabajar las tardes que tenían jornada intensiva, computándolas como horas extraordinarias. Desde CSC llevamos al comité de empresa la propuesta de denunciar esta situación ante la plantilla, propuesta que fue aprobada, de nuevo con la oposición de Actúa.

La situación en el proyecto EPO, lejos de ser el horario de verano de 2016 un episodio pasajero, sigue siendo insostenible: horas extra como norma, incumpliendo el artículo 29.1.a del Convenio Colectivo, que dice: "Horas extraordinarias habituales. Supresión"; trabajo en fines de semana y festivos; imposibilidad de disfrutar de vacaciones y compensados en las fechas elegidas por los trabajadores, llegando algún responsable a alegar que la empresa puede fijar el 50% de las vacaciones, algo totalmente falso como puede verse claramente en los artículos sobre vacaciones del Estatuto de los Trabajadores y el Convenio.

Para este verano de 2017 ya tenemos sobre la mesa el mismo problema con la jornada intensiva, problema que la empresa no tiene ninguna intención de solucionar, problema que se acrecienta además por la falta de personal en este proyecto, que está infradimensionado, que aporta grandes beneficios económicos a los dueños de everis, y sufrimiento, estrés, explotación y miseria a los trabajadores.

La organización en el centro de trabajo es nuestra única herramienta verdaderamente útil. Estando organizados y unidos tenemos fuerza para cambiar esto. Ponte en contacto y colabora con nosotros para luchar por nuestros derechos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright © 2015 Sección Sindical de la CSC en everis Centers. Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger