miércoles, 16 de marzo de 2016

Resumen I Asamblea de Trabajadores de Everis Centers Sevilla

El jueves pasado celebramos la primera asamblea de trabajadores de everis Centers Sevilla, cuyo único punto del orden del día era la presentación del boceto de Plataforma de Negociación del I Convenio de Empresa (PNCE), que por mayoría en el comité se había acordado meses antes elaborar e impulsar para poder hacer efectivo un convenio propio en nuestro centro de trabajo, con el que conseguir un marco legal estable de mejoras sustanciales en nuestras condiciones laborales, que superen las recogidas en el XVI Convenio colectivo sectorial y garanticen su cumplimiento por parte de la empresa

A ella asistió una nutrida representación de la empresa, que repitió insistentemente el mantra de la sumisión al "libre mercado" y a la "realidad del sector en el que trabajamos, que es la que es, nos guste o no". Según ellos, los trabajadores perciben que las medidas contenidas en nuestra Plataforma "no representan la realidad", llegando al punto de exigirnos realizar un "ejercicio de responsabilidad" pues "no tenemos en cuenta las consecuencias que podrían provocar". Se nos dice también que "nadie se ha puesto a evaluar el impacto" de una de las propuestas del bloque de categorías profesionales de la PNCE. Por ejemplo, en la que proponemos un salario de entrada de 18.000 € brutos anuales. Este chantaje apocalíptico de que la empresa no podría soportar el aumento de los costes laborales derivado de nuestras medidas es algo habitual en el discurso de los empresarios y sus portavoces. Y entendemos que hacen lo que tienen que hacer, pues su afán no es otro que exprimirnos al máximo, como bien se demostró en la última y ostentosa reunión general presentada por los socios corporativos, en donde el responsable del área de People (eufemismo de Recursos Humanos, uno más en la jerga de everis), manifestó su preocupación por el grado de insatisfacción general que arrojó la última encuesta de Participa (ahora One Voice) sobre clima laboral. A continuación nos informó de la creación de varios foros para solucionar el malestar de la plantilla, "siempre que fuera factible, y lo que no, pues no". Queda claro que aspectos como una parrilla salarial digna u horarios laborales que nos permitan satisfacer nuestras necesidades vitales y sociales están por completo fuera de los límites marcados por la empresa.

Respecto a las declaraciones de la Plataforma Actúa, vimos que tanto que han estado despotricando todo este tiempo de las organizaciones sindicales, resulta que ahora nos vienen a decir que esto de la PNCE no tiene sentido alguno, puesto que nuestra empresa está acogida al convenio del sector TIC (un convenio plagado de ambigüedades y escasos derechos),añadiendo que está en proceso de negociación entre la patronal y los sindicatos más representativos y que, por tanto, son estos "los que se tienen que poner de acuerdo en dicha negociación". Sobre este punto, en primer lugar debemos aclarar que es simplemente falso que patronal y sindicatos estén negociando en estos momentos el convenio sectorial; más al contrario, se encuentra en un punto muerto absoluto por ambas partes negociadoras, tal y como reconocía la dirección de CCOO en octubre de 2015. En segundo lugar, se evidencia el desprecio que estos "representantes de los trabajadores" rezuman hacia la capacidad que tenemos los trabajadores de analizar, estudiar y decidir colectivamente acerca de nuestro propio modelo laboral. Resulta obvio que para estos señores el "talento" sólo es útil cuando se trata de proporcionar suculentos beneficios a la empresa pero un absoluto sinsentido cuando ese talento se destina a defender los derechos laborales. Por tanto, si los miembros de la Plataforma Actúa que forman parte del comité de empresa piensan que son los sindicatos más representativos los que se deben encargar de negociar sobre nuestras condiciones laborales, ¿cuál es el papel que ellos tienen en el comité? ¿para qué se presentan a las elecciones sindicales? A tenor de su trayectoria, la respuesta es que su misión es la de generar confusión, adulterar y bloquear el órgano unitario de representación y defensa de los intereses de los trabajadores. Por tanto, lo más sensato y honesto por su parte sería que se marcharan y nos dejaran velar y avanzar en los derechos de los trabajadores a los que sí tenemos el empeño de hacerlo que, no  por casualidad, contamos con el aval de más del 56% de la plantilla como se demostró en las elecciones del 10 de junio pasado.

Desde la sección sindical de la Coordinadora Sindical de Clase y como miembros del comité de empresa que impulsamos la PNCE en el seno del mismo, hacemos una valoración de la asamblea completamente distinta a la versión ofrecida anteriormente. Se trataba, cómo decíamos al principio, de la primera vez que se convocaba una asamblea de trabajadores, no ya en Sevilla, sino en todo el grupo everis. Y se trataba de presentar también por primera vez el borrador de la PNCE, en qué consiste, por qué la creemos necesaria y por qué queremos llevarla ante la empresa. Sin embargo, allí pudimos oír por enésima vez el discurso del miedo proveniente del mundo empresarial, que gota a gota pretende calar y minar nuestras consciencias para terminar sumiéndonos en un estado de hastío y desgana, alejándonos de la toma de participación, lugar que ocupan hábilmente los oportunistas y los voceros de la empresa para arremeter contra nuestros derechos con impunidad. Fue justo eso lo que ocurrió el día 11, incluso reconociendo que "ojalá disfrutáramos" de todas las medidas recogidas en la PNCE, aunque acto seguido rindieran pleitesía a la lógica empresarial. 

En resumen, el objetivo de unos y otros consiste en boicotear, desde dentro y desde fuera, la PNCE. Pero los trabajadores debemos saber que si no luchamos por ella, estaremos dejando al libre mercado los designios de nuestro presente y futuro, es decir, estaremos cavando nuestra propia fosa en materia laboral. Y no nos inventamos nada. De nuevo encontramos en prensa una noticia aparecida en los medios de comunicación el mismo día de la asamblea que se titulaba "¿Estás dispuesto a trabajar más horas por menos? Lo pide la CEOE" donde se explicaba que "Los empresarios quieren negociar con los sindicatos una flexibilidad total en la utilización de las horas extraordinarias durante la jornada laboral y una rebaja de sus costes. En definitiva, que los trabajadores puedan hacer más horas y más baratas para las empresas.". Compañeros, es esto lo que nos espera, más pronto que tarde, si no nos movilizamos.


Es necesario, pues, dar pasos en el sentido contrario al camino por el que nos han llevado hasta ahora desde las altas esferas del mundo empresarial. Frente a la estrategia del "divide y vencerás", que con tanto acierto ha aplicado la empresa hasta ahora, nosotros debemos unirnos para vencer, incentivando la implicación de todos los compañeros, haciendo visibles los problemas comunes que padecemos diaria pero soterradamente los trabajadores y buscando un mecanismo para solucionarlos: eso es la Plataforma de Negociación del Convenio de Empresa. Pero somos francos con todos vosotros y conscientes de que, frente a la hegemonía de la doctrina empresarial, la ausencia de un referente organizativo firme y decidido hará imposible la movilización necesaria para que la PNCE tome fuerza. Por tanto, el tándem comité - trabajadores, así como el vínculo con nuestra sección sindical, deben estrecharse al máximo si queremos ver realizadas unas aspiraciones que nosotros consideramos legítimas y por supuesto factibles, pero sólo si nos unimos y avanzamos con paso firme. De todos nosotros depende. Desde CSC seguiremos adelante con la PNCE.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright © 2015 Sección Sindical de la CSC en everis Centers. Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger